Borrar
Directo El Parlamento, a favor de una tasa para acceder a espacios naturales protegidos
Munir celebra el gol de la igualad a tres en el Coliseum. EFE

Un empate que sabe a victoria en el Coliseum (3-3)

Fútbol - Primera División ·

La UD, que no estuvo fina en la primera parte, consiguió la igualada en una segunda mitad espectacular frente al Getafe

Iván Martín Chacón

Las Palmas de Gran Canaria

Sábado, 2 de marzo 2024, 19:36

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

La UD consigue un empate que sabe a victoria en el Coliseum (3-3). El Getafe puso tierra de por medio en los primeros minutos del choque, pero la UD se repuso en la segunda parte, con un fútbol brioso y brillante, para conseguir el empate gracias a las dianas de Sandro, Sergi y Munir.

Caía el diluvio universal sobre el verde de un desolado Coliseum de Getafe. Salía la UD, hoy de rojo, dormida al terreno de juego. En un ambiente hostil en lo que a climatología se refiere, buscaban los de García Pimienta llevar el partido a su terreno con el objetivo de puntuar. Los primeros minutos fueron de acoso del Getafe, con un Mason Greenwood destapado. El inglés fue capaz de superar a dos rivales y terminar con un gran disparo que acabaría con una buena intervención de Álvaro Valles. Sería una premonición de lo que vendría.

En el minuto cinco de encuentro, la UD conseguía hilar la primera jugada combinativa en ataque, que culminaría sin incidencias sobre la meta azulona. En el minuto once y tras un fallo defensivo en el marcaje al hombre de la defensa amarilla, Jaime Mata, que andaba por ahí, aprovechó para controlar y marcar a placer solo ante Valles. El Getafe quería más. Se sentían cómodos los pupilos de José Bordalás y fueron a por el segundo. A los quince minutos, la UD perdía 2-0. Una pasividad tremenda en la retaguardia de los de Pimienta. A raíz de ahí, la UD debía ponerse el mono de trabajo tras este doble varapalo. Cuesta mucho hacer gol, y recibiendo dos dianas de forma rápida y muy fácil lo ponen más cuesta arriba.

Ante una incesante lluvia, seguía incidiendo el Getafe en su ofensiva, ante una UD que las veía venir. Un Mason Greenwood que se erigía como un verdadero cuchillo frente a la zaga amarilla. En el minuto 25, un disparo lejano de Alberto Moleiro sería una de las primeras de la UD. Sin ideas se quedan los amarillos cuando pasaban del centro del campo.

Parece que espabilaba la UD dando un paso hacia adelante. Mejoraba su fútbol, pero sin consecuencias en el marcador. Munir El Haddadi se atrevía a la media hora de juego con un disparo con la zurda buscando un bote antes pero atajaba David Soria sin dificultades. Al tiempo que la lluvia daba un respiro.

Buscaba la UD recortar distancias con un gol que le metiera en el partido antes del descanso, y la tuvo Sandro de cabeza tras un buen centro de Araujo. En el minuto 35 fructificaba el buen hacer de la UD y Sandro se reencontraba, por fin, con el ansiado gol. Convertía un auténtico golazo desde fuera del área, quitándole las telarañas a la meta de Soria. Se hizo de rogar, se hizo de esperar, pero llegó el gol del 9 y la UD se metía en el partido. Parecía que cambiaba el encuentro al borde del descanso, pero nada más lejos de la realidad. El Getafe devolvía a la UD a la tierra con trozo mazazo. Un remate, absolutamente solo, de Maksimovic ponía el tercero en el marcador.

Tras el paso por vestuarios Las Palmas salía con el mismo once pero con permutas en el juego. Infinitamente mejor y centrados en el partido. Con el objetivo imperioso de acortar distancias para meterse de lleno. Pronto lo consiguió. Corría el minuto 48 cuando Moleiro, con una gran ocasión, casi logra el 3-2, pero el defensa desvía a un córner, que sería el precedente del gol de la UD. Asistencia de Mika Mármol y gol de Sergi Cardona, que solo tuvo que empujarla.

El partido no daba tregua, trepidante el ritmo durante toda la segunda mitad. Partido frenético en el que el Getafe quería el cuarto y la UD igualar el electrónico, quien no había dicho la última palabra, ya que en el minuto 59 y tras visita posterior al monitor del VAR, el colegiado González Fuertes daría validez al tanto de Munir que empataba el choque. Agitaba el banquillo Pimienta, introduciendo a Campaña y Marvin Park por Moleiro y Perrone, con la intención de dar aire fresco al equipo.

Los últimos minutos fueron de idas y vueltas con méritos del Getafe para conseguir el cuarto, pero la UD también pudo traerse la victoria a Gran Canaria. Al final, empate a tres, pero se puede estar muy orgulloso y satisfecho por el esfuerzo y buen juego desplegado en los segundos 45 minutos.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios