Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este miércoles 21 de febrero
Pecco Bagnaia, líder del Mundial de MotoGP. Jure Makovec (Afp)
Territorio Ducati

Territorio Ducati

El Mundial de MotoGP llega a su ecuador en Austria, donde este fin de semana se celebra la décima prueba de las veinte programadas en el calendario y en un trazado donde las motos italianas han dominado en el pasado

Jesús Gutiérrez

Madrid

Jueves, 17 de agosto 2023, 19:54

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Si hay un circuito en el que Ducati ha demostrado una superioridad aplastante en el pasado ese es el Red Bull Ring de Spielberg. Desde que el trazado austriaco regresó al calendario en 2016, una vez que fue comprado y renovado por el gigante de las bebidas energéticas, se convirtió en un coto privado para las potentes motos italianas. Su trazado, encajado a los pies de los Alpes, es de los más cortos del campeonato, con apenas once curvas, pero varios puntos de frenada donde las MotoGP prácticamente se detienen en seco. Dentro del argot del motor, a este tipo de trazados se les conoce como de 'stop and go' y siempre les ha ido como anillo al dedo a las Ducati, con una gran estabilidad en la frenada y muchos caballos en su motor para las aceleraciones desde parado.

La histórica victoria que logró aquí Andrea Iannone en 2016 ponía fin a una sequía de casi seis años sin victorias de Ducati en el Mundial e iniciaba una racha triunfante de las motos italianas en esta pista que también vio ganar vestidos de rojo a Andrea Dovizioso por partida triple, a Jorge Lorenzo, a Pecco Bagnaia y a Jorge Martín. Precisamente estos dos últimos nombres están en todas las quinielas como los principales favoritos.

Bagnaia y Martín son además primero y segundo en la clasificación provisional, con 41 puntos de renta para el vigente campeón de MotoGP. Ambos saben lo que es ganar con la Ducati en el Red Bull Ring, pero también lo habían conseguido previamente en las categorías pequeñas. Tan confiado se mostraba el piloto madrileño que no dudaba en apuntar que «el objetivo es ganar la carrera» y no estar pendiente tanto de recortar puntos en la clasificación. «No puedo fijarme en lo que haga Bagnaia en cada carrera porque me volvería loco. Tengo que pensar en mí».

Hay ocho Ducati en parrilla y cualquiera de ellas es candidato al menos a pisar el podio. Incluso para un piloto como Álex Márquez, al que este tipo de trazados no se le adapta tan bien. «No es un circuito muy favorable para mi estilo, porque los prefiero más fluidos, pero las rectas las ves de otra manera con la Ducati», explicaba el piloto de Cervera, recientemente renovado en su equipo para 2024.

Aleix y las KTM, las alternativas

Solo en dos ocasiones una moto no Ducati ha ganado en Austria y en ambos casos fue una KTM y en condiciones muy particulares, con lluvia haciendo acto de presencia. Pero no se puede descartar a las motos austriacas, que aparte de correr en casa, tienen este trazado como circuito de pruebas gracias a su fuerte vinculación con la marca de bebidas energéticas, y patio trasero de su fábrica, a pocos kilómetros de la pequeña localidad de Spielberg.

El siguiente nombre en el escalafón de favoritos sería el de Aleix Espargaró. Y eso que por los antecedentes, la pista austriaca no es una de las mejores para la Aprilia. Pero el catalán llega ultramotivado tras su espectacular victoria en el pasado gran premio de Gran Bretaña y así lo demostraba en la rueda de prensa previa al evento. «Austria ha sido la kryptonita de esta moto, pero si ahora mismo tuviera que escoger una pista sería esta, ya que llegamos en nuestro mejor momento después de haber sido muy fuerte en los últimos fines de semana».

Al que todavía no se le espera es a un Marc Márquez que con su discurso sigue manteniendo ese irreconocible perfil bajo. El ilerdense no dudó en apuntar que afronta la carrera con «cero expectativas» y sin pretender arriesgar más de la cuenta, al menos hasta que recupere la confianza perdida tras un doloroso inicio de temporada. Eso sí, volvió a recordar su «compromiso máximo» con Honda después de que se le volviese a vincular con KTM para la próxima temporada. «Hay una buena relación, pero no ha habido ningún acercamiento para llegar a algo más», dijo, aunque evitó cerrarse puertas en el futuro. «De momento tengo contrato el año que viene, en el 2025 ya veremos…».

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios