Montañismo

«Todo lo que pasa en la aventura es sincero y muy enriquecedor»

16/04/2018

Nicolás García Hemme invita a los canarios al estreno del documental sobre su viaje este miércoles a las 20.00 horas gratis en el Arena. Referente del deporte canario tras su prolífica carrera en los tatamis, aceptó el sexto reto de canarias7 con el apoyo del cabildo de gran canaria y la fundación UD Las Palmas. «un reto deportivo y cultural».

— ¿Cómo recuerda lo vivido en el viaje desde el Atlas hasta el Sáhara?

— Es una experiencia que siempre se me quedará en el recuerdo. Era la primera vez que me enfrentaba a situaciones como alcanzar 4.000 metros de altitud realizando técnicas de alpinismo que desconocía. A esto hay que sumar el intercambio cultural con otros pueblos y costumbres.

— En tareas ejecutivas con LaLiga, sirvió para reencontrase con la exigencia deportiva en condiciones difíciles.

— Siempre he tenido capacidad de adaptarme al entorno por mi carrera deportiva, pero recuerdo el frío en las manos en la altura, hubo un momento en el que no sentía los dedos con menos 10 grados y fuerte viento. Incluso Javi se planteó abortar la ascensión por el peligro, suerte que luego mejoró el tiempo. También las condiciones austeras, durmiendo en el suelo o en tiendas de campaña en el desierto, y los cambios de temperatura. Pero creo que enfoqué todas esas situaciones con positivismo porque todo enriquece. Desde que anuncié mi retirada con 26 años solo hacía deporte de forma esporádica y fue como volver a dedicarme durante diez días a ser el deportista que fui desde los 4 años. De otra forma, porque la exigencia era diferente, pero fue como reencontrarme con la incertidumbre de un desafío deportivo.

— ¿Qué Nico veremos en el vídeo?

— Un Nico diferente. Existe una personalidad rutinaria, con el piloto automático de lunes a viernes como digo yo, pero luego hay otra personalidad diferente en tu vida íntima. Creo que aquí se ve una tercera faceta, la de cuando te enfrentas a un reto deportivo con gente que no conoces. Tuvimos que hacer equipo y dejar los egos a un lado para conseguir los retos que nos marcamos. Recuerdo las noches en las jaimas con toda la gente del lugar que nos acompañaba riéndonos y conociendo su idioma o costumbres... Eso hace que sea una experiencia sincera, sin edulcorantes ni efectos de cámara. Lo que se ve es lo que vivimos en un terreno hostil y complicado.

— ¿Qué momento le sorprendió más?

— Las noches estrelladas del desierto son mágicas y más con una persona como Javi Cruz que nos enseñaba cosas de astronomía. También la madrugada en la que salimos a la cumbre, aún de noche y sin ver más que lo que alumbraban los frontales. El miedo a lo desconocido, utilizando por primera vez los crampones y con la incertidumbre de lo que nos encontraremos de camino a la cumbre... Esa sensación me recordó a los momentos previos a salir a un tatami a competir. A nivel divertido, el descenso por el río, con el agua helada, fue un momento inolvidable.

— ¿Cuándo lo pasó peor?

— Para mí lo más complicado es tener que soportar el frío tanto en la cumbre como en el desierto. Lo pasé mal porque condiciona mucho. Y también fue difícil adaptarte al ritmo que marca el grupo según la situación en la que estés. Vengo de un deporte que es muy explosivo, mientras que aquí no superar el reto en unos minutos o un día. Tienes que medir los tiempos y dosificarte siguiendo un ritmo específico. Es algo que me enseñó mucho para disfrutar de los momentos.

— ¿Qué reto futuro se marca?

— De momento el mayor reto diario es la tarea internacional que estamos haciendo en LaLiga, pero tengo previsto un viaje a Islandia y hacer diferentes rutas al glaciar que está en el centro de la isla. Ojalá en un futuro pueda volver a participar en otra expedición de montaña.

— ¿En qué misión está ahora inmerso con LaLiga Global Network?

— Seguimos desarrollando el proyecto de internacionalización que iniciamos un año antes de la expedición y por el que gestiono un equipo de 44 personas que están en 43 países diferentes. Ahora estamos viendo el retorno de todo lo que se ha hecho este tiempo con esas personas que tienen el conocimiento local de lo que se hace en esos países. Para mí es un reto enriquecedor coordinar a tanta gente en tantos países diferentes y que el proyecto crezca.

— Invite a la gente a estar el miércoles en el Gran Canaria Arena.

— El objetivo de este tipo de documental es acercar las cumbres más importantes a la gente y que lo vivan conmigo. Animo a los canarios a que vean el documental y que también se pongan retos, según su nivel, porque cada día cuenta y hay que valorar lo que tenemos. Tengo muchas ganar de verlo, quiero sorprenderme con todos los que asistan a la proyección del miércoles.