Siguen abiertas todas las incógnitas con Tana

15/08/2018

Ni la UD ni Tana querían verse en esta situación a cuatro días para el inicio de la Liga. Y, lo que es peor, no se anuncian soluciones. El club sabe desde hace meses que el jugador se quiere ir y tampoco es reacio a abrirle la puerta aunque, eso sí, en la salvaguarda de sus intereses, pretende una compensación para darle la libertad federativa. El problema viene porque no hay una sola oferta por el canterano, con contrato hasta junio de 2019 y con una cláusula de rescisión de 30 millones de euros. Ramírez, que ha mantenido varios encuentros con el futbolista, estaría dispuesto a su venta por mucho menos dinero, aunque siempre ajustándose a un precio de mercado razonable. Pero ni con rebajas hay manera de colocar a un futbolista de innegables cualidades pero con fallas importantes fuera del campo, lo que le ha impedido dar mayor vuelo a una carrera que amenaza con estancarse, ya camino de los 28 años. Tana sigue en sus trece y pretende romper su vínculo. Su trabajo en pretemporada ha provocado los elogios de Manolo Jiménez, si bien el propio entrenador conoce su controvertida situación y hace planes al margen de él. Sin ir más lejos, le dejó fuera de la convocatoria para el Torneo Ramón de Carranza, último ensayo previo a la Liga y en el que repartió minutos y roles entre sus pupilos.

Tana se quedó en Gran Canaria por decisión técnica (se difundió que padecía dolores de espalda, pero el club no emitió parte médico suyo alguno, a diferencia de Araujo, del que sí se especificó que no entraba en la citación por lesión) toda una declaración de intenciones para lo que viene.

Por si fuera poco, en la dirigencia de la UD hay una decepción notable con el atacante, considerando que ha desaprovechado las oportunidades que le han dado para asentarse como uno de los futbolistas importantes del proyecto.

Viene de lejos su comportamiento sospechoso, como acredita que Paco Jémez prescindiera de sus servicios en el tramo final de la campaña pasada y se negara a dar explicaciones al respecto, evidenciando que algo pasa con Tana y no es nada bueno.

Con el Reus a la vuelta de la esquina y, a la espera de que lleguen los últimos fichajes que restan, la presencia de Tana en la plantilla chirría y, salvo sorpresa mayúscula, no se moverá. Tendrá dorsal y asumirá su último año de vínculo laboral (no hay intención de plantearse una renovación por ninguna de las partes) en la lupa y no precisamente por sus habilidades con el balón.

  • 1

    ¿El relevo del entrenador de la UD Las Palmas mejorará el rendimiento del equipo?

    Sí.
    No.
    Ns / Nc.
    Votar Ver Resultados