El aniversario más agridulce del capitán David García

25/02/2019

Este lunes, que cumple 37 años, se encuentra en una encrucijada. Es la primera vez que le toca vivir esta situación en su carrera deportiva. Olvidado por Paco Herrera, no juega desde diciembre de 2018

ETIQUETAS:

Con una trayectoria inmaculada y toda una vida hablando sobre el terreno de juego, David García no esperaba celebrar hoy su 37 cumpleaños de esta manera. El capitán, en la temporada en la que se convirtió en el futbolista con más partidos en la historia de la Unión Deportiva, superando la marca de un mito como Germán Dévora, no sonríe como hiciera en los primeros meses de competición.

Es la primera vez desde que debutó en 2003 que festeja su cumpleaños de esta manera. Y es que el zaguero de Maspalomas no cuenta en los planes de Paco Herrera. Su último encuentro se remite al 22 de diciembre de 2018, cuando Las Palmas cayó derrotada por 4-1 ante el Córdoba. Desde entonces, adiós al capitán. De la noche a la mañana se convirtió en carne de banquillo y, por último, en uno de los habituales en la grada.

No suele ir convocado y ya es el último defensa en la lista del técnico catalán. Por delante tiene a Juan Cala, Martín Mantovani, Deivid, Eric Curbelo e incluso a Aythami Artiles, último en llegar. La situación no es plácida para el veterano amarillo, que no ha levantado la voz para exigir explicaciones que justifiquen su situación, aunque tampoco la ve justa.

Este curso acumula un total de 1.131 minutos, repartidos en 14 encuentros en la competición doméstica. Eso sí, tras la debacle en el Arcángel, Herrera se olvidó de David García. Si hubo un señalado aquella gélida noche de diciembre, ese fue el capitán grancanario. Luego también influyó el gran estado de forma que demostró Mantovani el 7 de enero en tierras madrileñas ante el Rayo Majadahonda. El argentino, que mezcló bien desde el primer momento con Juan Cala en el eje de la zaga, se convirtió en indiscutible, lo que terminó de cerrarle la puerta de la titularidad al isleño.

Hoy, en el día de su 37 aniversario, el hombre que más partidos ha portado la elástica de la Unión Deportiva todavía trata de entender qué ha pasado para pasar prácticamente al ostracismo. Además, otro de los quebraderos de cabeza que tiene David García es que acaba contrato en el próximo mes de junio, puesto que esta podría ser, si no cambian las tornas, su última temporada en el equipo por el que se ha dejado el alma durante toda su carrera deportiva. Aun así, el central no desiste en su idea de revertir la situación. Sigue entrenando como el que más. Sin queja alguna. Sin malas caras. Esperando su oportunidad.

Al mismo tiempo, la posibilidad de un nuevo cambio en el banquillo de Las Palmas, que ya sería el tercer técnico en lo que va de campaña, podría hacerle cambiar de dinámica. El choque ante el Extremadura, si no se gana, podría suponer un antes y un después en todo. Volver a empezar de cero. Y ahí es donde nacen las oportunidades de un capitán que ha jugado con la UD en las tres categorías (Primera División, Segunda División y Segunda División B).

De momento no desiste en su fijación de seguir sumando partidos vestido de amarillo para alargar su leyenda con Las Palmas. La temporada es larga y todavía pueden pasar muchas cosas. Tanto Juan Cala como Martín Mantovani están apercibidos de sanción y ahí podría ver un rayo de luz. Ahora le toca pasar el cumpleaños más agridulce desde que es profesional, pero uno de los deseos que pedirá, sin duda, al soplar las velas, es que se haga justicia con su fidelidad.