Borrar
Directo Directo |Pedro Sánchez recibe a los campeones de la Eurocopa tras estar con el Rey
Araujo controla el esférico ante Sergio Simón en el transcurso de la sesión de entrenamiento de ayer. UD LAS PALMAS
Retener a Araujo se convierte en una cuestión capital para no alterar la naturaleza del proyecto

Retener a Araujo se convierte en una cuestión capital para no alterar la naturaleza del proyecto

En la UD entienden que no hay recambios para el argentino dentro de las posibilidades económicas y Pepe Mel ni se plantea poder perderlo

IGNACIO S. ACEDO

Las Palmas de Gran Canaria

Viernes, 9 de julio 2021, 02:00

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Retener a Araujo se ha convertido en una cuestión capital para la UD, consciente de que los cantos de sirena que llegan del AEK para su traspaso están muy lejos de satisfacer sus pretensiones económicas y, como daño colateral, dejaría a la delantera sin su pieza maestra más la imposibilidad de encontrar un recambio de garantías. El millón y medio de euros que ofertan desde Grecia, siendo una cifra muy inferior al precio de mercado dado al argentino, sí supone una tentación dado el momento económico de restricciones que se vive a cuenta de la pandemia y la caída sustancial de ingresos.

Se añadiría, además, el ahorro de los dos millones de euros que le quedan por percibir al atacante hasta 2023, año en el que finaliza su actual contrato después de la renovación firmada en junio de 2018. Pero Miguel Ángel Ramírez quiere que la entidad tenga una posición de fuerza y sea consecuente en la confección de un proyecto ganador y que busca para la próxima temporada un salto cualitativo en sus aspiraciones, en las que, abiertamente, todos asumen el desafío de estar en la parte alta de la tabla y pelear por el salto de categoría. No entra en los planes de Ramírez malvender a un futbolista al que Pepe Mel considera fundamental y, por si fuera poco, el propio implicado también está por la labor de quedarse y renunciaría a parte de su ficha con tal de no moverse.

LAS CLAVES

  • El jugador quiere quedarse Y está dispuesto a dar facilidades, aunque sea rebajando su sueldo, para seguir aquí.

  • Contrato hasta 2023 Tras la última renovación firmada en 2018 y a razón de una cifra que ronda el millón de euros anual.

  • La oferta del AEK, muy baja En la UD consideran que el millón y medio de euros que ofertan por su pase es insuficiente.

  • Sintonía club-futbolista Ramírez ha hablado personalmente con Araujo y también quiere que se quede.

A diferencia de otros veranos, el Chino está centrado en la UD y no se plantea un cambio de aires. «Tengo revancha por jugar con la UD en Primera División otra vez. Es la ilusión mía con mi equipo. Me quedan dos años más de contrato. Estoy encantado de estar aquí, muy cómodo. Quedarme en Las Palmas será muy importante para mí», aseguró en el tramo final de la campaña pasada, toda una declaración de intenciones que cobra relevancia en estos momentos. Un planteamiento que no ha variado un ápice como así se lo ha trasladado a Miguel Ángel Ramírez en las últimas horas y a propósito de las noticias que llegaban de Atenas, donde daban por hecho su regreso al AEK, en el que ya estuvo cedido en dos etapas anteriores (2017 y 2020) y rindió a gran nivel, con el broche de un campeonato liguero, si bien allí desecharon la opción de compra incluida en el último préstamo, algo de lo que se han arrepentido a la vista de las circunstancias. Su gesto, el de enraizar definitivamente en Las Palmas aunque perjudique su bolsillo, ha sido celebrado en la dirigencia, aliviada por su lección de compromiso, y lo consideran casi definitivo para dar carpetazo a un asunto del que ni quieren oír hablar en el cuerpo técnico.

Al margen de especulaciones y sintiéndose querido y valorado en la UD, el ariete sudamericano sigue desarrollando los entrenamientos de pretemporada a las órdenes de Mel. Durante las vacaciones dejó ver en sus redes sociales imágenes en el gimnasio o ejercitándose en las dunas de Maspalomas en lo que fueron testimonios gráficos bien ilustrativos con vistas a una campaña en la que se ha propuesto el ascenso a la máxima categoría con la UD. Está predicando con el ejemplo desde el primer minuto y asumiendo, de buen grado, uno de los roles más destacados en el vestuario por veteranía, experiencia y prestancia.

Esa actitud ambiciosa y sacrificada la mantiene ahora ya en trabajo comunitario con el resto de los compañeros. Y no parece dispuesto a que le distraigan con asuntos relacionados con su futuro. Un futuro que, como se ha encargado de decir y de repetir, lo tiene bien claro y en Gran Canaria.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios