David García y lo desconocido

15/01/2019

Leyenda de la UD tras convertirse en el jugador con más partidos disputados con la camiseta de la historia, el capitán ha perdido el sitio en la pizarra de Herrera y, con Aythami al caer y Eric al alza, su protagonismo hasta junio está en el alambre

Más allá de partidarios y detractores, abundan más los primeros, David García no es un cualquiera en la UD. Arrancó esta temporada poniéndose a niveles inalcanzables para el resto, al superar el récord histórico de partidos jugados con la camiseta y que, desde 1978, ostentaba Germán Dévora con 453. David adelantó al Maestro y se inmortalizó junto al escudo. De ahí su dimensión. Quedan las números, pero también su prestancia, siempre rentable y eficaz desde que, allá por 2003, llegó desde el Vecindario. Dieciséis años después, toda una vida, ahí sigue el capitán, entrenando con la pujanza de un juvenil y con las ambiciones intactas, lo que dice mucho de su respeto a la profesión y espíritu gremial. Pero 2019 no ha podido arrancar peor para David, inédito todavía, tras dos partidos disputados, y con alguna situación sobrevenida del todo inesperada, como verse fuera de una convocatoria, como aconteció con motivo de la visita al Rayo Majadahonda. Antes de quedarse sin minutos en Madrid y el pasado sábado ante el Atlético Osasuna, David era uno de los innegociables. Incluso para Paco Herrera, que en los últimos cuatro encuentros de 2018 no le discutió su sitio entre los titulares.

Pero todo cambió tras el naufragio sufrido en Córdoba (4-1). Desde ahí desapareció del mapa el central de Maspalomas y en beneficio de Mantovani, que parecía más fuera que dentro y que ahora se está justificando. Además, la irrupción de Eric Curbelo, asentado en el carril del dos, y el esperado regreso de Aythami, indiscutible Cala y con Deivid en la reserva, complican su panorama en lo que resta de temporada. Paco Herrera tuvo que salir a defenderlo la semana pasada cuando le cuestionaron por la posibilidad de que se le buscara salida en el mercado invernal, extremo desmentido también por el club. Pero lo cierto es que el técnico, que lo ve más de lateral derecho que como marcador, ya no lo tiene entre sus predilectos. Situación que no va a cambiar a corto plazo, al calor de los buenos resultados y el crecimiento coral.

Con contrato hasta junio, vínculo siempre prorrogado año a año en virtud de rendimiento y beneplácito institucional, David encara esta reválida camino de los 37 años y, no sabe hacerlo de otra manera, apretando los dientes. Está convencido de que acabará recuperando el sitio. Como siempre ha ocurrido.

  • 1

    ¿Cree que la UD Las Palmas volverá a ganar tras el regreso de Pedri?

    Si
    No
    Ns / Nc
    Votar Ver Resultados