Marc Márquez en una imagen de archivo. / AFP

GP de las Américas

Márquez regresa en su circuito fetiche

El piloto español ha recibido el alta médica tras su nuevo episodio de diplopía y competirá este fin de semana en Austin

BORJA GONZÁLEZ AUSTIN

Las pistas que había ido dejando Marc Márquez en los últimos días eran positivas. Lejos de las pocas imágenes de su día a día en su anterior episodio de diplopía, esa afección ocular que le hace ver doble, esta vez el campeón español se había mostrado en sus redes sociales trabajando en el gimnasio (incluso haciendo malabarismos con unas pelotas de tenis) y con escenas de una vida cotidiana más normal, lo que daba fuerza a la información médica que apuntaba a que esta vez estábamos ante un capítulo mucho más leve y que debía de requerir de un periodo de recuperación mucho más breve.

La primera revisión la semana pasada había constatado esto, lo que se consolidó con la prueba que este martes hizo el piloto en un circuito, en el de Alcarrás en Lérida, y con una moto de calle, una Honda CBR 600. Un test que terminó resultando positivo hasta el punto de que ha recibido el alta médica, lo que le va a permitir disputar este mismo fin de semana el Gran Premio de Estados Unidos en el Circuito de las Américas, en Austin.

«Estoy muy contento de volver, es una gran sensación y especialmente hacerlo en uno de mis circuitos favoritos», explicaba a través de su equipo. «Independientemente de la situación, disfruto mucho pilotando en Texas y tengo recuerdos increíbles allí. Tenemos trabajo que hacer después de perder dos carreras y todo el fin de semana de Argentina, así que no estoy aquí para fijar un objetivo en estos momentos. Hay muchas cosas que hacer y considerar, pero lo importante es que volvemos a subirnos a la moto este fin de semana», agregó.

Márquez se perdió la carrera de Indonesia después de la brutal caída que sufrió en el warm up dominical en la que terminó lesionándose, y el Gran Premio de Argentina al completo, después de haber terminado quinto en la primera prueba celebrada en Catar. Y ahora reaparece en uno de sus circuitos fetiche, uno en el que ha ganado siempre, excepto en 2019, cuando se fue al suelo mientras lideraba con solvencia la prueba.

Favorito

Esta estadística y el hecho de que incluso el año pasado, aún en un periodo de recuperación de la lesión de su brazo derecho, ganase, le hace pasar automáticamente de ausente a máximo favorito. Con la fortuna de que con un campeonato como el de este año, con tres ganadores distintos en los tres primeros grandes premios y nueve nombres diferentes en los nueve podios repartidos, se puede decir que mantiene intactas sus opciones de pelear por el título. Márquez es decimoquinto de la general a 34 puntos del líder, Aleix Espargaró, y a 27 del segundo, Brad Binder. Una diferencia más que salvable teniendo en cuenta que aún quedan dieciocho pruebas por disputarse, y más cuando encara un escenario en el que ha terminado primero siete veces. Este viernes, a partir de las 16:55 en horario peninsular, el ocho veces campeón del mundo volverá a subirse a su MotoGP y dará ya sí las pistas definitivas sobre en qué estado reaparece.