Nico García conquista el Atlas

    Cargando reproductor ...
16/12/2017

La expedición del Atlas al Sáhara, una iniciativa de CANARIAS7 con el apoyo del Cabildo de Gran Canaria y Fundación UD Las Palmas, alcanzó la cima del Toubkal (4.167 metros) acompañando a Nicolás García Hemme.

En su primera experiencia en la alta montaña, el extaewondista ahora en tareas internacionales con la Liga de Fútbol Profesional, consiguió alcanzar la cima más alta de la cordillera del Atlas marroquí. Una expepriencia “muy dura” en su primera incursión en el montañismo. “El ascenso hasta la cumbre se hizo muy largo y duro por las condiciones meteorológicas. El frío y el viento dificultaron aún el sacrificio que hay que hacer para estar a más de 4.000 metros”, manifestó uno de los deportistas más laureados de Canarias. “Estoy orgulloso por haber conseguido el primer gran reto de esta aventura por África. Gracias a CANARIAS7 por contar conmigo, y también el apoyo del Cabildo de Gran Canaria y la Fundación UD Las Palmas”, manifestó García Hemme.

Javier cruz es el jefe de la expedición, de la que forma parte este diario como testigo privilegiado. El alpinista valora como “muy positiva” la experiencia del medllista olímpico en la cima más alta del norte de África. “Estoy muy satisfecho por cómo han reaccionado todos los expedicionarios y Nicolás en concreto. A pesar del enorme sacrificio que supone ascender un cuatromil por primera vez, él lo ha conseguido. Y eso que hubo dificultades como la adaptación a la altura y el frío que hacía cerca de la cima. En la cumbre marcó -12 grados. No ha sido fácil, la jornada ha sido dura y él ha tendido que adaptarse a un deporte que es muy diferente al suyo. Pero ha conseguido superar todas las complicaciones del camino, nevado y con hielo, hasta alcanzar la cima 4.167 metros. Es el primer reto de una aventura que nos llevará hasta el oeste tras atravesar el Atlas hasta llegar al desierto del Sáhara”, recuerda Cruz.

El grupo inició el camino desde el refugio aún con noche cerrada a las 5.00 de la mañana, a más de 3.000 metros. Tras ponerse los crampones por el resbaladizo terreno tras la copiosa nevada de las últimas fechas empezó a subir por unas empinadísimas laderas, con zonas heladas, hasta llegar a un valle rodeado de altas paredes rocosas.

En ese momento se hizo la primera escala a 3.596 meros y cerca de los cero grados de temperatura. Empezaba a clarear entonces, por los que los expedicionarios ya atisbaron unas nubes amenazadoras en la cumbre y un fuerte viento que condicionaron el último tramo hasta la cima.

Después de superar varias rampas, se alcanzó un collado a 4.000 metros de altura con el termómetro ya por debajo de los cero grados y con ráfagas de viento ue dificultaban cada paso. Desde ese lugar comenzaron a cruzar una arista, un camino estrecho de nieve a la derecha que finalmente llevó hasta la cima del Toubkal. En el antiguo bereber, Toubkal significa por encima de la tierra, una sensación que despertó en García Hemme tras conseguir estar en el punto más alto del norte de África. “Es impresionante el paisaje que se divisa desde la cima. Ves todo el Atlas”, reconoce impresionado el campeón, después de que las nubes que condicionaron el ascenso se disipasen. “Es una imagen que nunca olvidaré. Ha valido la pena todo el esfuerzo”, apostilló.

En su cumbre (4.167 metros), que no se divisa hasta estar a 100 metros de la misma, se encuentra una gran pirámide metálica, el símbolo que indicó el éxito de la ascensión y del primer desafío planteado a Nicolás García Hemme en África.

Cargando reproductor ...
Nuevo reto

Después de alcanzar la cima del Toubkal llega el siguiente reto antes de alcanzar el desierto. Tras atravesar el Atlas hacia el oeste, la expedición con Nicolás García Hemme se centrará ahora en atravesar y hacer escalada en la Garganta del Todra, una pared vertical de cerca de 500 metros de altitud, que transcurre a lo largo de un kilómetro entre el río del mismo nombre.

«Atravesaremos por otras formaciones geográficas que nos condicionarán el viaje, como son los descensos por gargantas de ríos caudalosos, o ascensiones por paredes rocosas verticales hasta ir perdiendo altura y agresividad el terreno por el fin de la cordillera por el este hasta comenzar las infinitas extensiones del desierto», afirma Javier Cruz. Comienza la segunda etapa de la aventura y CANARIAS7 también será testigo en la sexta edición de una iniciativa únicas en las islas con uno de los deportista con mayor palmarés de las islas.