La aventura del Atlas al Sáhara de García Hemme

31/12/2017

Con el apoyo del Cabildo de Gran Canaria y la Fundación UD Las Palmas, el taekwondista, ahora responsable internacional de LaLiga Global Network, recorrió la cordillera norteafricana desde su punto más alto hasta el desierto guiado por Javier Cruz.

Primero fue ascender el Toubkal (4.167 metros), luego atravesar las heladas aguas del río que nace en el M’goun, otro cuatromil, después escalar en las rocosas gargantas del Todra para acabar en el infinito desierto del Sáhara en una travesía de tres días. Y tras cumplir cada etapa con sobresaliente, la satisfacción es generalizada en el grupo que encabezaba Javier Cruz y al que acompañó CANARIAS7 en la sexta edición de un desafío único en las islas.

«Han sido diez días muy intensos en los que se han tenido que encarar diferentes retos en nuestro recorrido desde la cordillera del Atlas hasta el desierto del Sáhara. Nicolás ha reaccionado siempre como lo que es, un campeón. Físicamente ha rendido muy bien a cada uno de los esfuerzos que se le exigía en las diferentes etapas, y también ha convivido y se ha mezclado perfectamente con el resto del equipo, algo fundamental para que todo salga bien durante tantas jornadas duras y largas del viaje. En el Toubkal sufrió un poco con el frío en los dedos a más de 3.000 metros y sus pulsaciones se aceleraron por el esfuerzo cerca de la cumbre, pero logró alcanzar los 4.167 metros en su primera experiencia en la alta montaña», destaca el jefe de expedición.

«A pesar del esfuerzo disfrutó mucho de las jornadas en el río y en la escalada por la vía ferrata en las gargantas del Todra, pues ya tenía cierta experiencia en escalada y eso facilitó todo. Al final, los días en el desierto, soportando temperaturas muy bajas como en la alta montaña, también fue toda una experiencia para él. Se ha notado en esta aventura, que trasciende el aspecto deportivo, que es un hombre de mundo, acostumbrado a convivir con otras culturas y que aún mantiene la motivación por superar cada uno de los retos que se le plantean», afirma Cruz.

Nicolás coincide con el jefe de la expedición, en el que confió desde un primer momento cuando este diario le propuso la aventura por el norte de África. «Ha sido una experiencia muy enriquecedora. En lo deportivo, pues me ponía a prueba en disciplinas como el alpinismo que no dominaba, como en el aspecto cultural y personal. Ha sido muy fácil trabajar con el grupo y, en especial, con Javier Cruz. Es difícil encarar un reto así y con gente con la que previamente no habías trabajado, pero todo ha sido muy sencillo a pesar de la dureza de diez días muy intensos», manifiesta el ex taekwondista, plata olímpica, ahora responsable del proyecto internacional LaLiga Global Network.