Borrar
Carlos Alcaraz celebra su victoria ante Tommy Paul. Hannah Mckay / Reuters
Alcaraz, de menos a más hacia las semifinales de Wimbledon
Cuartos

Alcaraz, de menos a más hacia las semifinales de Wimbledon

El murciano remonta un set ante Tommy Paul y avanza hasta la penúltima ronda contra Daniil Medvedev

Enric Gardiner

Martes, 9 de julio 2024, 19:42

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Despegó Carlos Alcaraz hacia las semifinales de Wimbledon. Después de pasarlo muy mal contra Tommy Paul durante set y medio, el murciano despertó y brilló contra el estadounidense (5-7, 6-4, 6-2 y 6-2) para volver a las semifinales del Grand Slam londinense, donde se verá las caras ante un viejo conocido, Daniil Medvedev, al que ya desintegró en esta misma ronda hace un año.

Paul, como se podía anticipar por su racha de nueve victorias seguidas, fue un rival más que digno, con el único pero de no poder aguantar su nivel lo que requiere el reto de batir a Alcaraz. El estadounidense fue un magnífico jugador, temible, pero la gasolina y la fe le duraron una hora y cuarto. En ese tiempo, descuajeringó al español, le volvió loco y le obligó a que cada juego al servicio fuera un sufrimiento constante. Alcaraz perdió tres veces el servicio en esa hora y cuarto, pero pudieron ser muchas más, de no ser porque se agarró a la pista y se negó a irse sin luchar.

«Puedo tener lagunas, pero no pelear es otra cosa», advirtió en la previa, y redujo las desconexiones a juegos o intercambios, nunca más. Un par de subidas a destiempo le costaron el primer parcial, largo como un día sin pan, extendido durante una hora. Y el gancho al mentón le hizo empezar el segundo set también por debajo. Hubo un momento, apenas un instante, que el marcador de la pista 1 -sí, la segunda más importante, porque no hubo hueco para Alcaraz en la central-, reflejó un 7-5 y 2-0 para Paul.

Viendo el currículum y el saque del estadounidense, muchos hubieran dado por muerto al español, que, en sus propias palabras, estaba viviendo un «partido de tierra batida» por los largos intercambios y la poca efectividad de los servicios.

Cuando Paul tenía ya medio trabajo hecho, se acordó de su poca determinación para los momentos importantes, de ahí que a sus 27 años y, pese a la precocidad que tuvo en el circuito, solo haya estado en unas semifinales de Grand Slam. Las de este Wimbledon, siempre le quedaron lejos, y Alcaraz, en otro nivel mental, le arrolló.

Nunca encadenó el español más de quince minutos de nivel estelar, pero cuando enganchó cinco o diez, le sirvió para desdibujar al americano, perdido al ver que alcanzar el tope de su juego, como hizo en el primer set, no era suficiente en esta situación.

Confianza

«En los Grand Slams tengo cinco sets para recuperar. Siempre confío en que puedo recuperar», dijo Alcaraz, que no tardó en darle la vuelta al marcador en el tiempo que necesitó Paul solo para llevarse un set. Con las dos horas de partido, Alcaraz ya estaba por delante y sin visos de que se fuera a sufrir.

El encuentro había ganado en rutinario y Alcaraz fue de menos a más, especialmente en el tercer set, cuando acabó jugando su mejor tenis de todo el torneo. A Paul no le quedó más que aceptar con una sonrisa la superioridad rival en el abrazo en la red, y Alcaraz descargó su tensión y su rabia con un grito y una mirada al banquillo: lo mejor está por venir.

Sus últimos minutos de brillantez prometen ser cada vez más anchos ante la etapa final del torneo, en la que se avista a Novak Djokovic en la final. Por el camino vuelve un viejo conocido, Medvedev, que derrocó al número uno, Jannik Sinner (6-7 (7), 6-4, 7-6 (4), 1-6 y 6-3), aquejado de problemas en mitad del partido y que necesitó de atención médica y de que le midieran los niveles de oxígeno en sangre.

El ruso ya sufrió al español en las semifinales del año pasado, cuando Alcaraz ganó en tres sets, y desde entonces se han visto las caras tres veces más: en las semifinales del US Open con triunfo para el moscovita, y en la fase de grupos de las Finales ATP y la final de Indian Wells, con victorias para el español.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios