Mundial 2021

El regreso de público marca el Gran Premio de Cataluña

La séptima cita del campeonato llega tras el traumático GP de Italia, con la baja de última hora de Rins tras lesionarse este jueves

BORJA GONZÁLEZ Montmeló

El Gran Premio de Cataluña tiene un punto especial por partida triple. En primer lugar, porque se llega con el trauma sin resolver del fallecimiento de Jason Dupasquier el domingo de la pasada semana, noticia anunciada justo nada más terminar la carrera de Moto3, un mal trago con el que corrieron los pilotos de MotoGP, muchos de los cuales confesaron después haber preferido no hacerlo. En segundo lugar, porque este jueves se cumplieron cinco años del fallecimiento de Luis Salom, en el circuito de Barcelona-Cataluña, una triste efeméride que llega en un complicado momento. En tercer lugar, y para poner luz en estos momentos, será un evento especial por la presencia de público, aún sin conocerse la cifra exacta, pero con un máximo permitido de 24.000 personas, una buenísima noticia para un deporte que cambia de color con los aficionados en las gradas.

«Es normal y fantástico para todo el mundo que haya público, es un paso natural y son muy buenas noticias. Es bueno que sea en España, en Barcelona. Lo hemos visto en el fútbol y poco a poco se van abriendo las puertas. Un circuito es mucho más grande que un campo de fútbol, pero estoy muy contento de que se pueda estar ya en los circuitos», afirmaba Marc Márquez este jueves, después de que no haya habido aún espectadores en las primeras seis pruebas de 2021, después de que en 2020 se hiciesen experimentos en Misano (Italia) y Le Mans (Francia), pruebas disputadas después del verano.

«En Misano fue la primera carrera en la que hubo aficionados y, aunque no haya tantos como estamos acostumbrados a ver, la verdad es que es muy agradable verlos y sentir su apoyo. Si tenemos algo que celebrar, siempre gusta poderlo compartir con los aficionados», señalaba Fabio Quartararo, líder de MotoGP y que busca consolidar su posición de jefe de la categoría en un trazado que se le suele dar muy bien. «Este es un circuito que me encanta. Ya en Moto3 pilotaba muy bien, en Moto2 logré aquí mi primera victoria, y también en los dos años de MotoGP me ha ido muy bien: un podio y una victoria», explicaba este jueves en referencia a su triunfo en la última visita a un escenario en el que Joan Mir, tercero en Mugello, cruzó la meta en segunda posición. Por delante de Álex Rins, que no podrá competir este fin de semana tras fracturarse el radio del brazo derecho entrenando en bici en el mismo circuito en la jornada previa al inicio de los entrenamientos. «Nosotros debemos explotar nuestros puntos fuertes», analizaba el defensor del título. «Sabemos que la Suzuki gestiona muy bien el tema de la goma o que sus pilotos lo sabemos gestionar. El año pasado demostramos buen potencial. Es un buen circuito para empezar a recortar puntos o para hacer un buen resultado», comentó Mir. En aquella carrera el mallorquín terminó a menos de un segundo de Quartararo, después de recortarle en las últimas vueltas casi tres segundos y medio.

Vuelve Jorge Martín

Esto en un fin de semana que tendrá la buena noticia de la reaparición de Jorge Martín, ausente en las últimas cuatro carreras tras un brutal accidente en el Gran Premio de Portugal. «No sé exactamente lo que le pasó a Marc, pero se perdió muchas carreras», apuntaba el madrileño cuando se comparaba su baja con la de Márquez. «Quizás sin su ejemplo hubiese regresado en Mugello. Recuerdo que dijo 'tenemos muchas carreras por delante pero solo un cuerpo', lo escuché y la verdad que llevaba mucha razón. Decidí esperar por eso para que los médicos lo tuvieran del todo claro». Martín, pole en la segunda carrera de Catar, en la que acabó tercero, reiniciará su adaptación a la clase reina desde este viernes, consciente, como no se cansa de explicar Márquez, de lo difícil que es regresar en un deporte tan exigente.

«Cuando vuelves lo que sientes es que estás preparado para regresar, pero lo que más me ha sorprendido es lo exigente que es una moto de MotoGP. A veces parece que se te olvida, pero luego cuando te subes a la moto tienes todas esas fuerzas laterales que no puedes asemejar o emular en el gimnasio y sí que podía dar muchas vueltas con una moto de calle, pero en cambio con la MotoGP no podía dar muchas con mi estilo agresivo y ese es el tipo de cosas que se te olvida cuando estás en casa. Son exigentes, estás con las mejores motos y los mejores pilotos y al final necesitas estar al cien por cien para pensar en hacer algo positivo», reconocía el piloto del Repsol Honda.