Ajedrez

Sabrina Vega luce su mejor tablero virtual para paliar el confinamiento

03/05/2020

Obligada a parar la competición por la pandemia, la Gran Maestra grancanaria mantiene su actividad diaria de manera online, a la vez que anima a practicar su deporte. «Es tan rico en todo y engancha tanto, que desde que lo pruebas siempre encuentras una forma de disfrutarlo», asevera. Palabra de la 6 veces campeona de España y subcampeona de Europa.

Inmersa en plena temporada, la pandemia ha obligado a la Gran Maestra grancanaria Sabrina Vega a parar en seco la competición. Pero ni mucho menos su actividad con los tableros, a los que se acerca estos días de cuarentena de manera virtual desde su domicilio familiar en Gran Canaria, junto a su hermana Belinda y sus padres.

«El calendario deportivo está lógicamente casi todo paralizado. La temporada va a ser difícil recuperarla, creo que este año se va a quedar, en ese sentido, bastante desierta», afirma asimilando como puede el contratiempo. Sin embargo, la GM grancanaria no pierde el tiempo en su domicilio familiar. «El ajedrez cuenta con la herramienta del Internet y desde ahí lo que estoy haciendo es continuar con algunas clases desde la plataforma online Chess24.com, donde generamos contenidos para entretener a los usuarios, que en este periodo entiendo que es una herramienta muy útil y entretenida. En ese sentido el ajedrez escapa un poquito con respecto a otros deportes», sostiene.

No duda Sabrina Vega en recomendar adentrarse en el maravilloso mundo del ajedrez durante la cuarentena. «Son muchos sus beneficios. En primer lugar, por la situación concreta en la que estamos, donde todo el mundo se mantiene confinado, creo que el ajedrez puede ser una gran herramienta precisamente por la comodidad de practicarla desde casa, donde puedes jugar partidas con gente de España o del resto del mundo y sentir esa conexión con el mundo exterior que ahora mismo hemos perdido un poco», dice.

«Por otro lado», añade, «también genera cualidades muy buenas como herramienta educativa o como entretenimiento, por poner solo dos ejemplos. Creo que hoy en día desde fuera hay todavía un cierto estereotipo, para el que no es tan aficionado o no conoce el ajedrez, de que es un deporte aburrido o estático, pero yo en ese sentido siempre animo a todo el mundo a que lo te pruebe porque tiene tanto, es tan rico en todo y te engancha tanto, que desde que simplemente te acercas a él y lo pruebas siempre encuentras una forma de disfrutarlo». Palabra de Sabrina Vega. Gran Maestra Femenina, 6 veces campeona de España, subcampeona de Europa en 2016, mundialista en 2018, miembro selección española en 7 Olimpiadas y en otros tantos Europeos... ¿Se animan?

Sabrina Vega luce su mejor tablero virtual para paliar el confinamiento
No perder el ritmo de competición.

«El CSD está intentando animar a los deportista a que lo practiquen de manera online, dentro de lo que pueda ser una rutina para no perder ese ritmo porque es verdad que, cuando vemos tan lejos la parte competitiva, la motivación puede decaer. En ese sentido yo hago mi rutina por las tardes todos los días como puedo, quedando con compañeros para hacer partidas de entrenamiento, jugando algún torneo online, generando contenidos y, también, alguna clase que se puede dar para el resto de usuarios», valora Sabrina Vega.

De Túnez a Gran Canaria.

Acostumbrada a numerosos viajes por todo el mundo por su rutina competitiva, afortunadamente no le cogió lejos cuando se declaró el estado de alarma. «Había ido a Túnez a jugar. Ya casi para regresar es cuando comenzó a crecer mucho exponencialmente, en Italia sobre todo, el tema de la pandemia. Mi idea siempre fue regresar a la isla, a pasar unos días tras el torneo. El 24 de febrero regresé a España y el 26 ya estaba en Gran Canaria. Lo que ya no pude es seguir con los torneos, al suspenderse todo», relata.

Aprovechando momentos familiares.

Ya en casa, Vega no lleva nada mal su particular confinamiento. «Dentro de lo que cabe, que es lo de estar encerrados en casa, al menos por mi parte tengo la suerte de estar con mi familia, que por el ritmo de mi vida, por el calendario deportivo, no me permitía sino pasar unos pocos días con ella. Al menos por esa parte estoy aprovechando esa vida familiar y recuperando algunos momentos», afirma.

Entrenamiento diario.

Además, su contacto con los tableros es a diario. Un contacto virtual que le permite el inmenso mundo de Internet. «El ajedrez presencial, obviamente, es muy distinto. Las partidas online normalmente suelen ser partidas más rápidas, pero como entrenamiento viene bien porque generas reflejos, por ejemplo, y al final estás jugando, no pierdes esa rutina. Lógicamente es difícil encontrar esa parte competitiva, pero al menos tienes algo», estima.