17 millones, más inversión que en Primera

30/07/2018

La UD Las Palmas no contempla otro objetivo que no sea el ascenso a Primera División. La vuelta a la élite es innegociable. Ya lo avisó Miguel Ángel Ramírez antes del encuentro contra el Tenerife en Maspalomas. «No hay tiempo, tenemos que subir cuanto antes», aseveró la máxima autoridad del club. El presidente quiere devolver al equipo isleño al lugar del que nunca debió salir y por ello su apuesta es firme. Esta temporada se van a invertir 17 millones de euros en la confección de una plantilla potente, repleta de jugadores con experiencia y mucha calidad. De hecho, será mayor que en la campaña 2015-16, ya en la máxima categoría del fútbol español, donde se armó un equipo de 16 millones de euros.

El esfuerzo de traer a Manolo Jiménez, junto con su cuerpo técnico, tras coronarse como el rey de Grecia y clasificarse para disputar la Champions League, máxima competición europea, es toda una declaración de intenciones. El técnico sevillano, con experiencia en España, se decantó por la UD gracias a la ambición de su proyecto, así como muchos de los refuerzos que han llegado este verano a Gran Canaria.

Fichajes estrella para una categoría que exigirá arduas batallas. Futbolistas que podrían ser titulares en muchos equipos de Primera División y que se decantaron por vestir la casaca amarilla gracias a la apetencia que tiene Las Palmas por retornar a la mejor liga del mundo. Los Rubén Castro, Cala, Mantovani o Raúl Fernández fueron seducidos por la escuadra insular aún teniendo ofertas para continuar en la élite del fútbol español.

La idea es clara. Desde la zona noble del Gran Canaria no contemplan otra cosa que no sea el ascenso. Es por ello que el esfuerzo económico será mayúsculo. El músculo financiero de la Unión Deportiva posibilita al representativo a armar un equipo capacitado para dar el salto a la máxima categoría. Además, las ventas de Marko Livaja, Ximo Navarro y Loïc Rémy, por quienes Las Palmas recibió una buena suma de dinero, también ayuda. La cesión de Mauricio Lemos al Sassuolo también liberó una cantidad importante, ya que su ficha era ostentosa. De momento, se contabilizan nueve altas (Nauzet Pérez, Raúl Fernández, Deivid, Cala, Mantovani, Álvaro Lemos, Fidel Chaves, Rubén Castro y Rafa Mir) y, según palabras del presidente, que reconoció en la radio oficial del club que restaban nueve fichajes por producirse –luego llegaron Raúl y Mir–, quedan por realizarse siete incorporaciones más. Casi nada. El primero en llegar será Cristian Rivera, con quien ya se tiene un acuerdo cerrado, lo que obliga a la UD a ceder a Pedro Bigas al Eibar, que guardaría una opción de compra por el defensa mallorquín. Y si todo sigue como esperan desde la zona noble del Gran Canaria, los próximos deberían ser Dani Pacheco, David Timor, Jorge Molina y Íñigo Ruiz de Galarreta. Además también se pretende cerrar la incorporación de un lateral izquierdo que meta presión a Dani Castellano.

Cabe destacar también la remodelación en la comisión deportiva, con las salidas de Luis Helguera y Toni Cruz, sumado a la apuesta del club por Toni Otero y la vuelta Branko Milovanovic y Juanito como hombres de confianza de Ramírez.

El objetivo de este año es claro. No se va a pelear por otra cosa que no sea el ascenso a Primera División. Eso es lo que promete la UD esta campaña y es el principal atractivo para que muchos jugadores se planteen fichar por Las Palmas. Retener y blindar a Araujo, tras haberse salido en Grecia, es otro de los puntos fuertes de un equipo que, por nombres y nivel de los futbolistas, es uno de los favoritos para obtener un billete hacia la élite. Ahora solo queda por ver cómo se adaptan los refuerzos y que Manolo Jiménez acierte con sus planteamientos pero, de momento, esta Unión Deportiva invita al optimismo y ofrece garantías para la lucha por subir.

  • 1

    ¿Que resultado cree que obtendrá la UD Las Palmas este domingo en su partido contra el Málaga, líder de segunda?

    Gana.
    Empata.
    Pierde.
    Votar Ver Resultados