CLAVES de un choque para resucitar

1. La UD Las Palmas se mide al Málaga, rival con el que hasta el momento se ha enfrentado en la isla en la máxima categoría del fútbol nacional 16 veces, con un balance favorable a los grancanarios ya que ganaron en nueve casos, por los tres que perdieron y cuatro empates. Los amarillos lograron en Primera División 22 goles y encajaron 14.

2. El compromiso del Estadio Gran Canaria será el trigésimo tercer partido que mida en la isla a ambos conjuntos teniendo en cuenta las distintas etapas de los andaluces y las distintas categorías en las que se han medido, con unos datos que favorecen con claridad a los isleños, que vencieron 18 duelos, empatando y perdiendo los mismos, siete. La UD perforó las redes visitantes en 50 ocasiones mientras que las suyas recibieron 28 balones.

3. Hasta 12 resultados diferentes se han dado en la isla entre ambos clubes, siendo los más repetidos los triunfos grancanarios por 2-0 y 2-1 y la igualada a uno con el que concluyeron cinco encuentros. Cuatro veces acabaron con victoria blanquiazul por 1-2.

4. La UD se llevó un duelo de equipos necesitados. Los dos llegaban tras perder sus dos primeros enfrentamientos y los amarillos, bien asentados sobre el césped fueron mejores. Chichizola apareció para evitar que Rosales adelantara a los suyos y luego Viera marcó tras un buen robo y posterior asistencia de Halilovic. Diego González cabeceó una falta nada más reanudarse la segunda parte, pero la UD estaba bien plantada, con el dúo Aquilani-Javi Castellano muy serio, y Calleri hizo un gol de nueve puro -cubriendo balón y fusilando- para que Remy sentenciara en el día de su debut.

5. Un solitario gol de penalti de Momo dio los tres puntos a la UD frente al Málaga en un sufrido choque en el que apenas hubo opciones para marcar. El tanto llegó cuando el dominio local era absoluto, pero tras él las fuerzas se igualaron y se vio un partido de alternativas sin llegadas claras hasta el minuto 82, cuando Charles mandó a las nubes un remate que pudo significar el empate.

6. Con el debut este año en el Wanda Metropolitano de Nacho Gil y Erik Expósito, ya son 33 los jugadores utilizados a lo largo de la temporada por los cuatro entrenadores que se han sentado en el banquillo isleño. Esta cifra se puede incrementar en tres más tras los últimos fichajes, Aguirregaray, Etebo y Emenike, con lo que la cifra puede llegar hasta los 36.

7. En el momento en el que debuten las tres últimas incorporaciones la UD se quedará a un futbolista del récord de jugadores utilizados en liga, los 37 de la temporada 91-92. Cinco años después se llegó a 36. Ambos casos fueron con la entidad en Segunda División -con más partidos disputados-, mientras que en Primera División hay que remontarse a la campaña 51-52 para ver el máximo de futbolistas actuando en una liga -entonces con menos encuentros y sin cambios-, cuando actuaron, como este año hasta ahora, 33.

8. El Málaga forma parte de la historia amarilla porque fue frente al cuadro andaluz frente al que los isleños cosecharon su primer ascenso a la máxima categoría del fútbol nacional al cerrar entre ellos una liguilla en la que también participaron -Murcia, Salamanca, Zaragoza y Sabadell. Corría la temporada 50-51 y en la última jornada de la liguilla la UD necesitaba ganar para lograr jugar por primera vez en la máxima categoría nacional, y lo hicieron. Peña, Manolín, Tacoronte y Polo fueron los goleadores en la clara victoria 4-1 frente a un conjunto blanquiazul que sólo perforó la portería local por medio del grancanario Torres.

9. Tras la tarjeta que vio en el Wanda Metropolitano, Ximo Navarro se queda advertido de suspensión ya que aunque ha visto cinco cartulinas, la primera que vio, en el estreno liguero frente al Valencia, le fue retirada. Hasta ahora el único jugador castigado por acumulación en la UD fue Lemos, mientras que con tres amarillas están Bigas, Míchel Macedo, Javi Castellano y Jonathan Viera.

10. El vasco Ricardo de Burgos Bengoetxea dirigirá este lunes su decimoquinto compromiso a la UD, siendo uno de los colegiados que peor se le dan a los isleños. Su balance con él es de tres triunfos, una igualada y diez derrotas, las dos últimas este mismo año, primero en Copa, 2-3 con el Deportivo, y después en liga, 2-0 con el Getafe. Y es que con este colegiado los grancanarios sólo saben perder en Primera División ya que al margen del encuentro en Getafe dirigió fuera un 2-1 con el Barcelona y un 4-1 con el propio Málaga, y en la isla un 0-1 frente al Sevilla y un 0-5 con el Atlético de Madrid.

11. El árbitro bilbaíno ascendió junto a Las Palmas a la máxima categoría, por lo que cumple su tercera temporada en la ahora conocida como Liga Santander, donde ha dirigido hasta el momento 46 duelos, con 17 triunfos caseros, otros tantos foráneos y 12 tablas. Su saldo medio es de 4,3 amarillas (198 en total) y 0,18 rojas (ocho). Este año ha arbitrado de momento nueve enfrentamientos, con un balance de cuatro victorias locales, dos de sus rivales y tres empates. En estos choques ha mostrado cinco cartulinas más a los visitantes que a los anfitriones (17-22), mostrando únicamente una roja -al canterano del Villarreal Raba en casa frente al Barcelona- y ha decretado tres penaltis, siempre para los equipos que jugaban ante su afición.