Ruiz de Galarreta gana enteros para ser la brújula en el centro del campo

25/07/2018

Toni Otero calibra el punto de mira y busca cerebro para sala de máquinas. Sus buenas relaciones con el FC Barcelona, donde trabajó como ojeador, podrían ayudar con su fichaje

Manolo Jiménez pidió una brújula y Toni Otero, secretario técnico de la UD, sigue trabajando en ello. Con la incorporación de David Timor cerrada, a falta de hacerla oficial, el gestor gallego peina el mercado para encontrar el cerebro. Y uno de los jugadores que más gustan en la zona noble del Gran Canaria es Íñigo Ruiz de Galarreta.

El futbolista, formado en la cantera del Athletic Club, milita en el filial del FC Barcelona, recientemente descendido a Segunda División B y busca acomodo al jugador guipuzcoano. El centrocampista no contempla la opción de competir en la categoría de bronce del fútbol español.

Uno de los principales escollos de la Unión Deportiva para hacerse con sus servicios es el cartel del propio de Galarreta. Son muchos los equipos que han tocado en la puerta del Barça para preguntar por el medio. A sus 24 años atesora ya bastante experiencia en Segunda División, ya que ha jugado en el Mirandés, Zaragoza, Leganés, Numancia y en el propio filial blaugrana. No le faltan novias al vasco debido a su calidad con el balón en los pies. Pero, a favor de Las Palmas, las relaciones de Toni Otero con el club catalán. El nuevo gestor de la Unión Deportiva fue ojeador para el FC Barcelona y eso podría ser crucial para que de Galarreta acabase portando la elástica amarilla. Gusta mucho a Manolo Jiménez y así se lo ha hecho saber el preparador andaluz a Otero. Además, el técnico solo cuenta con dos jugadores en esa posición (Javi Castellano y Vicente).

La UD se ha reforzado mucho durante el mercado veraniego pero, de momento, no ha llegado ningún futbolista para una sala de máquinas pobre y sin fútbol desde el adiós del teldense Roque Mesa al Swansea City. Es una posición marcada en rojo en la libreta de Otero y sabe que acertar con el creador de juego es clave para conseguir el objetivo del ascenso a Primera División. Tiene contrato en vigor con el Barcelona, pero el club busca una salida en forma de cesión. Además, el ambicioso proyecto de Las Palmas, como reconoció ayer Rafa Mir en su presentación, atrae mucho a los indecisos.

Se barajan más opciones

El hipotético fichaje de Ruiz de Galarreta no resta a la Unión Deportiva el interés por hacerse con los servicios del centrocampista tinerfeño Maikel Mesa. El jugador, con contrato en vigor con el Nástic de Tarragona quiere vestirse de amarillo y Las Palmas no renuncia a seducir al conjunto catalán. Timor, de Galarreta y Maikel Mesa podrían mezclar, puesto que son centrocampistas de distintos cortes.