Borrar
Shurna, en pleno esfuerzo defensivo ante Llull. ACB PHOTO / V. CARRETERO
Playoff y honor en juego

Playoff y honor en juego

Tras la paliza sufrida en la primera cita, donde el Gran Canaria no dio la talla esperada, los amarillos están obligados a dar su mejor versión para intentar forzar un tercer y decisivo duelo

ÓSCAR HERNÁNDEZ ROMANO

Las Palmas de Gran Canaria.

Miércoles, 2 de junio 2021, 02:00

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Para plantarle cara al Real Madrid, uno de los grandes de Europa, no queda otra que defender al límite, sufrir, pelear cada segundo y balón y, además, contar con que no tenga su mejor día. Nada de eso pasó en la primera batalla de cuartos en el WiZink Center, donde un notable Real Madrid aplastó a un endeble Herbalife Gran Canaria, lo que le obliga ganar este miércoles (21.00 horas, Movistar Deportes, dial 53) para igualar la eliminatoria y, de paso, lavar su imagen y escudo.

Una nueva derrota elimina a los claretianos por la vía rápida, una normalidad en los enfrentamientos entre blancos y amarillos si del Playoff se trata. Y, siendo realistas tras la paliza de la primera cita, sería lo más normal que volviera a ocurrir. Sin embargo, llegados a este punto, donde ganarle dos partidos al Real Madrid se torna misión imposible, casi que lo de ganar o perder -si es lo primero mejor, claro- ha pasado a un segundo (y tercer también) plano. «Tenemos que cambiar de la noche al día lo que queremos. No es una cuestión de ganar o perder sino de que tenemos que demostrar qué tipo de equipo somos», aseveró, tajante, el propio Porfi Fisac, entrenador jefe de los claretianos, aún con la oreja caliente tras sufrir un zarpazo inesperado por lo abultado y sensaciones de los suyos, cuando solo unas semanas antes les aplaudía la remontada final en la fase regular.

Y no le falta razón al profesional segoviano, con una decisión extra e inesperada por tomar para la batalla, la de dejar fuera o no a Andrew Albicy, el base francés que perdió los papeles en el tercer cuarto y dejó de jugar para reprochar la actitud de un compañero en pleno partido. Aunque se calmó luego, no volvió a entrar más a la pista, una decisión acertada pero que ya se verá si indulta al de Sévres o le deja fuera de la partida.

Su presencia es la única duda para la cita, toda vez que Fisac puede contar con todo su arsenal, no así Pablo Laso, que vuelve a perder a los confinados por la covid-19 Felipe Reyes y Alberto Abalde y a los lesionados Thompkins y Randolph.

Con o sin Albicy, de lo mejor, deportivamente hablando en Madrid junto a Costello, el Granca debe tirar de orgullo para, como mal menor, despedirse de la temporada con la cabeza alta.

Aunque la victoria también es una opción, teniendo en cuenta que el tercero, y decisivo, partido se disputaría de nuevo en Madrid, caer con honor lo firmarían muchos. Igualar los centímetros y la calidad del grupo merengue es imposible para los claretianos por pura cuestión económica, pero pocos le ganan, históricamente, a los isleños en entrega y amor por un escudo que debe estar por encima de todo.

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios