Borrar
Última hora Dimite Sandra Rodríguez, directora general de Protección a la Infancia
Valles, sobre el césped tras ser agredido por Rodrygo. Efe
Contra 12, pero con 32.037 almas detrás
La contracrónica

Contra 12, pero con 32.037 almas detrás

Fútbol ·

En pleno revuelo por los audios del VAR y las ayudas arbitrales, la UD compite ante un Madrid (1-2) que debió jugar con 10 por una agresión de Rodrygo a Álvaro Valles en el minuto 5

Kevin Fontecha

Las Palmas de Gran Canaria

Sábado, 27 de enero 2024, 17:51

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

No le dio la gasolina a la UD para más aun mereciendo sacar algo positivo (1-2). Las fuerzas flaquearon y la luz se apagó ante el fondo de armario de un Real Madrid que, como venía acostumbrando, recibió cierto trato de favor también en el Gran Canaria. Debió jugar el conjunto blanco con 10 jugadores desde el minuto cinco, cuando a Rodrygo se le ocurrió dar a Valles un tortazo en la cara. Agresión clara que debía saldarse con roja directa pero, para rabiar más a todo el mundo del fútbol español, se la perdonaron. Como hizo de nuevo en el segundo tiempo, con un codazo a Sergi Cardona. Era la segunda amarilla, pero Soto Grado prefirió mirar a otro lado.

Tampoco se pitó un penalti que en la UD entendían clamoroso de Ceballos sobre Sergi Cardona. El lateral se anticipó dentro del área que defendía Lunin y, el centrocampista andaluz, en la búsqueda de la pelota, tocó por detrás al lateral catalán. Sigan, dictó el colegiado de la contienda. Aún con esas Las Palmas logró ponerse por delante en el marcador, luego de una genialidad de Sandro y otra llegada poderosa de Javi Muñoz desde segunda línea. Vinicius igualó y Tchouaméni dejó helado a un Gran Canaria que empujó con 32.037 almas en sus gradas. Pero, evidentemente, contra 12, la cosa se complica.

La Naciente, a reventar.
La Naciente, a reventar. Efe

La película, a buen seguro, habría sido otra si Rodrygo hubiese visto la cartulina roja directa por agredir a Valles. También si se pitaba el penalti a Sergi Cardona. Aun así, la UD fue capaz, nuevamente, de competir a uno de los equipos más poderosos de la Primera División. Ya el Atlético de Madrid mordió el polvo en el Gran Canaria (2-1). El Barcelona también sufrió para doblegar a los amarillos en tiempo de descuento (1-2) y el Real Madrid (1-2), que se sostuvo en el alambre, logró sacar los tres puntos con bastante polémica.

Cabeza alta porque cuando se ofrece el corazón no se puede recriminar errores. La felicidad en la isla con este equipo es total. El amarillo luce con arrojo. Enero acaba con un sol radiante. A veces también se gana perdiendo. De las derrotas se sale más fuerte. El aprendizaje asegura crecimiento.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios