Borrar
Sergio Araujo celebra un gol anotado la pasada campaña en el Gran Canaria mientras Kirian Rodríguez le acompaña. COBER
Araujo se mira pero no se toca: será el emblema de la nueva UD Las Palmas

Araujo se mira pero no se toca: será el emblema de la nueva UD Las Palmas

Pese a los rumores que como cada año llegan desde Grecia, donde el AEK Atenas vuelve a mostrar interés en el argentino, desde el club amarillo cierran la puerta

Kevin Fontecha

Las Palmas de Gran Canaria

Domingo, 13 de junio 2021, 02:00

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

La historia de nunca acabar. Sergio Araujo, Grecia y el AEK Atenas. Después de dos cesiones en el conjunto heleno y no ejecutar la cláusula que tenían para comprar al argentino en propiedad, ahora vuelve a estallar el rumor de su posible vuelta. El Chino dejó un grato recuerdo entre aficionados griegos y también dentro del club, donde volvió a sonreír y encontró nuevamente su mejor versión como futbolista. Luego le tocó volver a lucir el amarillo y, esta última temporada, que acabó hace unas semanas ya para los intereses grancanarios, recuperó la felicidad absoluta también en la isla.

150 encuentros a la espalda con la elástica amarilla, 11 goles en 29 encuentros disputados el curso pasado y el brazalete de capitán en su brazo izquierdo dibujan a un Sergio Araujo con la mente puesta en Las Palmas. Además, una consigna bien clara y repetida en infinidad de ocasiones por el ariete argentino: lograr otro ascenso a Primera División con la Unión Deportiva. Y así será. O, al menos, así lo creen en la zona noble del Gran Canaria. Nadie dentro del club insular atisba un conjunto sin el Chino en la temporada 2021-22. Luis Helguera, director deportivo, y Tino Luis Cabrera, secretario técnico, no contemplan en su hoja de ruta desprenderse de uno de los futbolistas con más calidad de toda la categoría de plata. Todo lo contrario, se espera que coja todavía más galones y se convierta en un referente para los más jóvenes. Porque en todos los esquemas de la dirección deportiva y de Pepe Mel, entrenador amarillo, el apellido de Araujo figura como uno de los capitanes del equipo.

Además, la buena relación con el presidente Miguel Ángel Ramírez, a quien incluso dedica sus goles cuando hace el saludo militar en sus celebraciones, invita a pensar que el futuro del Chino será amarillo. Salvo oferta irrechazable, como dijo semanas atrás el mandamás del representativo, Araujo será el emblema de la nueva UD Las Palmas.

Esta última campaña ha sido protagonista pese a haberse perdido la pretemporada al contagiarse por el coronavirus. Le costó arrancar pero ahí están sus números: 11 tantos en 29 encuentros. Y no solo la estadística respalda que desde el club se nieguen a dejarle marchar. Sus buenas sensaciones, marcando la diferencia en muchos encuentros, y metiendo miedo en las defensas rivales, rechaza cualquier posibilidad de salida.

El sueño del club, y por el que pelearán para cumplir en el mercado invernal, es juntar a Sergio Araujo, Jesé Rodríguez y Jonathan Viera. El primero tiene contrato hasta 2023, lleva en la UD desde 2015 y ya hasta tiene acento canario. Por mucho que en Grecia sueñen con su retorno, la realidad es bien contraria y seguirá siendo la bandera ofensiva de Las Palmas. El segundo, por su parte, podría firmar otro año más. En esas están Ramírez y Helguera. Convencerle no será tarea fácil, ya que cartel le sobra hasta en Primera División. El tercero y no menos importante, el mago de La Feria, concluye contrato con el Beijing Guoan en diciembre y a partir de julio ya podría negociar con la Unión Deportiva. Es un secreto a voces que volverá a Gran Canaria para marcar el camino hacia la élite.

Con todo, y pese al interés del AEK en incorporar a Araujo a sus filas, el Chino cumplirá su compromiso contractual con Las Palmas, donde ha vuelto a sentirse importante y donde está llamado a abanderar la ofensiva hacia el ascenso. Y, si todo sale bien en los despachos, tendrá jugadores de su nivel alrededor, con Jesé y Viera, pero también con Pejiño.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios