Ashleigh Barty, con el trofeo de campeona del Open de Australia. / Afp

Final

Barty hace campeona a Australia 44 años después

La número uno del mundo se convierte en la primera australiana en ganar el Grand Slam del país oceánico desde 1978

ENRIC GARDINER

Margaret Court, Evonne Goolagong, Kerry Melville, Chris O'Neil y ahora Ashleigh Barty. Australia tiene nueva campeona 44 años después. La número uno del mundo derrotó a Danielle Collins (6-3 y 7-6 (2)) para llevarse el Grand Slam del país oceánico sin perder ni un solo set por el camino.

La jugadora más versátil del circuito, la que ha demostrado que no hace falta una gran potencia para dominar al resto, logró el tercer Grand Slam de su carrera, siendo además la segunda tenista en activo que consigue triunfar en tres superficies distintas (cemento, hierba y tierra batida) tras Serena Williams. Roland Garros 2019, Wimbledon 2021 y Australia 2022 adornan el palmarés de la tenista de Ipswich, que suma once victorias seguidas este año y que ha ganado, además de en Melbourne, en Adelaida.

Barty, gran favorita en la final, dio un golpe con un primer set serio y un segundo en el que tuvo que remontar. Se colocó la australiana 1-5 abajo ante la fuerza de Collins, que disputó su primera final de Grand Slams, tras someterse a principios del año pasado a una intervención por endometriosis en la que le quitaron un quiste del ovario.

Pero la estadounidense no supo cerrar. Se fue empequeñeciendo ante la rabia de Barty, elevada por la grada, y llevó el partido hasta el desempate- No hubo más batalla. Barty selló su primer Abierto de Australia con un 'passing' cruzado.

«Es un sueño para mí y estoy muy orgullosa de ser australiana», dijo Barty tras recoger el trofeo de manos de Goolagong, ganadora de cuatro títulos aquí. Su renta al frente de la clasificación mundial se amplía y ya supera en casi 2.700 puntos a la número dos, la bielorrusa Aryna Sabalenka.