Sin pólvora todo es más difícil

    Cargando reproductor ...
22/09/2019

La UD Las Palmas es víctima de sus virtudes y sus carencias. Compite y no desiste en su idea, pero las ausencias en ataque condicionan los resultados. El bloque de Pepe Mel no pudo obtener su segunda victoria seguida ante un favorito Girona, que no atraviesa por su mejor momento, pero que cuenta con Stuani para decidir. Lo hizo desde el punto de penalti tras una mano dudosa señalada a Álvaro Lemos.

Pundonor, esfuerzo, solidez y juego, pero la Unión Deportiva Las Palmas no gana porque carece de pólvora para dinamitar los compromisos. Se muestra sólida y luce una propuesta que compite los duelos, pero ayer cayó en su visita al Girona merced a un gol de penalti del delantero internacional uruguayo Cristhian Stuani tras una mano dudosa de Álvaro Lemos (1-0). Lo hizo de forma digna, eso es indudable, pero que no es suficiente para alimentar la esperanza.

Era la hora de Jonathan Viera. Disponible y con galones desde el primer instante para Pepe Mel. Su incursión en el equipo inicial marcó el duelo entre dos combinados con el denominador común del buen gusto por el esférico. El control del juego se antojaba decisivo en el exigente Montilivi, donde la UD Las Palmas recibió seis goles en su última visita en Primera División.

Marc Gual y Stuani, las referencias ofensivas de Juan Caros Unzué, y el espigado Gumbau ya habían avisado sobre el arco defendido por Josep Martínez con apenas cuatro minutos de juego transcurridos. Sin peligro aparente, pero con la intención de mandar de un Girona con dudas y con un técnico pitado por la grada tras dos derrotas seguidas.

El bloque gerundense se imponía en la batalla física y de clarividencia para ejecutar, pero, en el minuto seis, un error del lateral derecho local Maffeo propició que el capitán amarillo De la Bella profundizara por el carril izquierdo para poner un centro que Jonathan Viera no pudo rematar con limpieza para firmar un regreso soñado.

Fabio, Pedri, De Galarreta y Viera no lograban multiplicar su irrupción en la zona de creación y Mauricio Lemos asumía el protagonismo a la hora de generar, pero sin acierto. El Girona pretendía imponer su ley y, de nuevo a los diez minutos de juego, Stuani, un azote constante para Mantovani y su compatriota Mauricio Lemos, acarició el gol tras una jugada personal de Jozabed por el carril de Álvaro Lemos.

Sin pólvora todo es más difícil
La endeblez de Srnic.

Respondió el interior serbio Srnic con un disparo lejano a las 14 minutos, pero, como la mayoría de sus acciones, sin inquietar a Juan Carlos. El jugador balcánico tuvo otra ocasión para explotar su banda después de un excelente movimiento de Juanjo Narváez, pero la acción murió en sus pies. Nueve minutos después el omnipresente Srnic repitió lanzamiento para poner a prueba a Juan Carlos tras una asistencia con el exterior de Viera, pero tampoco pudo adelantar al representativo en un Montilivi que se desesperaba con los suyos. Las urgencias por volver a la élite del fútbol español, conocidas de sobra en la isla, aprietan y mucho en Girona.

Viera, castigado por la falta de ritmo, el intenso calor -28 grados- y el capitán granota Granell, emergía a cuenta gotas para poner la fantasía y el criterio. Buscó a Pedri desde el saque inicial, pero vino a conectar con la perla tinerfeña en el minuto 27. Entre ambos fabricaron dos toques de clase para habilitar a Narváez, si bien el colombiano no supo resolver y su disparo impacto en un defensa. Crecía la UD en un ambiente de desquicie generalizado. Y dos minutos después, en el 29, Álvaro Lemos en su primera incursión por el agujero que dejaba Aday Benítez encontró la cabeza de Narváez, pero este evidenció que, aunque ayuda ante las bajas de Rubén Castro y Sergio Araujo, no es un matador del área.

Los pupilos de Mel frenaron el arreón local y subieron líneas para que el balón pisara más la zona visitante. Consiguieron su cometido, pero sin dar el golpe sobre la mesa para llegar con ventaja al descanso y prolongar su estado de optimismo y ganador tras estrenarse ante el Sporting en la pasada fecha liguera. La zona de máquinas y Narváez dormían el compromiso y se adueñaban del esférico, imponiendo el ritmo que más convenía a la UD. Sin embargo, no se materializaba en profundidad ni en ocasiones para desnivelar el electrónico. Por lesión, Moffeo dejó su puesto a Mojica poco antes de concluir los primeros 45 minutos y, como colofón hasta el 47, Srnic dispuso de la última para Las Palmas, pero careció de recursos para dinamitar el choque. Empate a nada en Montilivi, que ya es algo en el feudo de un candidato al ascenso, sin pólvora y sin sangría en defensa.

Tras el paso por los vestuarios, el Girona salió enchufado como en el arranque del partido, pisando el acelerador para coger a la UD sin reacción. En la primera acometida, Fabio derribo a Gumbau al borde del área y el colombiano Johan Mojica ejecutó con maestría un lanzamiento que rozó el poste izquierdo de Josep Martínez.

Sin pólvora todo es más difícil
Otro duelo sin Viera.

Drole, quien había intensificado su entrada al campo durante el descanso, pero que finalmente no entró, sí lo hizo con apenas seis minutos transcurridos como recambio de Jonathan Viera. El mago isleño se retiró reventado en un debut de máxima exigencia. Poco queda ya por descubrir de su juego y talento, pero exhibió que no vino para guardarse nada en la recámara.

La entrada de extremo costamarfileño posibilitó que Pedri, el flamante internacional sub-17 y que se convirtió en el goleador más joven en la historia de la UD tras marcar ante el Sporting, abandonara la banda para ocupar la posición de enganche y tener más frescura para hacer daño. Drole, De la Bella y Narváez participaron en la primera amarilla, que finalizó el africano con un disparo que salió desviado. Al igual que en el guion del primer acto, la UD creció con el paso de los minutos y Pedri pisó el área gerundense ante cuatro adversarios para sacar un córner sin consecuencias. Declaración de intenciones, pero sin pólvora todo es más complicado.

El Girona ganó enteros con la salida de Granell y la entrada de Samu Saiz, y en una de esas embestidas Álvaro Lemos cortó con la mano -en su intento de quitarla- un centro de Marc Gual y Muñiz Ruiz no dudó -ratificado por el VAR con la nueva norma- en señalar una pena máxima que Stuani no perdonó. El uruguayo fusiló a Josep para convertir su quinto tanto esta temporada y llevar el delirio a un crítico Montilivi. Se desató el plantel catalán y Mojica superó a Álvaro Lemos para poner un centro que Mauricio Lemos envió a córner.

La salida de Viera empeoró a Las Palmas, que careció de recursos para imponerse, y Alcalá desaprovechó un juego peligroso señalado a Mauricio Lemos en área propia para poner en órbita a un Girona que comenzaba a justificar su empaque. Mel buscó alternativas con la aparición de Fernández por Srnic en el minuto 70 y de la torre Pekhart por Pedri en el 75 para despertar del letargo a su equipo.

Pero lejos de agitar el partido, el Girona proseguía su acoso y derribo, y Gual, en claro fuera de juego, pero que hubo que esperar a que se dilucidara la jugada y el VAR lo ratificara, superó a Josep Martínez, aunque no subió al marcador. Restaban diez minutos para la conclusión de la batalla en Montilivi y la UD se resistió a bajar los brazos. De la Bella a punto estuvo de conectar con Pekhart y Álvaro Lemos puso a prueba los reflejos de Juan Carlos, al igual que Narváez remató en semifallo un centro del jugador gallego. Inquietas, pero no resuelves, la misión se convierte en imposible sin argumentos ofensivos.

El factor Saiz.

El canterano del Real Madrid revolucionó el compromiso y dio un punto más de velocidad al Girona. Su centro por la banda izquierda encontró la cabeza de Stuani, quien se mantuvo en el aire para rematar y no superar a Josep, como también sucedió al borde del 90 con Gual. El portero valenciano mantuvo a su equipo y, casi cuando se entraba en el descuento, Drole soltó un latigazo que obligó a Juan Carlos a emplearse a fondo. Las Palmas se encomendó al costamarfileño en la búsqueda de oxígeno, pero sin acierto. La pólvora está muy mojada en esta UD, que, si bien propone y no desiste, no obtiene resultados.

  • 1

    ¿Cree que la UD Las Palmas volverá a ganar tras el regreso de Pedri?

    Si
    No
    Ns / Nc
    Votar Ver Resultados