Windsurf

«Ser madre es el mayor trofeo de mi vida»

24/05/2020

Leyenda del deporte canario y del windsurf mundial. La ‘rider’ de Pozo Izquierdo Daida Ruano, con 18 títulos en el Circuito Mundial de la PWA, saborea su nueva vida junto a su hijo Áxel, de seis semanas, mientras cuenta los días para volver a disfrutar de su gran pasión: el mar. Lamenta la cancelación del Gran Canaria Wind&Waves Festival, previsto para el mes de julio, y ya piensa en 2021.

¿Cómo ha vivido esta situación excepcional motivada por el coronavirus a nivel personal y familiar?

— A nivel personal, he vivido los meses más intensos de mi vida. El inicio del estado de alarma coincidió con las últimas semanas de mi embarazo y al no poder salir, me dediqué a dar vueltas por mi casa. El pasado 9 de abril di a luz a mi hijo Áxel en el Hospital Materno Infantil y tras cinco noches ingresada, regresé a casa para comenzar a recuperarme tras la cesárea e iniciar esta nueva aventura de ser madre. Durante las últimas cinco semanas, he estado en casa encerrada tratando de ir recobrando tono muscular y trabajando para volver lo antes posible al agua, eso sí, respetando los tiempos que me han pautado los médicos, los fisioterapeutas y mi preparador físico. Menos mal que tengo perro y no he perdido el contacto con el sol.

— ¿Cómo lleva la maternidad? ¿Les deja dormir el pequeño Áxel?

— Al final, el confinamiento nos ha venido bien porque el niño nació prematuro y es la primera vez que lo saco a la calle. Como somos padres primerizos -su pareja es el periodista Rodrigo Pérez Cano-, nos ha venido bien para ir aprendiendo de él e ir conociéndolo poco a poco. Vivimos esto con un poquito de miedo y con precaución porque es algo que nadie se esperaba y que es bastante duro como se va tanta gente en España y en el mundo, y que hasta la fecha no tenemos ningún tipo de solución más que el distanciamiento y las medidas higiénicas.

— Ha vivido de todo a nivel profesional -18 títulos mundiales- y personal -superó un cáncer entre 2011 y 2012- hasta lograr el mejor triunfo con su hijo...

— Sí, para mí ser madre es el mejor trofeo que he tenido en mi vida. A pesar de tener ya 18 títulos mundiales esto es algo increíble, una experiencia que solo las madres saben cómo se vive y, en especial, lo que me ha costado llegar hasta aquí después de la enfermedad que sufrí, el cáncer de ovario, y haber podido conseguir ser madre ha sido gracias a la ciencia algo maravilloso.

— ¿Pudo avanzar a la fase 1?

— Ya empecé a salir a caminar y trotar a partir de las 20.00 horas. Aunque tengo el certificado que reconoce mi condición de Deportista de Alto Nivel (DAN) por la Real Federación Española de Vela y podría realizar ejercicio a cualquier hora, tengo miedo a que me increpen por la calle o me pare la policía por hacer entrenamientos físicos fuera del agua. En estos momentos, hay mucha incertidumbre y todo depende de quién y cómo interprete las normas estipulada en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

— La práctica del windsurf estuvo limitada a nivel horario en este periodo. ¿Qué opinión le merece?

— Hasta la fecha, los horarios para los deportes náuticos han sido lo peor porque nos afectan directamente, ya que es prácticamente imposible poder navegar. De ahí que se haya creado con miles de personas en toda Canarias un grupo de Facebook para reivindicar que el Gobierno de Canarias tomara cartas en el asunto y trabajase sobre unos horarios asequibles para los windsurfistas y para el kite porque el mar es nuestra cancha deportiva al aire libre, respetamos las medias de seguridad evidentemente y no molestamos ni a niños ni a mayores. Creo que lo más sensato es abrir el mar y que la gente puede practicar su deporte en cualquier horario.

— Estos horarios se flexibilizarán para la segunda fase a partir de mañana. ¿Considera que es suficiente?

— La entrada en la fase 2 va a ser un gran avance para toda la gente que llevaba confinada y hacer deporte es salud. El windsurf es muy multitudinario en Canarias y la gente es verdad que cuando salió la noticia aplaudió la decisión porque puedes reactivar la actividad económica, aunque ya algunas tiendas lo han podido hacer dándose de alta como turismo activo. Pasa que la gente no puede navegar, pero si alquilas y pagas material sí, era un poco la controversia, pero en breve se regulará y podrán todos disfrutar del mar.

