«Soy un niño que hace lo que le gusta»

11/10/2019

Pedri González, diamante en bruto de Las Palmas, se sincera y explica en qué ha cambiado su vida. El juvenil, que disputará el Mundial sub-17, destaca la valentía de Pepe Mel: «No es fácil apostar por un chico de 16 años y él lo hizo». «Si se pierde la cabeza, se pierde el jugador», asevera el atacante isleño

Pocos calificativos quedan ya para definir a Pedri González. Es el jugador de moda en la Segunda División y en breve disputará el Mundial sub-17 con la selección española. Ha cautivado a toda la isla a base de regates, pases y una toma de decisiones siempre sobresaliente. Pero eso no le va a hacer perder la humildad. Con los pies en el suelo es como podrá tocar el cielo. Y el tinerfeño lo tiene claro.

«La verdad es que esta es una vida no viven todos los niños, pero es lo que sueña un niño desde chiquitito y estoy muy contento de estar aquí. Me encuentro muy bien en el primer equipo», aseveró el atacante en los micrófonos de la radio oficial del club. «Mi padre siempre me ha dicho que lo importante es la humildad, si se pierde la cabeza, se pierde el jugador. Hay que seguir eso a rajatabla», indicó la joven promesa amarilla.

Asimismo, el habilidoso tinerfeño destaca dos figuras en su precoz carrera deportiva. Una es Roberto Arroca porque le «captó» para los filiales de la Unión Deportiva y otra es Pepe Mel, a quien le reconoció la valentía por darle una oportunidad: «Le estoy agradecido por subirme al primer equipo. Yo sé que no es fácil apostar por un niño de 16 años y él lo hizo. Sigo siendo un niño, sigo jugando a lo que me gusta que es el fútbol y lo paso bien haciéndolo».

Con todo, Pedri derrochó humildad por los cuatro costados: «Los hombres imprescindibles son los veteranos, los canteramos venimos a aportar todo lo que podemos. Lo del Mundial es un premio», dijo.

En tanto en cuanto a su futuro, el atacante insular destacó que le gustaría parecerse a Andrés Iniesta: «Siempre ha sido uno de mis ídolos, me gustaría ser como él. Eso sí, todo lleva su tiempo», expuso. También reconoció que le gustaría jugar en la máxima categoría del fútbol español. «Si ya soñaba con jugar en Segunda, imagina en Primera División», comentó el jugador, que también quiso «agradecer» el «cariño» que siempre le ha brindado la afición amarilla.

Sobre su vida, explicó que «los 19 niños que estamos y los cuidadores somos como una familia. Hay un ambiente súper bueno y no es lo mismo estar solo que vivir con 19 niños a los que les pasa lo mismo, que viven solos. Allí nos lo pasamos bien jugando a las cartas, a la Play y demás».

Con respecto al choque del domingo ante el Deportivo de La Coruña, aclaró que es importante conseguir los tres puntos: «Primero tengo que pensar en el partido del Dépor antes de irme con la selección. Tenemos que sacar los tres puntos como sea y luego ya pensaré en el Mundial». «Vendrán con otro aire por el cambio de entrenador. Tenemos que apretar, jugar como sabemos y conseguir los tres puntos», analizó sobre el combinado gallego.

Sobre sus compañeros, concluyó que «Aythami Artiles es el que más consejos me da y el que más caña me da. La verdad es que ahora jugando con Jonathan y estando todos los días con él me quedo con él. Además de ser una persona de diez, es un jugador magnífico. No había visto mucho a Fabio en el filial y me ha sorprendido mucho. Me gusta mucho su estilo de juego».

El regreso de Araujo

La UD Las Palmas se ejercitó ayer en Barranco Seco por espacio de hora y media con la buena noticia del regreso del delantero argentino Sergio Araujo. El ariete inicia una nueva fase dentro del programa de recuperación. Cabe destacar que, momentos antes del comienzo del entrenamiento, los jugadores posaron para una foto con la camiseta de Drolé, para transmitirle todo su apoyo y ánimo tras la grave lesión que sufrió. El extremo correspondió en sus redes sociales con un «los amo». Asimismo, este sábado Pepe Mel atenderá a los medios de comunicación tras el último entrenamiento previo al encuentro del domingo contra el Deportivo en el Gran Canaria.