«Todo va más pausado en Alemania»

31/03/2020

El director deportivo satauteño del Alba Berlín, Himar Ojeda, pasa el confinamiento junto a su mujer y sus dos hijos. La preocupación por las noticias que recibe de España contrasta con la tranquilidad de su día a día en la capital teutona

Alemania estrenó esta semana nuevas restricciones que aún permiten salir a la calle, pero de forma más controlada. Es un confinamiento menos severo, en el que, al igual que en España, está permitido salir a trabajar, ir a la compra o adquirir medicamentos, pero con la salvedad de que se permite pasear y hacer deporte -si es solo o acompañado únicamente de otra persona-. Todo esto con el propósito de restringir todo lo posible el contacto, pero sin frenar del todo el movimiento.

«Alemania y Merkel comenzaron tratando la situación de forma un poco más pausada, pero creo que se va agudizando. Hasta ahora habían dado recomendaciones, sí que hay prohibiciones de eventos públicos y de ese tipo de cosas, pero todo lo demás son recomendaciones, en cuanto a que la gente trata de socializar menos o mantener la distancia Si ven que no se cumple, terminarán decretando el estado de alarma como en España, eso es lo que me dicen», valora el director deportivo grancanario del Alba Berlín, Himar Ojeda.

«Nos quedamos en casa, hemos salido a dar un paseo por un bosque, pensando que no nos encontraríamos mucha gente, pero había más gente, pero del resto metidos en casa en cuarentena con la familia y saliendo solo al supermercado. Trato de pasar tiempo con ellos porque, como lamentablemente, no lo hago todo lo que quisiera por los viajes, especialmente con la Euroliga, la liga alemana y el scouting, casi que yo lo estoy agradeciendo», argumenta el profesional satauteño, que agrega que «el día a día profesional es diferente porque estoy al tanto, pero con un ritmo mucho más bajo».

Sobre si la gestión del coronavirus está siendo la correcta, Ojeda dice que «depende, en España están en un nivel más extremo y aquí creo que, aparentemente, estamos un poco atrasados para lo que todo el mundo dice, que requiere un proceso y han acabado haciendo lo mismo».

«Por eso, no tengo muy claro por qué aquí va tan pausado, no sé si es que Alemania confía más en su sistema de salud y cree que no se va a colapsar porque cuenta con más recursos o si el proceso para implementar todas las medidas es otro, ya que los alemanes son muy feroces defendiendo su libertad individual y, quizás, requiere cierto tiempo. No lo sé y ya se verá quién tenía razón, si tomándolo con calma es suficiente o había que haber hecho algo más», aclara.