Borrar
Directo ¡Ya hay 'once' de España ! ¡Sale con todo Montse Tomé!
El defensa, en un receso de un entrenamiento, junto a Cardona, que le quitó el sitio el domingo. UD LAS PALMAS
Álex Suárez: ascenso, consolidación, liderazgo y rol de estreno en el banquillo

Álex Suárez: ascenso, consolidación, liderazgo y rol de estreno en el banquillo

Tras triplicar esta temporada sus presencias, siendo el jugador más utilizado y ejerciendo de jefe de la defensa, es noticia por su última suplencia

IGNACIO S. ACEDO

Las Palmaa de Gran Canaria.

Jueves, 6 de mayo 2021, 01:00

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Había sido titular siempre, en las 35 jornadas que totalizaba hasta el pasado domingo. Una expulsión en la quinta jornada le obligó a un paréntesis circunstancial. Y con estadísticas soberbias: 34 encuentros completos para un total de 3.014 minutos. El que más de toda la plantilla. Pero frente a la Ponferradina, en la fecha 37 del calendario, Álex Suárez, en una decisión inédita de Mel, se quedó en el banquillo de suplentes y la duda está en si esa medida respondió a un señalamiento por parte del técnico a uno de sus predilectos y se mantendrá en Alcorcón o el canterano retomará galones. Cardona fue su sustituto ejecutando un relevo sorpresivo y que no respondió a ningún tipo de cuestión física o de cansancio acumulado.

El rendimiento de Álex está muchísimos cuerpos por encima del del zaguero argentino, que ha sido invisible y no tiene porvenir alguno en la UD. Regresará este verano, tras concluir cesión, como vino del Godoy Cruz de su país, siendo un completo desconocido dada su incapacidad de haberse hecho sitio en la retaguardia. Por lo que fuera, Mel quiso acordarse de él después de más de dos meses y en la que fue su sexta aparición liguera, todo un indicativo de su rol, y le movió la silla a uno de sus efectivos innegociables.

Alex Suárez, que acaba contrato en junio pero tenía garantizada su renovación desde hace tiempo, al dar el perfil de jugador de la casa con rendimiento eficiente y condiciones económicas asumibles, fue el elegido por delante de Eric Curbelo en la pretendida permuta en el centro de la retaguardia.

Lo cierto es que el ataque de la Ponferradina, ausente de principio a fin, tampoco permitió extraer conclusiones con vistas a la visita al Alcorcón, compromiso en el que se comprobará si recupera protagonismo o se mantiene en la reserva, que asume con deportividad aunque, también, desde el deseo de revertirla.

No es usual en Mel un cambio de piezas de este tipo y mucho menos tratándose del eje de la retaguardia, línea en la que escasean los efectivos, aún en puesta a punto Aythami, y con el propio Cardona, Athuman o Coco reducidos a dorsales testimoniales por detrás de la dupla Álex Suárez-Eric Curbelo. En el mercado invernal quedó pendiente un refuerzo de calidad para esta demarcación como así constataron las gestiones que se hicieron sin resultado alguno. El caso es que Álex y Eric han crecido al amparo de las carencias y nadie puede poner en discusión la hoja de servicios que han cumplimentado. Se puede considerar, de hecho, que ha sido en esta temporada la de su confirmación en el primer equipo, más en el caso de Álex, que ha triplicado sus presencias con respecto al curso 2019-20.

Este frenazo en su minutaje no lo tenía en mente y menos después de un 4-0 ante el Espanyol en el que fueron numerosos los futbolistas que estuvieron muy lejos de su nivel. Él y Clemente terminaron siendo los únicos que perdieron su plaza (Lemos, sancionado, habilitó la entrada de Ale Díez en el lateral derecho), aunque el caso del central se ajustó menos a lo previsible. Ha pasado de jugar más que nadie a, de improviso, caerse de los elegidos. Gajes del oficio que, hasta la fecha, no había experimentado.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios