Borrar
Marc Márquez celebrando el podio conseguuido en la última carrera de MotoGP. AFP
Marc Márquez: «No sabía ver la realidad, me estaba chocando contra un muro y seguía»
Moto GP

Marc Márquez: «No sabía ver la realidad, me estaba chocando contra un muro y seguía»

El piloto de Gresini se ha sincerado en Dazn sobre su fichaje por Ducati, su cambio de mentalidad y sus opciones en el campeonato

Alberto Rubio

Miércoles, 10 de julio 2024, 13:42

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Han pasado cinco años desde el último mundial de Marc Marquez, en 2019 se vio la temporada más dominante de un piloto en la categoría reina. En 18 de las 19 carreras se subió al podió, doce veces en lo más alto y el resto fue segundo. Aquella temporada ganó su octavo campeonato de Moto GP con más de 150 puntos de ventaja sobre el segundo. Desde ese año los mundiales han estado muy apretados, decidiendose en las últimas carreras. La rivalidad entre Jorge Martín y Pecco Bagnaia parece que va a tener un desenlace similar al del año pasado, a falta de saber quién se llevará el pulso entre los dos, Márquez es el invitado inesperado a la fiesta.

En una entrevista en exclusiva para Dazn, el hexacampeón del mundo ha hablado sobre su posibilidad en el campeonato, su futuro en Ducati y como ha cambiado su mentalidad con respecto a años anteriores. A pesar de estar a 56 puntos del líder del campeonato, Bagnaia, Márquez es realista con sus opciones. «Si cuadro todo perfecto podré luchar por la victoria, pero si hay algo que se tuerce hay dos pilotos que están yendo por encima», ha comentado, sabiendo que Martín y el italiano están a otro nivel. «En estas dos últimas carreras, Pecco ha dado un pasito, está elevando el nivel y Martín está consiguiendo estar cerca de él».

Las probabilidades de que pueda ganar su séptimo campeonato este año son escasas. «He estado cerca, pero hay que ver la realidad, y es que como voy a estar en la pelea si vengo salvando los domingos. Hay dos pilotos, no uno, sino dos, que son constantemente más rápidos que nosotros y están quedando mejor».

De hecho, Márquez da como favorito a su futuro compañero de equipo para repetir entorchado, «tiene la estabilidad mental, que es muy importante, y los resultados. Está cogiendo inercia, que puede cambiar en dos carreras, pero ha cogido una inercia que da miedo». Al italiano le aconseja que se tome su fichaje por Ducati como un «reto personal», «Si fuese él lo afrontaría como, el piloto con más mundiales de la parrilla lo ponen a mi lado con la misma moto y voy a demostrar a la gente que le gano».

Nuevo equipo y cambio de 'chip'

Durante las últimas tres temporadas el nivel de Márquez descendió considerablemente. Y afuera por la moto, caídas que desembocaron en graves lesiones o simplemente errores de carrera. Este año, nuevo equipo, nueva vida. El de Cervera ha recuperado esa sonrisa tan característica suya y afirma que el año pasado cambió su forma de ver las cosas. «Me hizo cambiar la mentalidad en lo que restaba de temporada, tuve menos lesiones y menos rendimiento en pista, pero ha cambiado mucho todo en un año».

Siempre ha sido un piloto de raza, y para bien o para mal siempre ha corrido arriesgando, con el cuchillo entre los dientes. «Siempre seré un piloto que arriesga en pista, pero he sabido adaptarme a los fines de semana». Este año ha mejorado mucho en esa faceta, a pesar de haberse ido al suelo numerosas veces. El catalán es el piloto que más veces se ha caído en los últimos diez años, cuando debutó en Moto GP. Rozando las 200 caídas, prácticamente una por gran premio que disputa.

El duelo Martín-Márquez por Ducati

Durante los primeros meses de competición, parecía claro el fichaje de Jorge Martín por Ducati para 2025. Con el rendimiento del año pasado, en el que estuvo a punto de ser campeón del mundo, y los podios acumulados en las primeras carreras era cuestión de tiempo que se hiciese oficial.

Sin embargo, todo cambió a finales de mayo. En la escudería italiana vieron el gran ritmo de Márquez con la Gresini, la Ducati de 2023, y cambiaron de opinión. «Conmigo fueron muy claros, me dijeron que viendo mi progresión en las seis primeras carreras con la 2023 creían que lo podía hacer bien con la moto oficial y yo acepté».

El catalán no estaba contento con Gresini, pues no iban a tener los avances de la nueva moto de cara a esta temporada. Antes de la llamada de Ducati, llegó a barajar dar un giro radical a su carrera y cambiar de motorista al año que viene. «Las dos fábricas europeas lo están haciendo bien, era una opción real y factible». El año que viene será con Ducati, pero quién sabe si en el futuro acabará corriendo con Aprilia o KTM.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios