Joan Mir. / Afp

GP Emilia Romaña

El segundo capítulo en Misano pone a prueba la candidatura de Mir

Jorge Martín vuelve a ser baja por positivo en covid-19 en un trazado al que Dovizioso llega como líder en MotoGP

BORJA GONZÁLEZ Misano

El Mundial de Motociclismo repite carrera en el Circuito de Misano, esta vez en el bautizado como Gran Premio de Emilia-Romaña y con un nuevo líder en MotoGP, Andrea Dovizioso. Y con Joan Mir como el mejor de los españoles. Tercer doblete del año y tercera vez en la que los pilotos de MotoGP van a tener la oportunidad de, o bien repetir el éxito de un fin de semana anterior, o resarcirse de lo vivido siete días antes en un mismo escenario.

En la primera prueba de Jerez subieron al podio Quartararo, Viñales y Dovizioso, en la segunda el francés y el español repitieron sus posiciones, mientras que al italiano le sustituyó en el podio su compatriota Rossi; en la primera de Austria fue Dovizioso el ganador, con Mir y Miller en el cajón, y siete días después fue Oliveira el que se hizo con el triunfo, de nuevo con Miller entre los tres mejores y con Pol Espargaró tercero. El pasado domingo la victoria fue para Morbidelli, con Bagnaia segundo y Mir tercero.

Esta vez, sin embargo, hay un factor diferencial respecto a los dos anteriores dobletes, y es que pilotos y equipos tuvieron el martes una jornada de entrenamientos en la que los más dubitativos tuvieron la oportunidad de trabajar en sus problemas. Entre ellos, curiosamente, el que salió líder de la primera carrera de Misano, Dovizioso, que sólo fue séptimo a más de ocho segundos del mejor de los pilotos de Ducati, Bagnaia. Un detalle que resume muy bien cómo de impredecible está siendo este campeonato.

«Es más desafiante porque no sabes exactamente lo que va a ocurrir el fin de semana y eso es muy duro y es algo que el año pasado no sucedía, lo que hace que sea más complicado para todos», resumía 'Dovi', que saldrá a carrera con seis puntos de ventaja sobre el segundo, Quartararo, y menos de 23 (una victoria vale 25) respecto al noveno, Nakagami.

«Nadie ha tenido la suficiente regularidad hasta ahora aunque todo el mundo trata de mejorar la constancia, pero es muy difícil, porque en cada carrera tienes un nivel de agarre distinto y te encuentras con condiciones distintas a las que te esperabas», confesaba, por su parte, Mir. el mejor español general ya que es cuarto, a 16 puntos del líder. «Eso, la gestión de las circunstancias, es lo que se espera que defina quién va a ser el campeón en un año en el que líder ha sumado poco más del cincuenta por ciento de los puntos puestos en juego. Me gusta mucho poder hacer dos carreras en el mismo sitio. Si va mal, tienes una oportunidad para que salga bien; y si va bien, tienes otra oportunidad para repetirlo, añadía Mir, uno de los pilotos que más está llamando la atención en un curso en el que lleva ya dos ceros, el que más entre los seis primeros.

Campeonato alocado     

 «Me encuentro bien, me encuentro rápido, en el test mejoramos un pelín la puesta a punto de la moto y estoy más confiado. A ver si esto puede hacer que crezcamos en el oficial y así hacer una buena salida y unas buenas primeras vueltas», razonaba Mir, después de que el pasado domingo pasase de estar sexto a cinco segundos de Morbidelli en la vuelta 17 a terminar tercero a poco más de dos del ganador, y a 73 milésimas del segundo puesto. «Si queremos luchar por el título lo primero que hay que hacer es ganar carreras. Hay que empezar a ganar; vamos por el camino, pero la realidad es que no hemos ganado», concluía el mallorquín de Suzuki.

«Es un campeonato alocado: tenemos nueve pilotos en 23 puntos», resumía, por su parte, Valentino Rossi, cuarto el domingo, y protagonista indirecto tras el indiscutible éxito de los pilotos de su academia (primero y segundo en MotoGP, primero y segundo en Moto2). «Es un campeonato distinto en todos los sentidos, pero muy motivante. Tirar de experiencia será importante, pero lo más importante es tener velocidad. No estoy tan lejos, pero tengo que aumentar la velocidad para luchar por el campeonato. Es el factor crucial», añadía el veterano 'doctor' italiano..

Este viernes comenzarán, pues, los primeros entrenamientos libres en Misano, en el quinto día de rodaje para los pilotos de MotoGP. También comenzarán con su trabajo los de Moto3 y Moto2, en la clase pequeña con el líder Albert Arenas con la presión de resarcirse del cero de la última prueba, que deja al segundo de la general, Ogura, a sólo cinco puntos, y en la intermedia de nuevo con favoritismo italiano, tras el triplete Marini, Bezzecchi, Bastianini, y con la ausencia de Jorge Martín, que volvió a dar positivo por covid-19 en un test previo a poder viajar a Italia, lo que complica un poco más las posibilidades que tuviese de poder pelear por el campeonato.