Con Cedrés y Drolé vuelven las bandas

27/08/2019

Pepe Mel por fin podrá contar con extremos puros que den profundidad y desborde ante el Racing. La UD pretende, con el canterano ya recuperado de su lesión, inscribir a ambos jugadores esta semana.

Es lo que demandaba un desesperado Mel para desarrollar su idea de juego. Futbolistas veloces que vayan al espacio y tengan capacidad de desborde. Pero con Benito y Cedrés lesionados, y con la ausencia de Drolé que sigue sin estar inscrito, la UD se ha mostrado en este inicio de competición muy seguro atrás, pero con poca profundidad y escasa producción ofensiva arriba.

Sin embargo esto cambiará en la próxima jornada. Las Palmas se medirá ante el Racing el sábado a las 20.00 horas, y lo hará con más efectivos gracias a la reciente venta Mateo García, por el que sacó 1,5 millones de euros, y la eminente cesión de Mauricio Lemos, que dejará en las arcas de club unos 2 millones de euros. Con estos ingresos, la entidad grancanaria, que también busca dar salida en los próximos días a Christian Rivera y Tomas Pekhart, no tendrá problemas para inscribir a dos jugadores por los que lleva suspirando Mel desde la primera jornada.

«Si hubiéramos tenido a Drolé y a Cedrés hoy hubiésemos hecho mucho más daño», se lamentaba el técnico tras perder en el debut de este curso con el Huesca (0-1). Por ello la disposición de estos dos jugadores para el próximo partido supone una noticia estupenda para un Mel que espera lograr el primer triunfo de la campaña y que el choque ante el conjunto cántabro marque el despegue de una UD que ya mostró una versión mejorada el pasado sábado ante el Málaga.

En dicho partido el profesional madrileño tuvo que alinear a los costados a Pedri, un jugador que rinde más por dentro y que a sus 16 años está soportando una responsabilidad demasiado alta para un futbolista juvenil. Ha sido titular en los dos primeros encuentros y aunque ha dejado unas inmejorables sensaciones, no está disfrutando del periodo de aclimatación que todo jugador de su edad debería tener. Y por la derecha jugó Álvaro Lemos, un lateral reconvertido a extremo que donde mejor rinde es en su posición natural.

Pero ahora que Mel dispondrá tanto de Drolé como de Cedrés, podrá dejar de parchear las bandas y situar pegados a la cal a hombres con unas características que nadie más de la plantilla de la UD posee. El marfileño no pudo ser de la partido en La Rosaleda, a pesar de que incluso viajó con el resto de la expedición, porque su transfer no llegó a tiempo y finalmente no pudo ser inscrito. Pero el club isleño dispondrá de tiempo más que suficiente para arreglar la situación del atacante y que pueda ser de la partida contra el Racing. Cedrés, por su parte, sufrió una lesión en la rodilla el pasado 2 de agosto en Marbella que no le ha permitido debutar esta campaña. Sin embargo, ayer protagonizó la buena noticia del día al entrenarse sin problemas y dar síntomas de que está totalmente recuperado y listo para ayudar a que Las Palmas logre la primera victoria de la temporada.