Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este martes 16 de julio
Vitolo se lamenta de su lesión.

Los caprichos y las injusticias del fútbol niegan el liderato a la UD

fútbol - segunda división ·

Sucumbió Las Palmas ante el Albacete en un encuentro donde mereció mucho más que lo que dictó el resultado final

Kevin Fontecha

Las Palmas de Gran Canaria

Domingo, 11 de diciembre 2022

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

El fútbol es tan incomprensible como atractivo. Por eso levanta pasiones. Uno puede merecer más y recibir nada. Que se lo digan a la UD ante el Albacete. Superior en todos los aspectos del juego salvo en la fortuna. Poco hizo de más el conjunto de Albés para facturar tres puntos que nunca debieron escaparse del Gran Canaria. No bastó con el recital de Moleiro y el puñal de Pejiño. Dos errores, dos zarpazos manchegos. No hubo más. Las Palmas sucumbió y cedió el liderato en un encuentro donde disparó hasta en 24 ocasiones. También lo complicó Bernabé, no solo por los minutos que le arañó al reloj, sino también por la cantidad de reflejos que exhibió.

Estaba teniendo el control Las Palmas cuando llegó el primer susto manchego. Un pelotazo mal defendido por un Sidnei al que extrañó ver en el once hizo saltar todas las alarmas. Corría el minuto 11 y Dubasin enfilaba portería, pero más corrió Coco para estorbar metiendo el pie y, en el rechace, también estuvo muy vivo Álex Suárez para ir abajo e impedir que Manu Fuster sacara el puñal. No tuvo opciones para medir la UD si el Albacete iba en serio que, en la siguiente, puso el 0-1 el propio Fuster. Maikel filtró a la esquina del área, donde el extremo sacó el látigo con la izquierda y la cruzó directamente a la red. Tal vez podía haber hecho algo más que mirar Álex Domínguez, vencido. Ya podía seguir perdiendo tiempo Bernabé, que ni disimulaba. Tocaba remar a contracorriente.

Respondía Marc con un disparo mordido luego de un sensacional vuelo de Óscar Clemente por la derecha, a quien no pudo frenar nadie. No quería perder ni un segundo el equipo de Pimienta. En una falta a unos cinco metros del área casi se iguala todo. Debió ver Las Palmas el gol de Países Bajos ante Argentina que Pejiño engañó a todos y metió la bola para Clemente, que se estrelló con Bernabé. Tal era el descaro amarillo que hasta Nuke se atrevió a lanzar un misil desde su casa que también atajó con más dificultades el meta visitante.

Marc exhibía zancada, Óscar pegamento para dominar cada pelota que le caía y Suárez y Mfulu regalaban un doctorado de cómo recuperar balones. Y hasta Sidnei se animaba a regatear en área rival. Solo faltaba lo obvio: generar una ocasión de gol y mandarla contra la red. Pero se intuía que podía llegar en cualquier momento. La UD quería el liderato. Por lo civil o lo criminal. Era un asedio total. Pejiño y Moleiro probaban fortuna. A un cabezazo de Coco, en un saque de esquina botado por Lemos, le faltaron solo centímetros para que subiese las tablas.

Vitolo, cuatro minutos y otra lesión

Tras el intermedio, un visto y no visto. Porque Pimienta apostó por Vitolo, en detrimento de Álex Suárez y bajando a Lemos al lateral. Pero el que fuera internacional con España duró cuatro minutos en el césped. Rompió a llorar y dejó paso a Florin Andone. Valiente el técnico catalán, sabedor de que necesitaba darle la vuelta al marcador como fuera. Casi sin tiempo para digerir una nueva lesión del veterano jugador, Moleiro bailó, dejó a todo el que le salió al cruce en el camino y encontró a Pejiño, que de primeras la mandó a la red (1-1) con un toque sutil en el 52. Todos los jugones sonríen igual.

Respiraba Las Palmas, pero en los espacios sufría atrás. Tanto fue así que Pimienta movió ficha para evitar más sustos. Al ruedo Eric Curbelo, que nunca debe estar sentado en el banquillo, y enrique Clemente. Fuera Sidnei y Sergi Cardona, fatigado. Los amarillos se lanzaban sin cadenas y sin frenos a por el triunfo, comandados por un Moleiro imperial a quien nadie era capaz siquiera de agarrar.

Cuando la UD subía de revoluciones, al Albacete le costaba mantener el ritmo. Lemos mandaba otro aviso a navegantes en el 65 con la zurda. Buscaba y buscaba el cuadro isleño el triunfo que le devolviera el liderato. El cielo no se toma por consenso, se toma por asalto, que diría Pablo Iglesias. Casi lo conquista Enrique Clemente con un voleón espectacular, al que respondió con firmeza Bernabé. Todavía quedaban 15 minutos, pero ya solo había un equipo que quería la victoria. Y lo que iba a venir después rozaba lo indecente.

Pero, a veces, el fútbol es caprichoso, como todo en la vida. Y mientras Las Palmas aceleraba por el triunfo, en una pérdida de Eric Curbelo en el centro del campo, donde todo el Estadio pidió falta, llegó el desenlace fatal. Coco fue con todo y cometió penalti. Álex Domínguez se hizo gigante para escupir el intento de Maikel Mesa en dos ocasiones, pero ya en el tercero no pudo hacer más. Higinio descuartizó ilusiones (1-2). Ver para creer y adiós al liderato.

UD Las Palmas

Álex Domínguez; Álex Suárez (Vitolo, min. 46) (Andone, min. 51), Saúl Coco, Sidnei (Eric Curbelo, min. 59), Sergi Cardona (Enrique Clemente, min. 59); Óscar Clemente, Mfulu, Moleiro; Álvaro Lemos (Álvaro Jiménez, min. 88), Marc Cardona y Pejiño.

1

-

2

Albacete

Bernabé; Álvaro Rodríguez (Juan María, min. 68), Boyomo, Olaetxea, Glauder, Julio Alonso; Maikel Mesa (Djetei, min. 89), Riki (Ros, min. 79); Juanma, Dubasin (Kawaya, min. 79) y Manu Fuster (Higinio, min. 68).

  • Goles: 0-1, min. 14: Manu Fuster. 1-1, min. 52: Pejiño. 1-2, min. 84: Higinio.

  • Árbitro: Mateo Busquets Ferrer (Comité de Baleares). Mostró tarjeta amarilla a los jugadores locales Moleiro (31), Óscar Clemente (78) y Saúl Coco (82), y a los visitantes Riki (66), Julio Alonso (90) y Juan María (93).

  • Incidencias: partido de la vigésima jornada de LaLiga SmartBank disputado este domingo en el Estadio Gran Canaria con la presencia de 17.415 espectadores. Se guardó un minuto de silencio en memoria de los cuatro miembros de la familia grancanaria Rodríguez Rodríguez, fallecidos recientemente en Rumanía en un accidente de tráfico.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios