Enzo Loiodice, en un encuentro con el Dijon francés. / C7

Loiodice ya es una realidad

El francés se convierte en el segundo fichaje de la UD en lo que va de verano y llegará para fortalecer la sala de máquinas de Pepe Mel

Kevin Fontecha
KEVIN FONTECHA Las Palmas de Gran Canaria

Al fin Enzo Loiodice. El centrocampista francés ya es amarillo, tal y como se ha hecho oficial este martes. Ficha para coger el testigo que deja Ruiz de Galarreta en el centro del campo y multiplica así las variantes de Pepe Mel. El futbolista podría llegar hoy mismo a Gran Canaria. Se ha dilatando un poco en el tiempo, pues la idea de la Unión Deportiva era darle oficialidad a su incorporación el viernes pasado, pero el papeleo retrasó un poco un anunicio que se ha hecho esta mañana. Con todo, el jugador galo, de 19 años de edad (27/11/2000), se convierte así en el segundo fichaje de Las Palmas, tras el del lateral Ale Díez. Firma tres temporadas. Llega procedente del Dijon francés, con quien se compartirán los derechos federativos del centrocampista al 50%, es decir que el club galo recibirá la mitad del dinero en una posible venta a un tercero.

En Francia, los que le han visto de cerca, le definen como un chico con una clase descomunal, capacitado para crecer a pasos agigantados si le dan las oportunidades y los minutos necesarios para ello. Luis Helguera, director deportivo del club, y Tino Luis Cabrera, secretario técnico, tuvieron que competir con varios conjuntos muy interesados en sus servicios. Los gestores amarillos se movieron bien y se anticiparon a rivales en el mercado. Había que amarrar la ansiada brújula que quería Mel y con el francés ya tiene a ese creador de fútbol que exigía el madrileño. Pugnará por un puesto con Fabio González y Kirian Rodríguez, pues Javi Castellano, de momento, parece que será el ancla del equipo grancanario y dará el equilibrio al fútbol insular.

Clemente también está cerca

El siguiente será, salvo giro radical de acontecimientos, el mediapunta tinerfeño Óscar Clemente. El futbolista isleño, que tiene contrato hasta 2022 con el Atlético de Madrid, es un movimiento complejo y que requiere mucha paciencia. Joven promesa colchonera, esta campaña anotó un total de 10 goles en los 27 encuentros que disputó con el filial del Atleti en la categoría de bronce del fútbol español. Como Loiodice, vendría a Las Palmas en copropiedad, pero en principio la UD tendría que pagar por él en caso de ascenso a Primera División. También firmaría tres años y sería una opción para el ataque de Mel. Es un llegador nato, que se mueve bien por las inmediaciones del área y gracias a su visión de juego también puede dejarse caer a los costados. En esa zona, el técnico madrileño tiene a Kirian y a Maikel Mesa, pero perdió a Pedri, ya en el Barça.

Narváez, el deseado

Tino Luis sigue en conversaciones con el Real Betis, donde estaba hasta hace menos de un mes, para intentar ejecutar la vuelta de Juanjo Narváez a la UD, pues es uno de los deseos de Mel de cara a la temporada que empezará en septiembre. En Gran Canaria fue feliz, como ya ha dicho el colombiano públicamente, y le resta un año de contrato con el club andaluz. De momento habrá que esperar por el delantero.

Pendientes de Rivera

Tiene los dos ojos la dirección deportiva en la final del playoff de ascenso a Primera, pues de subir el Girona a la máxima categoría, Las Palmas ingresaría una cantidad cercana al millón y media de euros por Cristian Rivera, cedido en el equipo catalán, pues su contrato de préstamo incluye una opción de compra obligatoria en caso de ascenso.

Cardona por Mauricio Lemos

Para la retaguardia se avecina un cambio de centrales, pues Mauricio Lemos está a la espera de llegar al acuerdo económico con el Fenerbahce y Las Palmas quiere que el argentino Cardona sea el sustituto del charrúa.