Borrar
MotoGP presenta un reglamento más seguro y sostenible

MotoGP presenta un reglamento más seguro y sostenible

El campeonato rebajará la cilindrada a partir de 2027 y pondrá freno a la escalada aerodinámica y electrónica para facilitar los adelantamientos

Jesús Gutiérrez

Lunes, 6 de mayo 2024, 14:26

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El reglamento técnico de MotoGP se revisa en ciclos de cinco años y el que comenzará en 2027 supone una auténtica revolución para el campeonato. Desde que en 2012 se estableció la cilindrada máxima en 1.000 centímetros cúbicos, apenas había habido algún retoque mínimo, pero se había seguido una política continuista durante estos tres lustros con la idea de tener el mínimo impacto económico en las fábricas. Pero mientras la parte mecánica de las motos apenas evolucionaba, se ha ido produciendo un auténtico boom en el apartado aerodinámico tecnológico, que ha condicionado por completo las carreras, con motos más rápidas, efectivas y perfectas, y también mucho más difíciles de adelantar.

Las críticas en contra de estas nuevas MotoGP repletas de alerones cada vez eran más evidentes. Por parte de los aficionados, que echaban en falta parte del espectáculo de las carreras de motos; pero también de los propios protagonistas, para los que pilotar estas monturas se hacía más físico y peligroso, no solo por las velocidades, también por la cantidad de apéndices que sobresalen y los dispositivos electrónicos que controlan.

Para realizar un cambio de estas dimensiones hay que poner de acuerdo a los cinco fabricantes implicados (Aprilia, Ducati, Honda, KTM y Yamaha), a los equipos de la clase reina y a la Federación Internacional de Motociclismo (FIM), además de la propia Dorna, promotora del campeonato hasta el desembarco de los americanos de Liberty Media, anunciado para el final de este año. En el pasado Gran Premio de España, en Jerez, se reunieron representantes de cada una de las partes implicadas, en lo que se conoce como Comisión de Grandes Premios, que preside el CEO de MotoGP, Carmelo Ezpeleta. Después de muchos tiras y afloja, al fin hubo fumata blanca para definir lo que será el campeonato del futuro.

Motores más pequeños

El caballo de batalla del nuevo reglamento técnico era la reducción de la cilindrada, que a partir de 2027 será de 850 cc, con el diámetro máximo del cilindro que se reducirá de 81 a 75 mm. La consecuencia más obvia es que las MotoGP correrán menos (actualmente ya rebasan los 360 km/h), pero con ello también se aumentará su kilometraje, rebajando el número máximo de motores permitidos para cada piloto en una temporada de siete a seis. Un campeonato más eficiente y sostenible, ya que se complementará con la llegada en 2027 de combustible que será 100 % de origen no fósil. Motos menos contaminantes y con menos emisiones, ya que la capacidad del depósito también se reducirá de los 22 litros actuales a 20.

También se pondrá coto a la escalada aerodinámica, con el objetivo de achicar su impacto en las carreras y al mismo tiempo reducir unos costes que se habían disparado exponencialmente. La anchura de la parte superior del carenado delantero se estrechará en 50 mm, mientras el morro se retrasará otros 50 mm, reduciendo el efecto de la aerodinámica en las rectas y en las zonas de frenado, para tratar de potenciar los adelantamientos, una de las esencias de las carreras de motos y lo que levanta a los aficionados en las gradas.

Lo que estará prohibido desde 2027 serán todos los dispositivos electrónicos que controlan la altura de las motos y que hasta ahora se utilizaban para las salidas ('holeshot') y para ganar tracción a la salida de las curvas. También se pretende con ello facilitar los adelantamientos y que importen más las manos del piloto que la tecnología de las motos. Y con la intención de nivelar aún más el terreno de juego, los datos GPS de los pilotos estarán disponibles para todos los equipos después de cada sesión de entrenamiento, aportando una ventana para mejorar la puesta a punto de las motos sobre la marcha en un gran premio.

MotoGP ha puesto las bases de un campeonato que en 2027 pretende ser más seguro para los pilotos, económico para los fabricantes, sostenible con el medio ambiente y espectacular a ojos de los aficionados.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios