La Federación prohíbe el uso del Anexo al filial de la UD

14/08/2019

Un informe remitido por el Comité Técnico de Árbitros desautoriza la celebración de partidos oficiales por el pésimo estado del terreno de juego

Se veía venir y ha terminado pasando. El precario estado del terreno de juego del Anexo, sede habitual de los partidos del filial de la UD Las Palmas, ya había causado lesiones y multitud de quejas por parte del club al Cabildo de Gran Canaria. De hecho, la demanda del cambio de la superficie lleva años como asignatura pendiente. Pero el gran temor que había en el club terminó materializándose ayer: un informe remitido anoche por el Comité Técnico de Árbitros de la Real Federación Española de Fútbol desautoriza la celebración de partidos oficiales en esta instalación. Y, según el calendario, el próximo 25 de agosto debe recibir el conjunto dirigido por Juan Manuel Rodríguez al Ibiza, en la jornada inaugural del campeonato de su grupo de la categoría de bronce. Pero a la vista de los últimos acontecimientos, no se vislumbran soluciones a corto plazo. De hecho, y por la premura de tiempo, en la UD se plantean otros escenarios dada la imposibilidad de acometer los arreglos requeridas en tiempo y forma. O lo que es lo mismo, a día de hoy no saben ni Juan Manuel ni sus jugadores en qué sitio van a disputar su debut en la temporada 2019-20, lo que supone un contratiempo mayúsculo en la planificación. El campo Manuel Betancor de la Ciudad Deportiva, destinado a ser su casa en adelante, aún está en fase de acondicionamiento, lo que obliga a permanecer, como mínimo unos meses más, en Siete Palmas.

El estado irregular de la superficie, con especial incidencia en las áreas, donde se percibe más alquitrán que césped sintético, y los puntos para lanzar penaltis ya invisibles, con el añadido de que hay focos que no funcionan (mal menor al disputarse los encuentros en horario diurno aunque también puntuable en estas inspecciones) tumba por completo la posibilidad de acoger encuentros de categoría nacional mientras persistan estas anomalías.

En la UD esta noticia ha causado enorme impacto aunque lamentan que sea el desenlace anunciado a las peticiones nunca atendidas de poner fin a las carencias del Anexo.

Hay intención de elevar consultas al Cabildo para determinar qué hacer, toda vez que es el órgano de gobierno el propietario del Anexo y el encargado de realizar los trabajos y mejoras que sean pertinentes. Pero la incertidumbre es ahora total.

segunda división b