— ¿Ya tiene ganas de entrar al agua?

— Tengo unas ganas... (risas). Llevo diciéndole a mi pareja que tengo muchas ganas de navegar, ya hice seis semanas de la cirugía, empecé con una rutina de fortalecimiento y, desde que me vea en condiciones, podré salir a navegar aunque sea sin saltar, sin impacto y poco a poco. Espero disfrutar del mar muy pronto.

— ¿Qué representa el deporte que usted tanto domina para Pozo Izquierdo?

— Pozo Izquierdo es un pequeño pueblo pesquero y el windsurf es una parte fundamental de su economía. Muchas familias dependen directa o indirectamente de los miles de turistas y clientes locales que, cada año, llegan atraídos por las excelentes condiciones de viento y de olas que ofrece Pozo Izquierdo, gracias a las cuales el sureste de Gran Canaria se ha convertido en uno de los mejores spots de toda Europa.

— El Club Deportivo MorenoTwins ha tomado la decisión de cancelar el Gran Canaria Wind&Waves Festival, que estaba previsto del 3 al 12 de julio en Pozo Izquierdo...

— Tuvimos que posponer la prueba del Mundial para el año 2021 porque, hasta la fecha, no se ha podido realizar ningún evento del Circuito Mundial de la PWA, se han pospuesto hasta 2021 absolutamente todos los eventos. Recientemente, el evento que hay a finales de septiembre y a principios de octubre en Alemania, que es el más grande del mundo en la PWA, se canceló también. Creo que Gran Canaria, Fuerteventura y Tenerife, por ese orden porque son los siguientes por fechas, vamos a hacer lo mismo. La decisión del Club Deportivo MorenoTwins es que no podemos arriesgarnos absolutamente nada y no es momento de celebrar nada.

— Se plantearían diferentes opciones...

— A pesar de que hemos intentado buscar diferentes tipos de soluciones, no podemos asegurar que los corredores puedan llegar aquí en condiciones, el evento estaba previsto para principios de julio y hay países como Australia que ni siquiera dejan salir, también en Hawaii, cruzar ahora mismo Estados Unidos es una locura, llegar aquí con esos riesgos y no poder alojarte en ningún hotel. Está todo un poco en el aire y no podemos arriesgarnos a que nadie sufra lo más mínimo y que puedan padecer este virus. Hemos decidido no cargar con esa mochila y cancelar para 2021.

— ¿Cuánto afecta a Pozo Izquierdo tomar una decisión así?

— Afecta muchísimo, pero la gente entiende perfectamente que no vaya a haber evento. Hay muchísima gente y turistas que contactan con las tiendas que quieren venir y, de hecho, están contentos porque van a poder navegar esa semana y tendrán la playa para ellos solos. Los que puedan venir lo harán para entrenar de cara al año que viene, pero habrá una crisis mundial importante en la industria del windsurf. De hecho, ya hemos estado teniendo recortes como corredores, lo primero que se hizo fue recortar los salarios y, si no hay eventos, no hay apoyo a los corredores. Va a ser una situación muy difícil y esperemos que poco a poco, si el turista viene, compra y hay ventas, habiendo actividad económica aunque no sea como antes, podremos salir todos adelante para el año que viene.

— ¿Está en el aire la celebración de cualquier prueba del Circuito Mundial en lo que resta de año?

— Por ahora, se ha cancelado todo hasta Alemania. Quedaría Hawaii en noviembre y he escuchado que, tal vez, haya algo en Francia, pero como están las cosas creo que es hablar por hablar y lo más sensato y responsable es posponer para 2021.

— ¿Seguirán contando con el apoyo del Grupo Anfi y Volkswagen Comerciales?

— Está todo en el aire, he tenido miedo hasta de preguntarles, pero confío en que sigamos adelante. Ahora toca reactivar la economía y que mejor que invertir en marketing con gente de aquí y que proyecta de cara al mundo. Iballa y yo tenemos muchas ganas de hacer proyectos con Anfi y Volkswagen para promocionar sus productos. Aunque no haya competición, el windsurf es muy visual, activo y se pueden hacer muchísimas otras cosas.