Borrar
Zverev supera a un combativo Nadal
García Pimienta, durante un entrenamiento con la UD. UD Las Palmas
UD y Pimienta, hacia una ruptura que parece inevitable

UD y Pimienta, hacia una ruptura que parece inevitable

Fútbol ·

En el club intuyen que el técnico ya ha decidido irse y no dramatizan ante las posibilidades de armar un nuevo proyecto que ilusione

Ignacio S. Acedo

Las Palmas de Gran Canaria

Martes, 23 de abril 2024, 14:08

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El pulso interno que se vive en la UD sobre la continuidad o no de García Pimienta en el banquillo, y que condiciona gran parte de las decisiones estratégicas para la temporada 2024-25, podría estar definiéndose en los últimos días y con una clara inclinación a que las partes van a separar sus caminos. El técnico tiene contrato firmado hasta 2025 pero, al igual que el club, dispone de una cláusula liberatoria de su vínculo sin penalización alguna. Esa vía de escape se estableció el pasado mes de octubre, cuando se anunció su renovación, y ahora cobra una importancia capital por el desarrollo de los acontecimientos.

Pimienta nunca ha sido concluyente a la hora de asegurar que iba a cumplir el año que le queda y ha despertado el interés de clubes que, en términos económicos, no tendrían problema en mejorarle sus condiciones. Estima, además, que su ciclo aquí podría estar ya culminado, con ascenso a Primera y salvación en la categoría en poco más de dos años, y que ya estaría en el momento de abordar otros retos con la huella exitosa que dejaría.

Presidente y entrenador mantienen una vía de comunicación fluida y en la que impera el respeto mutuo. En las conversaciones que han tenido últimamente al respecto se han evidenciado las dudas de Pimienta, quien estaría al tanto, incluso, de las gestiones de Luis Helguera para buscar entrenador.

En la UD tampoco gusta que el preparador catalán estire de esta manera un interrogante que mantiene en vilo a jugadores y afición, si bien insisten en que, entendiendo la elección que tome, no habrá problema alguno en armar un nuevo proyecto en Primera que ilusione y con garantías de permanencia.

La intuición de Ramírez y de Helguera es que Pimienta ya ha decidido irse. Cuando la permanencia sea matemática, extremo que podría darse dentro de dos jornadas (a falta de 18 puntos por disputar la distancia con el descenso es de 12), se producirá la cumbre definitiva entre las partes de la que saldrá la posición final y la oficialidad al respecto.

Pero el desgaste que está produciendo el tramo reciente del calendario, con cinco derrotas consecutivas y hasta ocho jornadas seguidas sin ganar, así como el planteamiento del propio entrenador de asumir otros desafíos ya dan forma a lo que pinta a salida inevitable.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios