El arte de caer y saber levantarse

Dos penaltis y Rubén Castro, como siempre, rescatan a la UD en Vallecas tras ir por debajo en el marcador

Ignacio S. Acedo
IGNACIO S. ACEDO Las Palmas de Gran Canaria

No era un partido cómodo, enfrente un Rayo a mil por hora agotando sus opciones de colarse en la lucha por el ascenso, y ya con los deberes cumplidos. Así se plantó la UD en Vallecas, campo siempre de minas y en el que Mel estrenaba renovación sin rebajar exigencias. Ahora que ya puede mandar con la autoridad de que se sepa que el cargo va a seguir siendo suyo, la carrera de méritos entra en otra dimensión. Y, con errores y aciertos, bien que se percibió en un equipo que jamás entregó la cuchara y que compitió hasta el final para apuntarse un empate que salvaguarda honores, aspecto esencial en estas fechas. Los peligros de competir en transiciones son evidentes, pero Las Palmas se aplicó. En los malos ratos, que fueron mayoría, dicho sea de paso, aguantó como pudo. Unas veces Valles, otras el desacierto del anfitrión, el caso es que llegó con opciones al tramo final del choque, un botín a la vista por la insistencia de un Rayo al que solo le valía ganar. Y en la moneda al aire, con Benito en la porfía, Cristian dejándose ver y Kirian imperial, sacando penalti de una acción de temple y maestría, Rubén firmó su doblete y sacó al resto la sonrisa del deber cumplido. A una jornada del cierre de todo, pasado mañana y ante un Extremadura descendido, el examen de anoche trajo buenas noticias en el marcador con un empate de hombría y, en sensaciones, que confirmó que todos se saben observados.

A la UD le pudieron caer tres o cuatro antes del descanso, desbocado el Rayo con Álvaro al galope limpio por la banda izquierda y un Isi Palazón indescifrable. Enorme el lío atrás, como se escinificó en el 1-0, con Montiel rematando en línea de gol y toda la defensa convertida en auditorio. Un regalo que dio paso a una oleada de ocasiones en las que lució Valles, con una doble parada antológica a insistentes remates de Villar. Antes, apenas un testarazo de Benito a las manos del meta local como única señal ofensiva. Iba la cosa mal encaminada, con temores de mayor castigo por la dinámica inclinada al marco propio, hasta que Rubén paró el tiempo en el área con un gran control que arruinó una mano de Tito. Actuó el VAR, se señalizó penalti y la mandó a la red, de zapatazo inapelable, el de siempre. Increíble que al descanso se fuera con paridad en el electrónico. Ganaban una vida los muchachos de Mel, a los que tener la pelota les fue imposible.

La segunda mitad empezó de pena, con barrera de mentira en un golpeo de Trejo al saque de una falta que se coló por mitad la del ancho. Un balón que parecía más un pase al portero por colocación y potencia y que acabó dentro. Vuelta a empezar, aunque la UD se blindó atrás y expuso menos facilidades. Al aire fresco de los cambios, bien Cristian en la verticalidad ordenada y con un remate que mereció gol y mayúsculo Kirian, se unió la tendencia especulativa de un Rayo que se abandonó y localizó más atención en lo que ocurría en otros campos que en ponerse a la tarea de buscar la sentencia. Retiró la pierna, Las Palmas recompuso fuerzas y comenzaron a multiplicarse las llegadas a los dominios de Dimitrievski. Un gran pase filtrado de Benito acabó con Rubén enganchándola fuera con todo a favor. Raro, rarísimo, en él. Pero, ya sobre la bocina, Advíncula atropelló a Kirian en la esquina del área y Rubén volvió al punto fatídico para, con repetición y suspense, dejarlo todo en 2-2. Que no está mal.

Ficha técnica:

2 - Rayo Vallecano: Dimitrievski; Tito, Catena, Saúl García; Isi Palazón (Mario Suárez, m.58), Trejo, Comesaña, Montiel (Andrés Martín, m.46), Álvaro García; Qasmi (Advíncula, m.73) y Juan Villar.

2 - Las Palmas: Vallés; Álvaro Lemos (Curbelo, m.36), Alex Suárez, Mauricio Lemos, Dani Castellano (Kirian, m.82); Pedri (Josemi, m.46), Javi Castellano (Cristian, m.82), Varela, Benito Ramírez; Rubén Castro y Nárvaez (Cedrés, m.53).

Goles: 1-0: M.19 Montiel; 1-1: M.37 Rubén Castro, de penalti; 2-1: M.48 Trejo; 2-2: M.88 Rubén Castro, de penalti.

Árbitro: Milla Alvendiz (Comité andaluz). Amonestó a Montiel (m.33), Trejo (47), Isi Palazón (55), Álvaro (81), del Rayo; y a Álvaro Lemos (m.23), Alex Suárez (25), Fede Varela (83), de Las Palmas.

Incidencias: partido correspondiente a la jornada 41 de la Liga SmartBank disputado sin público en el estadio de Vallecas de Madrid.