La UD recibe al Oviedo: en busca de una victoria de Primera

La UD Las Palmas recibe este sábado, a las 21.00 horas, al Real Oviedo en uno de los partidos más importantes del club. El Estadio de Gran Canaria registrará un lleno histórico con 32.400 espectadores

PEDRO GARCÍA Las Palmas de Gran Canaria

La UD Las Palmas depende de sí misma. Un derecho que se ha ganado por méritos propios. Haber sumado 23 de los últimos 27 puntos no está a la altura de cualquiera. Este es el primero de los seis partidos que debe ganar para jugar la próxima temporada con los mejores, en una categoría que abandonó prematuramente en la temporada 2017-2018.

El Real Oviedo, con un punto más que los amarillos, es la amenaza que este sábado, a las 21.00 horas, visita el Estadio de Gran Canaria, que vestirá sus mejores galas. El lleno está garantizado, con 32.400 butacas a reventar. La respuesta de la afición fue inmediata tras la victoria 0-2 en Alcorcón. Porque el club está ante el partido más importante de los últimos años.

El equipo llega mentalizado de que no debe desaprovechar esta oportunidad que se le presenta, sabiendo que aún no se ha conseguido nada. Su trayectoria sigue en ascenso y los elogios de los rivales no paran de llegar. Tanto el entrenador García Pimienta como los futbolistas no quieren distraerse de los estrictamente deportivo. Y es que haber llegado a la penúltima fecha del campeonato en una situación de privilegio no se consigue sin el sacrificio de todos; desde presidente hasta el último empleado del club. Nunca antes se había vivido tanta ilusión en la isla.

En lo futbolístico Las Palmas y Oviedo dependen en gran manera de sus jugadores claves. En los amarillos, Jonathan Viera, máximo goleador junto a Jesé e indiscutible estrella de esta Liga. Por parte asturiana, Borja Bastón, goleador de la competición con 20 goles junto a Stuani (Girona) y Stoichkov (Éibar). Será el duelo más atractivo de la noche.

El entrenador barcelonés no quiere hablar de liguilla y se centra en el partido a partido. En principio, podrá contar con Álvaro Lemos para el lateral derecho -ausente en Alcorcón por sanción- y con Sergi Cardona, en el izquierdo. El lateral zurdo, que se lesionó en el partido frente al Mirandés, se ha recuperado de los problemas musculares y en el vestuario apuntan a que llegará a tiempo. Dos piezas fundamentales en el esquema táctico de una UD Las Palmas que ha ido encontrando un equipo tipo bajo la batuta de Viera, aunque la pasada semana tanto Ale Díez como Benito Ramírez pusieron el listón muy alto.

En la historia hay una deuda pendiente con el equipo carbayón y aquella eliminatoria de la temporada 97-98 que se llevó el Oviedo. Esta noche, Las Palmas no juega sola. Su arma secreta será una afición, que fiel a su tradición no fallará a esta cita importante. Y es que su equipo le ha devuelto la ilusión. !Arriba d' ellos!