Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este sábado 15 de junio
Garbiñe Muguruza, tras conquistar el Torneo de Maestras en 2021. Foto y vídeo: EP
Despedida

Adiós de Garbiñe Muguruza, la leyenda del tenis español que se apagó pronto

Campeona de Roland Garros, Wimbledon y el Torneo de Maestras, además de número uno del mundo, cuelga la raqueta a los 30 años

Enric Gardiner

Sábado, 20 de abril 2024, 15:40

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Se acabó. Garbiñe Muguruza, que se había ido del circuito ya hace mucho tiempo, anunció este sábado su retirada definitiva de las pistas de tenis. «Ha llegado el momento de despedirme», comenzó la española en una rueda de prensa en Madrid, con motivo de los premios Laureus que se entregan mañana en la capital.

«Ha sido una carrera larga, preciosa, llena de momentos, de anécdotas... Siento que ha llegado el momento de retirarme, de abrir este nuevo capítulo de mi vida como suelen decir los deportistas. La palabra retirarme suena muy fuerte porque tengo treinta años y cuesta utilizar una palabra semejante... pero quería ser breve y decirlo porque estaba nerviosa», agregó Muguruza, una tenista brillante, con un potencial inmenso que se apagó demasiado pronto pero le sirvió para labrar un palmarés impresionante.

La española se marcha del tenis profesional tras quince meses de vacaciones y con uno de los currículums más importantes del deporte español. Durante su carrera, Muguruza ganó dos Grand Slams, Roland Garros 2016 y Wimbledon 2017, fue número uno durante cuatro semanas, ganó el Torneo de Maestras en 2021, siendo la única española en conseguirlo, y sumó un total de diez títulos y 23 millones de euros ganados. Tras Arantxa Sánchez-Vicario, Muguruza es la mejor tenista de la historia de España.

«Son 25 años desde que empecé a jugar a tenis... Si me hubieran dicho que conseguiría tantos triunfos, lo hubiera firmado. Me voy muy orgullosa de haberlo conseguido, de haber resistido. Cuando te pones un objetivo tan grande, resistir a los momentos de duda es lo que te hace sentir más orgullosa. También resistir a los momentos buenos, que te pueden despistar. Ha sido una historia buenísima. Todos soñamos con Grand Slams, ser número uno, ser maestra... He conseguido muchos sueños que tenía de niña», señaló durante la comparecencia en la que hizo público su adiós al tenis.

La española, que brilló en el circuito en una época en la que todavía dominaban con puño de hierro Serena y Venus Williams, compitió por última vez en el torneo de Lyon, en enero de 2023, y se tomó unas vacaciones para desconectar, debido a que los resultados no iban como deseaba. En el momento de aquella desconexión, Muguruza atravesaba por una crisis de resultados sin precedentes en su carrera. No ganaba un partido desde septiembre de 2022 y estaba cerca de abandonar el selecto grupo de las cien mejores tenistas del mundo. Por entonces se trataba de un parón para cargar pilas y tratar de reconducir su juego para tratar de volver a ser competitiva a primer nivel, pero sus vacaciones se fueron alargando hasta el punto de que era un secreto a voces que nunca más volvería al circuito.

«La decisión la he ido tomando poco a poco. Estos meses han sido claves. Cuando dejé de competir y volví a casa dije bueno, voy a descansar y ver cómo me encuentro. Ahí el descanso lo recibí con los brazos abiertos y cada día que pasaba me sentía mejor, mejor y mejor. No echaba en falta la disciplina y la dificultad de la vida que llevaba antes. Ha sido algo progresivo. Me he dado cuenta de que me apetece más mirar mi próximo capítulo que el tenis», reconoció la jugadora sobre este largo proceso hasta asumir mentalmente el final de su trayectoria deportiva. «Me hacía falta parar, descansar y ha sido la respuesta a lo que sentía», añadió en este sentido.

El futuro

Sobre el futuro, Muguruza, que sigue la estela de otras tenistas como Ana Ivanovic y Ashleigh Barty, que también colgaron la raqueta jóvenes, aseguró que contempla planes de tener familia, pero que también pretende seguir involucrada de alguna manera en el tenis. «No he estado presente en ningún partido, pero suelo ver partidos y seguir a mis compañeras. He estado haciendo cosas nuevas, he estado comentando, involucrada con mis patrocinadores... Surgirán cositas», aseguró, más alegre por la que fue una gran carrera deportiva que triste debido a un adiós definitivo a las canchas de tenis que ha tenido tiempo de asimilar.

De entre todos los recuerdos de su carrera deportiva, Muguruza se quedó con la final ganada a Venus Williams en Wimbledon 2017, cuando se unió a Conchita Martínez, hasta ese momento la únicas españolas capaz de triunfar en el All England Club, uno de los recinto más legendarios del tenis mundial. «Elegir uno sería imposible, porque ha habido muchos buenos, pero creo que la final de Wimbledon es un momento único, es la historia del tenis se formó en Wimbledon y ganarlo es lo máximo que puedes conseguir», recordó sobre aquella final, con la que tocó el cielo apenas un año después de conquistar la tierra batida de Roland Garros ante una auténtica leyenda como Serena Williams.

Paula Badosa, compañera en los últimos años de Muguruza en el circuito, también dedicó unas palabras a la ya exjugadora cuando se enteró de la noticia. «Fuiste el espejo donde me mire desde pequeñita. Gracias, Garbi, por dar tanto al tenis español. Fue un placer compartir contigo estos años. Feliz vida, te lo mereces», manifestó.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios