Álex Rins celebra su mejor tiempo en los libres del viernes del GP de Catar. / KARIM JAAFAR / AFP

GP de Catar

Los españoles comienzan con fuerza en Losail

Rins, Fernández y Guevara comandan las tres cilindradas y Márquez, sin dolor, confirma una clara mejoría

BORJA GONZÁLEZ Losail (Catar)

Los pilotos españoles tuvieron un comienzo brillante en el primer día del Mundial de motociclismo 2022. En Moto3 Izan Guevara se marcó un tiempo fantástico, más de cuatro décimas más rápido que el del segundo clasificado, el británico John McPhee. Otro balear, Augusto Fernández, comandó la clasificación de Moto2, justo por delante del debutante Pedro Acosta, el flamante campeón de la cilindrada pequeña en el último curso. Y MotoGP cerró la poderosa jornada con cuatro españoles en los cuatro primeros puestos y con otros dos, los hermanos Aleix y Pol Espargaró, metidos también en el grupo de los diez primeros.

Un dato muy relevante una vez que por las peculiares condiciones del circuito de Losail es muy complicado que en el tercer entrenamiento libre de este sábado se puedan rebajar los registros del viernes por la tarde. Y empezar con seis pilotos metidos en la pelea por la pole se puede considerar como una muy buena señal. «Solo es el primer día, pero la verdad es que hemos hecho un gran trabajo, no solamente hoy sino toda la pretemporada. Hemos trabajado muy bien con Suzuki, que ha traído cosas interesantes, y esto es el resultado de este trabajo», analizaba el más rápido del día en MotoGP, Álex Rins, que confirmaba en la jornada inaugural lo apuntado durante el invierno. Rins finalizó primero y su compañero de equipo, Joan Mir, tercero, con una moto que ha pasado de la cola de la lista de las velocidades punta a la cabeza.

«A mí los sábados siempre me creaban mucha ansiedad intentar pasar el corte de la Q2 primero, y luego luchar por estar en segunda fila. Teníamos que hacer maravillas para conseguirlo. Y ahora parece que vamos mejor. Tenemos un ritmo para ganar la carrera y lo normal sería que también lo tuviéramos para hacer la pole», señalaba con firmeza el mallorquín, uno de los favoritos en la pelea por el título 2022. «Suzuki ha hecho un gran trabajo, porque el motor en las curvas no se comporta de manera diferente, lo que es complicado cuando traen un motor nuevo. Poco a poco estamos mejorando. Cuando traen algo nuevo que corre más, siempre tienes que ajustar el pilotaje y la forma de acelerar, pero, sinceramente, no hemos perdido la esencia de la Suzuki a la hora de hacer las curvas rápidas. La moto gira bien», destacó Rins.

Márquez, optimista

Entre las dos motos azules se colocó Marc Márquez, otro que sigue confirmando una clara mejoría, tanto en la parte física como en la que él puede controlar menos, la de la moto. Y esto en un circuito a priori poco favorable para su estilo de pilotaje. «Hoy he pilotado sin dolor, y es una buena señal, porque ya venía aquí muy optimista, porque me sentía bien en casa. No he notado ningún dolor y no puedo decir eso de 'no, hoy no...'. He pilotado bien, normal, y he hecho el máximo con lo que tenía y con lo que podía. Ahora la incógnita es qué pasará durante los demás días, que es normalmente donde sufría más el año pasado, pero hoy he pilotado mejor que todo el año pasado junto en cuanto a sensaciones», añadía Márquez dentro de la línea optimista en la que se está moviendo en el actual año. «Es verdad que el año pasado gané carreras, evidentemente, y ahora aquí la pregunta es saber si estoy bien, ¿por qué no ganar el domingo? A nivel de mis sensaciones voy mejorando y esto me hace estar contento ya que noto que voy para arriba», añadió el piloto de Repsol Honda.

El cuarteto de españoles lo cerró Jorge Martín, que ya fue capaz de subir al podio en Losail en su año de debut en la categoría, en una sesión que dio cierto respiro a Ducati, que ha comenzado la temporada con más dudas de las previstas. De hecho, Martín y su compañero Johann Zarco van a afrontar la temporada con lo preparado por la marca italiana para 2022, mientras que los dos oficiales, Pecco Bagnaia y Jack Miller, han optado por dar un paso hacia atrás y no usar las últimas novedades preparados por sus ingenieros. «En realidad estábamos usando el mejor paquete posible y la decisión llegó después del test de Mandalika», explicaba Bagnaia. «Permitidme un apunte: nadie habla de la elección de motor de los adversarios, pero todos se preocupan de qué hace Ducati. No quiero crear polémica. Debo decir que elijo la opción que prefiero, y creo que es mejor que lo que teníamos a finales de 2021», trataba de zanjar sobre las dudas acerca de su moto.