«Aquí todos queremos el ascenso»

03/08/2019

Naturalidad y humildad fuera de los terrenos de juego. Pundonor y sacrificio sobre el céspd. Eric Curbelo, que debutó de la mano de Paco Herrera y se ha ganado también la confianza de Pepe Mel, traslada el sentir de un vestuario que espera revertir el fracaso del curso pasado y lograr el ansiado ascenso a Primera División. Paso a paso, sí, pero con ambición y hambre, mucha hambre.

«Nos estamos viendo muy fuertes defensivamente. Muy compactos. Estamos cerrando muy bien las líneas por dentro y, si acompaña el gol, está claro que todos tiraremos para arriba. Todos queremos el ascenso. Primero la permanencia. Eso cuanto antes, pero aquí todos queremos ascender», destaca el zaguero satauteño desde Marbella.

Eric, que puede competir en cualquier parte de la defensa, se ofrece para jugar donde le pongan. «El míster sabe que puede contar conmigo para cualquier posición. A lo mejor no destaco, pero puedo cumplir en todos lados», asevera el isleño. «Soy de los que piensan que es mejor ser especialista en una cosa, pero, al final, lo que cuenta es tener minutos y poder ayudar al equipo», añade el grancanario.

Sobre el overbooking en la defensa, es preciso: «Lo bueno es que nos llevamos muy bien y los pequeños estamos aprendiendo de los mayores. Nos dan muy buenos consejos. Y ellos tienen que apretar porque los jóvenes queremos jugar».

Además, reconoce que la figura del capitán sigue latente. «Claro que echo de menos a David García. El año pasado, en cada partido, nos daba buenos consejos. Esa sabiduría, con tantos años a su espalda, se echa en falta», admite Curbelo.

«Todos estamos a prueba. Todos nos podemos ir, quedarnos en el banquillo o en la grada. Como eso todavía está en juego, nos hace apretar en cada entrenamiento», dice sobre su futuro.

«Mel nos pide rigor defensivo. Quiere seriedad atrás. No encajar goles. Ya en ataque el míster toca conceptos. Poco a poco», afirma el defensor amarillo, que sigue creciendo con el paso de los minutos y que derrocha ambición para pelear por ascender.