El joven Alberto Moleiro caracolea en la Ciudad Deportiva de Barranco Seco ante Óscar Pinchi. / COBER

Los minutos de Alberto Moleiro piden a gritos su vuelta a la titularidad

Revulsivo vital en Oviedo y refresco de oro en Málaga, donde volvió a exhibir calidad y verticalidad, se gana un sitio en el once de Mel

Kevin Fontecha
KEVIN FONTECHA Las Palmas de Gran Canaria

En el radar de los grandes de Europa y una de las joyas de la cantera amarilla, Alberto Moleiro no pasa desapercibido para nadie. Su buen hacer cada vez que se enfunda la elástica de la UD, donde exhibe calidad, desparpajo y verticalidad no engañan. Sin ir más lejos, desde que saltó al campo en La Rosaleda, como ya hiciera también en el Carlos Tartiere, vital en el empate de Kirian al servile una asitencia letal, fue de los jugadores más destacados. Por la izquierda, pero siempre tirando diagonales de vértigo y velocidad hacia adentro, el tinerfeño pide a gritos su vuelta a la titularidad.

Hasta el momento, Moleiro acumula 637 minutos en lo que va de competición regular, disputando un total de 13 encuentros de los 17 que se han jugado. Su travesía por las inferiores de la selección española han propiciado que no pudiera estar en varios compromisos de Segunda División. Con la Rojita, por cierto, vio portería y también ofreció rendimiento brillante. Con Las Palmas lleva un gol, contra el Ibiza, y también una asistencia, la que le regaló a Kirian para poner el empate en el Carlos Tartiere ante el Real Oviedo.

Ahora, con el Leganés en la diana y la necesidad de revertir la dinámica de resultados, Mel podría hacer algún movimiento en su once, en busca de la victoria que no se logra desde hace cuatro jornadas. Y todas las quinielas, por méritos propios, todo sea dicho, apuntan a Alberto Moleiro y también a Benito Ramírez, casado con el gol y que igualó el choque en Málaga. Por contra, los que podrían caerse de la alineación inicial serían Kirian Rodríguez y Óscar Clemente, todavía sin justificarse y que el otro día marró una ocasión clamorosa estampándola ante el palo.

Protagonista en los Golsmedia

Los dos jugadores amarillos, Alberto Moleiro y Andy Villar, recibieron el premio a mejor centrocampista y mejor delantero y jugador respectivamente en la categoría Juvenil División de Honor, en los premios Golsmedia celebrados ayer en Madrid.

El Juvenil División de Honor de la UD Las Palmas destacó en la primera edición de los premios Golsmedia, celebrado en el salón de actos Luis Aragonés de la sede de la RFEF en la Ciudad del fútbol de Las Rozas (Madrid), que premia a futbolistas y entrenadores no profesionales y al fútbol femenino en España. Representando a la entidad amarilla, y en este caso al Juvenil DH, estuvo presente Roberto Arocha, coordinador de Captación del departamento de Formación y Captación del club. En el caso de Alberto Moleiro, ahora compitiendo con el primer equipo de la UD Las Palmas, no pudo estar en la gala por sus compromisos profesionales, fue premiado como mejor centrocampista.

Ale García, el gran olvidado

En la otra cara de la moneda se encuentra el otro juvenil llamado a marcar las diferencias en un futuro inmediato de la UD, Ale García, que apenas ha entreado en juego en los últimos encuentros y que, cuando lo ha hecho, no ha podido lucir como en la pretemporada en Marbella. El extremo solo ha jugado cuatro partidos, todos ellos entrando desde el banquillo. Solo suma 51 minutos en total y, siendo una de las perlas de la cantera, en el club hay cierto disgusto.