George Russell celebra la pole lograda este sábado en el circuito de Hungaroring. / Reuters (Bernadett Szabo)

GP de Hungría

Russell arrebata la pole a Sainz y confirma que Mercedes ha vuelto

El británico logra por primera vez en su carrera la primera plaza de la parrilla y deja con la miel en los labios al madrileño, con Alonso sexto

DAVID SÁNCHEZ DE CASTRO Madrid

Ya en 2021 quedó claro que el Gran Premio de Hungría, sin ser ni mucho menos el más esperado del año, podía deparar sorpresas. Si la temporada pasada le dio la primera victoria de su vida a Esteban Ocon, este año acabará como poco con la primera pole en la carrera deportiva de George Russell. El talento británico ha demostrado que es un competidor nato. Bautizado 'míster consistencia' por la espectacular racha de 'top 5' con la que comenzó la temporada, este sábado logró un memorable tiempo en la Q3 que no solo le permite estrenar su casillero de poles, sino que además confirma lo que muchos equipos temían: Mercedes ya está aquí.

Tras un inicio muy complicado, los responsables de las 'flechas plateadas' han logrado recuperar el camino. No sin problemas y con serias dudas con respecto al W13, que han provocado que Lewis Hamilton tenga la peor racha sin victorias desde que empezó en Fórmula 1 -acumula 13 y subiendo-, los progresivos parches y actualizaciones que han ido implementando han funcionado razonablemente. Hasta darle a Russell la herramienta necesaria para superar a los Ferrari.

Si en Mercedes era todo alegría, para los hombres de la Scuderia no había consuelo. La clasificación acabó con Max Verstappen décimo por una avería en la unidad de potencia de su Red Bull, lo que da una sensación de oportunidad perdida para los de Maranello. No tanto porque no puedan lograr un gran resultado este domingo, sino porque una vez más desaprovechan un fallo de los grandes dominadores para intentar recortar. Carlos Sainz se quedó a menos de media décima.

El rendimiento del madrileño fue más que destacable. Fiable durante la primera mitad de la sesión, nada más comenzar la Q3 se sacó el mejor crono del fin de semana con solvencia. Fue el único en mejorar los tiempos de la Q2, lo que invitaba a ser optimistas sobre una posible segunda pole, y esta vez de ley sin ningún tipo de condicionantes. Con la mejora de su crono en el segundo intento, Verstappen ya descartado de la pelea y Charles Leclerc sin mejorar su tiempo, parecía que iba a ser suya. pero Sainz vio cómo George Russell empezaba a marcar parciales en verde. Sin llegar a hacer récord en ninguno de los sectores, el británico sí fue lo suficientemente rápido como para mejorar la vuelta total del madrileño por solo 44 milésimas.

Sainz no podía ocultar su decepción. Lejos de echar balones fuera, el español asumió la culpa por no hacer una vuelta perfecta. «Durante la clasificación hemos ido dando pasos en la dirección adecuada, cogiendo más confianza con el coche. Pero, claramente, esa segunda vuelta de la Q3 no ha sido especial y no ha sido suficiente para lograr la pole. Con una vuelta perfecta, sin duda habría estado ahí arriba», lamentó.

La pole de Russell le mete como un candidato más a ganar este domingo, y además puede incluso suponer un pequeño terremoto en el 'statu quo' en Mercedes. Aunque Hamilton tuvo un problema en el DRS, eso no explica que su compañero le endosara casi siete décimas y media y menos en un circuito corto como este de menos de minuto y medio por vuelta. Si además logra la victoria este domingo, quizá el heptacampeón empiece a mirar con más sospechas al box de al lado.

El 'gatillazo' de Alonso

Durante buena parte de la clasificación los pilotos miraron al cielo. Los libres de la mañana se disputaron con la pista mojada, lo que propició que el inconcebible Nicholas Latifi acabara primero, por lo que muchos desearon que jarreara en la tanda definitiva como si fuera el valle del Naranjo de Bulnes asturiano que tanto conoce Fernando Alonso. El español, pese a que la sesión se disputó en seco, sí dejó cotas de brillo. En la Q2 logró un memorable segundo crono que hizo pensar que podría estar en la lucha por la parte alta de la clasificación en los últimos minutos, pero no pudo. De hecho, Alonso fue uno de los que empeoró su crono en la Q3 (también aumentó el viento, pero eso no lo explica todo) y se tuvo que conformar al final con una gris sexta plaza en la parrilla que realmente es su lugar natural.

«El objetivo era estar entre los diez primeros», se conformaba Alonso, que saldrá por detrás de su compañero Esteban Ocon, pero que ve claro quiénes serán sus rivales: los McLaren. «Lando (Norris) sale delante. Veremos qué podemos hacer. Salgo por la parte sucia también, así que habrá que defenderse un poco en la salida», advirtió Alonso.