Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este miércoles 24 de abril
Patricio Viñayo, director general de la UD Las Palmas.
«Estamos despegando, somos conscientes de que aún no hemos ganado un espacio en la élite»
Entrevista a Patricio Viñayo

«Estamos despegando, somos conscientes de que aún no hemos ganado un espacio en la élite»

Fútbol ·

Patricio Viñayo,director general de la UD Las Palmas, hace balance de la actualidad institucional a todos los niveles

Ignacio S. Acedo

Las Palmas de Gran Canaria

Martes, 26 de diciembre 2023, 13:10

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Un análisis de la realidad interna de la UD remite, obligatoriamente, a la palabra del ejecutivo que maneja todos los hilos y constituye la opinión más acreditada al respecto por poder, conocimiento y perspectiva. Diecisiete años de pertenencia ininterrumpida a la entidad, siempre en labores directivas, le otorgan un ascendente sin igual. Ahora que concluye un año plagado de éxito y metas coronadas en el plano competitivo pero con desafíos estructurales y logísticos por acometer para estar a la altura de la categoría recién recuperada, Patricio Viñayo (Sevilla, 1964) disecciona para CANARIAS7 cómo late el corazón del club.

-¿Con qué salud financiera finaliza 2023 la UD luego de la aprobación del presupuesto de 72 millones en el que se recogen pérdidas por valor de 9?

-Con una salud financiera propia de un club contenido en el gasto, que sabe los riesgos que corre en caso de descenso. Las pérdidas que se arrojaron en el último ejercicio económico, de más de nueve millones, vienen motivadas por tres causas. La primera, exclusivamente deportiva, como son las rescisiones de contratos de futbolistas, necesarias para darle a nuestro cuerpo técnico el perfil de jugadores que solicitaban para configurar un proyecto ganador, que nos permitiera ascender por delante de otros equipos recién ascendidos y, por tanto, con un presupuesto significativamente mayor que el nuestro.La segunda, de predicción fallida, algo que presupones y no se dio, como es que Pedri completara su ciclo de cien partidos disputados con el FC Barcelona. Esa incertidumbre escapa de tu mano y es inherente a este sector. Las lesiones lo impidieron y los cinco millones de esta variable pactados en el contrato los cobraremos, salvo percance mayúsculo, en la presente temporada.La tercera, el éxito. En el fútbol profesional el éxito se premia en forma de prima de ascenso y la UD Las Palmas no la difiere, sino que se pacta con cargo al contrato de la temporada del ascenso. Ordenar así los ejercicios económicos nos permitirá cerrar el actual con beneficios que compensen esas pérdidas si somos eficaces y rigurosos.

-Haber regresado a Primera supone un aval imbatible en todos los sentidos. ¿En qué grado se han expandido en estos últimos meses la cuenta de resultados y los desafíos estratégicos impulsados tras el ascenso?

-La cuenta de resultados es pronto para saberla puesto que a estas alturas tan sólo tenemos una proyección presupuestaria. En cuanto al enfoque estratégico del club, el ascenso da sentido al trabajo que ya se inició en Segunda División, con los primeros pasos en cuanto a la expansión internacional, la potenciación del trabajo divulgativo a través de nuestras herramientas corporativas de comunicación y, lo más importante, ir generando dentro del club la necesidad de salir de Canarias y de lo que hace tradicionalmente un club de fútbol, si queremos hacernos un sitio en la máxima categoría. Lo que llamamos ser de Primera, más que estar en Primera.Existen cinco pilares que debemos anclar en la entidad:

-Crecer físicamente, con sede social nueva gracias a la decidida colaboración del Cabildo, en un Estadio actualizado que debe cobrar vida todos los días del año. Y una segunda fase de la ciudad deportiva de Barranco Seco muy laboriosa, con grandes dificultades que debemos superar.

-Crecer fuera empatizando con clubes extranjeros a través de una historia compartida que hay que esbozar y alimentar.

-Crecer comunicándonos en varios idiomas para saltar fronteras y en varios tonos para saltar generaciones, de mayores a jóvenes.

-Crecer para trascender nuestro sector, abriéndonos a otros nuevos que debemos explorar, como participar junto a otras empresas canarias en un parque tecnológico de la mano de nuestro socio estratégico sm Advance Energy, o editar un vino como '12' junto a Bodegas Vega Norte, o superar junto a Hummel el rol de patrocinado para erigirnos en distribuidores de la marca danesa.

-Y, por último, aunque no en orden de importancia, avanzar tecnológicamente en todos los ámbitos, pero sobre todo en el área deportiva, punta de iceberg de un movimiento oculto al gran público, de gran magnitud, de pasos lentos, con vocación de larga distancia. Todo este trabajo es más fácil en Primera que en Segunda.

-En el modelo de gestión transparente y responsable que se viene aplicando por sistema en la entidad, ¿qué supone ingresar en un escenario en el que, a la par que el crecimiento de los ingresos, se compite en inferioridad de condiciones con la mayoría de las economías ajenas?

-Supone el reto de saber si estamos dispuestos a mantener este sobre esfuerzo y por cuánto tiempo. Me explico. El conjunto de los empleados del club estamos exigidos, incluso en el proceso de adaptación a las exigencias del fútbol profesional. España es líder en el mundo en cuanto audiencias y resultados junto al fútbol inglés, que disfruta una Premier League de mayor tradición de venta colectiva de sus derechos audiovisuales, con mayor población que la española, un idioma dominante en el planeta, con países de influencia sajona histórica, entre los que se encuentran los herederos de la Commonwealth. En ese contexto, por ejemplo, nosotros dedicamos mucho tiempo a explicar a aficionados de todos los rincones de la isla los beneficios de que las entradas se adquieran en el entorno digital, y no haciendo cola en taquilla. Estamos en esta transición cultural. Pero a la vez, después de colgar un teléfono o resolver un problema a alguien que acude a nuestra sede en Pío XII, necesitamos hablar del próximo viaje al extranjero, o de la próxima reunión de departamentos de todos los clubes en la sede que LaLiga tiene en Port Aventura, o de la aplicación móvil que sustituirá a la actual, o de nuevas herramientas para observar el rendimiento de los jugadores, o del apoyo de la Unión Deportiva a determinadas causas sociales. Todos estamos fuera de nuestra zona de confort, conscientes de que no tenemos ganado todavía un espacio en la élite. Sólo llevamos media temporada en esta nueva primera División, muy distinta a la que vivimos anteriormente. Estamos despegando, buscando alcanzar nuestra velocidad de crucero. Estamos aprendiendo cómo convertirnos en nuestra mejor versión.

-Un finiquito de diez millones como el anunciado con Viera no termina de casar con la política de austeridad impuesta. Por mucho ahorro que se haya logrado y pagos fraccionados, ¿cómo se asume sin contracciones de liquidez esta cifra de siete ceros?

-Hablamos del mayor contrato de la historia del club, con diferencia, que finalmente cobrará Jonathan temporada y media sin jugar. Y a pesar de ello, el club dejará de abonar la temporada 25/26, última fija del contrato, que contempla la posibilidad de extenderlo dos temporadas más, dependiendo de su participación. Es un acuerdo indeseado, pero irremediable. Ya el presidente ha afirmado públicamente que es asumible, porque si no, no se habría firmado, pero sin negar que a ningún club le gusta pagar a jugadores por no jugar. En este acuerdo impera la ley del mal menor. Económicamente es malo para el club porque lo ideal, sea al precio que sea, es que el futbolista haga merecimientos en el campo para cobrar lo que cobra. Pero si la convivencia de un grupo puede resentirse, es preferible proteger al grupo, al proyecto. Saber interpretar el bien común es siempre lo más rentable.

-El presidente ha hablado del orgullo y valor añadido que da una masa social sin precedentes en la historia, con tope de socios satisfecho y asistencias al estadio que superan los tres cuartos del aforo. Además del éxito deportivo que ha aparejado esta adhesión, ¿en qué puede colgarse una medalla el club en este apartado de volver a enganchar a la gente?

-Hay varias razones y antes apuntamos alguna. Creemos que la incorporación de compañeros jóvenes, el tremendo esfuerzo del personal de Comunicación, el inequívoco crecimento de PlayUD, nuestra OTT propia, la colaboración de los jugadores en la generación de contenidos, abrir plataformas como tiktok o Instagram, los carteles anunciadores de los partidos, el tono desenfadado destinado a atraer público joven, la decisión de desarrollar una narrativa corporativa construyendo familia y orgullo de pertenencia, el modelo de juego del primer equipo en el que tanto insiste el área deportiva, la irrupción de canteranos canarios y jugadores emergentes venidos de fuera a los que hemos completado su ciclo formativo en nuestros equipos dependientes, una política de precios muy versátil, salir de España para atraer seguidores, ya cerca de cuatro millones... Es un todo que va encajando pieza a pieza, como en un puzzle.

-Candidatura mundialista con terminación garantizada del estadio. ¿Mejor imposible por cubrirse una demanda que dura ya más de 25 años como es equipar al completo un recinto inacabado? ¿Será un Gran Canaria del siglo XXI una línea de las mejores línea de negocio a corto y largo plazo por mucho que el club no sea el propietario del campo?

-La UD Las Palmas compite sin la aportación de su sponsor principal, el que ocupa el frontal de la camiseta, no porque el Cabildo no responda, sino porque ese dinero se destina hasta 2027 a pagar el crédito del concurso de acreedores que se firmó en 2006. Además, a diferencia de la mayor parte de nuestros competidores, la UD Las Palmas no cuenta con una partida presupuestaria por explotación de instalaciones, ya que el Estadio sólo se explota el día de partido. Entrar en una nueva era en la que se culmine un Estadio con criterio comercial conectado con las tendencias del siglo XXI nos permitirá acortar distancias presupuestarias con otros socios de LaLiga y consolidar ese espacio que anhelamos en la máxima categoría para dejar de ser un equipo ascensor. Y si queremos crecer, el espectador que venga a ver los partidos debe percibir confort, relación social y profesional, valor añadido en la entrada que adquiera, sentir que está en un espacio cómodo, incluso privilegiado. Creemos que el Cabildo está en esa sintonía y con una determinación política hasta ahora nunca vista.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios