Marc Márquez. / Afp

GP de Portugal

Marc Márquez: «Estoy nervioso, con mariposas en el estómago»

El piloto catalán regresa a la competición en Portimao después de vivir nueve meses muy difíciles, con dudas incluso de si tendría un brazo normal

BORJA GONZALEZ

Marc Márquez vuelve a los circuitos del Mundial de MotoGP después de nueve meses de una lesión en el húmero complicada de la que tuvo que ser operado en tres ocasiones. Consciente de su situación, el piloto del Repsol Honda Team es precavido y todavía no piensa en su victoria. Su único objetivo es seguir dando pasos en su recuperación. Y reconoce estar «nervioso y con mariposas» en el estómago ante su regreso en El Algarve portugués.

Todos los aficionados esperaban con ansias su regreso a los circuitos. Se perdió las dos carreras inaugurales de la temporada en Catar pero, después del visto bueno de los médicos, Márquez ya está en Portimao. El de Cervera llegó el miércoles al circuito portugués, recibió el visto bueno de los medios para volver a la pista el viernes y este jueves compareció ante los periodistas.

«Es fantástico estar de vuelta, con todos vosotros. Ha sido muy difícil. Mañana llega el momento de dar el paso más importante de mi recuperación que es pilotar la MotoGP. La verdad es que estoy nervioso, con mariposas en el estómago que no son normales en mí. Sé que después del primer entrenamiento desaparecerán. Es el momento de volver a disfrutar sobre la moto«, afirmó el catalán.

«Hoy me he vuelto a encontrar con el equipo, con todos los japoneses porque a los españoles los vi en el test en España. No seré el mismo Marc desde el principio, necesito tiempo, aún estoy con la rehabilitación. Tiene una parte física, pero también una parte mental, estamos en ese proceso, pero estoy muy feliz de estar de vuelta», añadió en su esperada comparecencia.

Comentó lo duro que le ha resultado tener que ver las carreras desde casa: «Ha sido muy extraño, sobre todo al principio. Luego, a mitad de estos nueve meses ya era algo más normal, estaba ahí como un fan más viendo la tele, disfrutando«. Reconoció que le costó mucho no competir en las dos carreras celebradas en Catar. »Fue difícil tomar la decisión de no correr porque me sentía preparado, pero no estaba al cien por cien y los médicos decidieron pararme. Por supuesto, seguí su consejo«.

«Ha sido un período de nueve meses muy difíciles, con las dudas de si volvería a montar o si tendría un brazo normal, así que eso me ha resultado duro. Siempre he mantenido el optimismo, es lo que me ha ayudado. Las personas de mi entorno me han ayudado muchísimo a mantener la motivación y seguir con el objetivo», remarcó sobre todo este proceso.

¿Qué Marc veremos este fin de semana?: «Honestamente es que no puedo responder. Por supuesto, el primer objetivo es estar preparado o sentirme bien sobre la moto, eso es lo principal y la razón por la que estoy aquí, sin meterme más presión de objetivos concretos. Es verdad que otro interrogante para mí y el equipo es saber cómo reaccionará mi brazo y mi cuerpo a todo el fin de semana. No lo sé. Me gustaría sentirme más preparado. Lo mejor sería que mañana pudiera tener un test privado, pero no es una opción. Llegará el momento de pilotar la moto. Hemos adoptado la decisión con los médicos. En Catar estaban más hacia el sí que hacia el no, pero como no hubo decisión unánime optamos porque no. Aquí sí la hubo y optamos por venir».

¿Preparado mentalmente?: «Por supuesto que me siento listo para pilotar pero va a ser difícil porque en los últimos nueve meses he pilotado tres días la moto y en el último mes no la he cogido. Tengo muchas incógnitas sobre la reacción de mi cuerpo y el brazo, pero es un paso que pensamos que es el momento correcto para hacerlo. Sigo con la rehabilitación y estamos en la mejor categoría del mundo«.