Mel da indicaciones a sus jugadores durante una sesión de entrenamiento en Barranco Seco. / COBER SERVISIOS AUDIOVISUALES

Mel ya tiene once para el debut liguero de la UD ante el Valladolid: la duda, el sistema

Con diez jugadores fijos, si opta por un 4-3-3 entraría Maikel Mesa en el centro del campo, mientras que con tres centrales jugaría Curbelo

IGNACIO S. ACEDO Las Palmas de Gran Canaria

Pepe Mel ya tiene once para el debut liguero del próximo domingo, a partir de las 21.00 horas, ante el Valladolid en el Gran Canaria. Tras un mes de pretemporada, con ocho amistosos completados y todavía una semana de trabajo para ultimar preparativos, el técnico únicamente maneja la duda del esquema que utilizará en el estreno. Ya es sabida su intención de alternar un dibujo con tres centrales y carrileros abiertos para una disposición 5-4-1 con el tradicional 4-4-2. «Tenemos que dominar los dos sistemas», ha recalcado en las últimas semanas a modo de intención para los meses de competición que aguardan . Claro que también ha tomado cuerpo un 4-3-3 para favorecer la contención y la posesión del balón, añadiendo el blindaje extra del francés Loiodice por delante de la defensa, lo que liberaría a Sergio Ruiz y le permitiría mayor vuelo. Falta por determinar qué circunstancias van a determinar el reparto táctico de los futbolistas, aunque lo más probable es que esa elección venga condicionada por las características del adversario y, también, por la propia disponibilidad de efectivos o el momento de confianza que viva el equipo, expuesto, como todos, a fases más o menos acertadas, en dependencia con las coyunturas del calendario y rendimiento.

Con todo, y pizarra al margen, Mel ha definido un grupo de jugadores que parte por delante del resto atendiendo al minutaje que han disfrutado en los ensayos y a las prácticas realizadas durante las sesiones preparatorias. Hay algunos nombres, entre esos predilectos, supeditados a distintas situaciones físicas, casos de Jesé o Sergio Ruiz y a consecuencia ambos del coronavirus, o Sadiku y Mfulu, incorporados recientemente y que todavía necesitan un tiempo extra para estar en plenitud. Pero, salvo contratiempo inesperado, ninguno tendrá impedimento para entrar en la convocatoria si así lo estima el cuerpo técnico, eso sí, con la rémora física que arrastran y que les impide estar en estas fechas en su condición deseada, lo que, a corto plazo, les resta opciones respecto al resto, con más ritmo en las piernas y automatizadas las consignas de Mel.

Así, de decantarse por una defensa con tres centrales, considerando siempre a Raúl bajo palos, en teoría por delante de Valles, y con Lemos y Benito como carrileros fijos, Navas, Curbelo y Ferigra integrarían el eje de la retaguardia, con Loiodice por delante, bandas para Pejiño (derecha) y Peñaranda (izquierda), enganche para Sergio Ruiz y Jesé como referencia arriba.

Si, en cambio, Mel opta por el 4-3-3, en el que ha incidido últimamente, ganaría una pieza más en el centro del campo, Maikel Mesa, sacrificando atrás a Eric Curbelo, lo que descolgaría a Jesé como atacante, escoltado por volantes incisivos.

Lo que parece fuera de debate es que Raúl, Lemos, Benito, Navas, Ferigra, Sergio Ruiz, Loiodoce, Pejiño, Peñaranda y Jesé integran el núcleo duro para el partido que abre el telón del campeonato 2021-22 y que hay habilitada una permuta en virtud del esquema.

Temas

Jesé, Raúl