El boxeador madrileño, afincado en Las Palmas de Gran Canaria desde hace cuatro años, con su primo Daniel Sosa. / c7

«Poli no quería huir, lo detuvieron renovando el DNI»

Un familiar del exboxeador señala que en ningún momento quiso eludir a la justicia, y que fue detenido en comisaría porque fue a renovar sus documentos

Carlos Sixto De Inza Serrano
CARLOS SIXTO DE INZA SERRANO Las Palmas de Gran Canaria

Familiares de Policarpo Díaz, más conocido como el Potro de Vallecas, han declarado a este periódico que el boxeador «en ningún momento ha tratado de huir de la justicia, al contrario, fue detenido el pasado martes a medio día, cuando acudió por su propio pie, a la comisaría sur del polígono de San Cristóbal a renovar su documento Nacional de Identidad (DNI)».

Como se sabe, Poli Díaz fue detenido este martes día 4 en Las Palmas de Gran Canaria, donde reside actualmente, por no presentarse a un juicio por una agresión hace unos años. Sobre el exboxeador madrileño pesaba una orden de busca y captura, por lo que fue detenido por la Policía Nacional y puesto posteriormente a disposición judicial

Según ha declarado Daniel Sosa, familiar de la mujer del propio Policarpo Díaz, «nuestro primo nunca ha eludido presentarse en el juicio que tenía pendiente en Madrid, al contrario, el juicio fue aplazado en sucesivas ocasiones, primero por la pandemia, y después por la última tormenta tropical, cuando volvió a ser aplazado«.

También señala que «si hubiera tenido intención de huir no se hubiera presentado por su propio pie en comisaría, como hizo el martes antes de ser detenido. Al contrario, había quedado en ir a comisaría a renovar el DNI, y después íbamos a ir a comer, cuando después de una larga espera ese día, sin saber qué es lo que le había pasado, nos llamó una abogada para comunicarnos que había sido detenido, para después ingresar en prisión«.

Daniel Sosa, también explica que «desde entonces la familia no ha sabido nada de él, que está aislado en una celda por covid-19 y que desde entonces ni su mujer, Lola, ni nadie de nuestra familia ha podido hablar con él, ni hemos tenido más noticias, lo cual nos parece muy sorprendente«. Esta versión de la familia choca con el hecho de que la orden de ingreso en prisión dictada el Juzgado de Instrucción número siete de las Palmas de Gran Canaria decreta el «ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza» para el exboxeador, en atención a una requisitoria dictada por un juzgado de lo penal de Madrid.

Daniel también explica que Policarpo lleva casi cuatro años residiendo en Las Palmas de Gran Canaria, de donde es natural su mujer, y que su idea era la de abrir un gimnasio de boxeo en la capital para dar clases y practicar este deporte, aunque la pandemia lo ha paralizado todo.

Añade que la familia está muy preocupada y están afectados por la continua visita a su casa de cámaras y medios de comunicación interesados en hablar con la familia.

Como se sabe, Poli Díaz fue detenido este martes en Las Palmas de Gran Canaria, donde reside actualmente. El Juzgado de Instrucción número siete de las Palmas de Gran Canaria dictó el martes día 4 una orden de prisión provisional, comunicada y sin fianza.

Este último órgano judicial solicitó la requisitoria del exdeportista afincado en la capital grancanaria porque no se presentó en un juicio que tenía pendiente por lesiones.

Poli Díaz ingresó en el Centro Penitenciario de Salto del Negro y está pendiente de la decisión que tome la autoridad judicial de Madrid.

El juicio que tiene pendiente está señalado para el próximo mes de junio.