Tino Luis Cabrera / canarias7

La rescisión del contrato de Tino Luis ya está en marcha

Al actual secretario técnico de la UD Las Palmas le resta un año más de contrato. Su relación con Luis Helguera es nula. La decisión ya está tomada

PEDRO GARCÍA Las Palmas de Gran Canaria

La UD Las Palmas ya ha tomado la decisión de prescindir de los servicios de Tino Luis Cabrera, y es cuestión de tiempo que el club haga oficial la ruptura. Le resta un año más de contrato, pero desde la planta alta ya se han dado las indicaciones oportunas a la dirección general del club para que trace los parámetros económicos del despido de una relación profesional que no ha dado el resultado esperado con el calificativo de decepción.

Tras seis temporadas en el Real Betis Balompié desempeñando la función de analista en la dirección deportiva, además de ocupar el cargo de asistente del primer entrenador junto a Alexis Trujillo en una etapa de transición de la entidad bética, fue repescado por la UDLas Palmas 16 años después de su marcha tras el proceso concursal y presentado el 21 de julio de 2020 como apuesta personal del presidente Miguel Ángel Ramírez, y de Luis Helguera, director deportivo, para formar parte de un equipo de trabajo con un modelo que pretendía mejorar y modernizar el departamento.

Hasta su destitución hace menos de un mes como entrenador del segundo equipo, debido a los malos resultados -su cambio no por Yoni Oujo no evitó el descenso de categoría- estuvo desempeñando las funciones de secretario técnico, aunque sin jerarquía para tomar decisiones.

Sus ganas de ser entrenador del primer equipo propiciaron un distanciamiento notable con Luis Helguera. Unas reuniones a espaldas de este con jugadores y técnicos del club pusieron fecha de caducidad a su estancia en la UDLas Palmas. El pasado verano ni siquiera estuvo en la pretemporada del equipo que se llevó a cabo en Marbella cuando sí se personaron en tierras andaluzas todos los miembros de la dirección deportiva, incluyendo a Juanito Rodríguez y Branko Milovanovic, asesores del presidente.

Hubo reuniones continuas sobre altas y bajas en plena ebullición de la confección del nuevo plantel, pero la figura de Tino Luis había perdido galones y nada se le consultaba. Es más, su relación con el extécnico Pepe Mel también era muy distante, ya que su currículum apareció en la mesa del despacho de Helguera junto a otros futuros candidatos al banquillo, algo que sorprendió a muchos.

En el plantel había jugadores de peso que veían con buenos ojos que Tino Luis cogiera los mandos del equipo, pero nunca se vio respaldado por sus superiores. Es más, su nombre sonó con fuerza para remplazar a Mel tras la derrota 0-1 frente al Éibar. Sin embargo, el parón navideño y el inminente partido con el Tenerife fue clave para que el club se pensara con detenimiento qué decisión era la mejor. Con Tino Luis relegado al filial llegó el cambio de Mel por Pimienta. Ahora su futuro es incierto, pero las puertas para volver a la casa verdiblanca están entreabiertas.