Sin Mantovani ni Aythami, agujero en la retaguardia

02/12/2019

La expulsión del argentino y la quinta amarilla del grancanario condicionan la defensa este domingo en la visita del Numancia. Es la pareja predilecta del técnico y con ella se han sumado 17 puntos de 27 posibles esta campaña

La expulsión de Martín Mantovani y la tarjeta amarilla que recibió Aythami Artiles en Almendralejo, era la quinta, merman, una vez más, la zaga de la UD con vistas al partido de este domingo (19.00 horas) ante el Numancia. Con ellos sobre el césped, Las Palmas ha conseguido un total de 17 puntos de 27 posibles, con un bagaje bastante positivo: cinco victorias (Ponferradina 0-2, Lugo 0-2, Deportivo 3-0, Oviedo 3-1 y Extremadura 0-1), dos empates (Málaga 1-1 y Racing 2-2) y dos derrotas (Huesca 0-1 y Cádiz 2-0). Ahora, sin la pareja predilecta del técnico, Pepe Mel tendrá que reinventarse de nuevo. Con todo, el jefe de la caseta tendrá que elegir a dos futbolistas entre Mauricio Lemos (señalado por el propio entrenador, pues no ha cumplido con las expectativas), Deivid y Álex Suárez. Otra opción podría ser el comodín Eric Curbelo. Eso sí, para ello Álvaro Lemos tendría que estar al cien por cien y tampoco hay necesidad de correr riesgo con el gallego, pues es fundamental para el equipo.

Así pues, el preparador madrileño volverá a sumar otras dos bajas importantes para (parece que nunca se va a acabar este tema durante el curso). Aythami y Mantovani, además, son la pareja predilecta por Mel, como bien reconoció en una entrevista días atrás a este periódico. Sus números sobre el césped justifican tal afirmación y ahora tendrá que sacar los tres puntos ante un Numancia que está siendo muy fuerte esta temporada. No se pueden escapar más triunfos en el Gran Canaria y se antoja capital vencer, para seguir escalando en la tabla clasificatoria, al conjunto soriano.

Tres jugadores para dos puestos. Tres opciones que manejar y cada una con sus virtudes y sus defectos. Por partes, Mauricio Lemos ha dejado mucho que desear, según el propio entrenador. El charrúa tiene unas condiciones brutales para pasearse en la categoría de plata, pero está mostrando ciertas carencias. Tal vez por ir tan sobrado. Tal vez por cualquier otra cuestión. Lo que está claro es que le sobra nivel y que Mel fue tajante en pretemporada. Ahora le toca al uruguayo respaldar las palabras a del técnico madrileño que, todo sea dicho, le mandó otro mensaje en la convocatoria ante el Extremadura: o espabila o le tocará ver duelos desde la grada. Otra baraja es Deivid. No contaba el pasado verano y, por último, ha respondido con creces en las oportunidades que le ha brindado el mandamás del vestuario. Álex Suárez, por su parte, también ha estado a la altura de las expectativas cuando le ha tocado competir. El excapitán del filial es sinónimo de pundonor y pondrá esa raza al servicio del colectivo si le toca jugar.

Será difícil suplir a Mantovani y a Aythami, sobre todo por la experiencia en mil batallas y en la categoría que atesoran, ambos cuentan con ascensos a sus espaldas, pero Mel sabe que en el banquillo tiene hombres dispuestos a morir por este escudo y, sin duda, van a estar a la altura de lo que exija el Numancia. Ahora habrá que ver por quiénes apuesta y cómo responden a esa prueba.