Fernando Alonso durante una comparecencia esta semana en el Gran Premio de Bélgica. / EP

Gran Premio de Bélgica

Alonso culpa a Hamilton y a Alpine

El asturiano admite que la carrera quedó marcada por el toque con el británico en la salida, pero también por la mala estrategia de su equipo

DAVID SÁNCHEZ DE CASTRO Madrid

Fernando Alonso estaba conforme pero no contento con su resultado en el GP de Bélgica de Fórmula 1. El asturiano finalizó quinto en una prueba en la que durante unos metros llegó a ir segundo, lo que hace que ese resultado sea, aunque positivo (afianza el cuarto puesto de Alpine en el Mundial de constructores), algo corto.

El toque con Lewis Hamilton fue determinante, pero no el único motivo por el que el resultado no fue el mejor posible. «Salíamos terceros y acabar quintos está bien porque pensábamos acabar un poco más atrás. Ha sido más difícil de lo que pensábamos, por la salida y luego la estrategia, ya que siempre paramos muy pronto. Nos costó llegar a la bandera de cuadros», señalaba directamente al muro de Alpine. Total, ya no tiene que contenerse, así que este tipo de quejas serán constantes hasta final de temporada.

Sobre el accidente con Hamilton, Alonso no cargó mucho las tintas sobre el que fuera su compañero en McLaren en 2007. «Cerrar la puerta de esa manera en la primera vuelta, me sorprendió un poco», dijo sobre el toque, aunque lo dejó ahí. La mejor noticia para Alonso es que sigue sumando y van nueve carreras seguidas en los puntos. «La consistencia está siendo muy buena y el ritmo también, nos movemos en carreras bastante cómodas, con margen con los de atrás. A seguir así», deseó.

Sainz: «Red Bull está en otra liga»

Desde el mismo sábado, Carlos Sainz era consciente de que no iba a poder sujetar mucho a Max Verstappen y a Sergio Pérez si el primero remontaba rápido y el segundo le achuchaba. En la cita de este domingo se confirmó, algo que ya hace que el neerlandés haga cuentas para ser campeón en apenas un mes.

«Las primeras dos vueltas fueron fuertes, pero con alta degradación estábamos degradando más de lo que debíamos. Tendremos que aprender, porque no hemos sido tan competitivos aquí, Red Bull está en otra lig», dijo Sainz tras la carrera.

Más allá de sus rivales, para el español fue un domingo más difícil de lo previsto. «No me esperaba que fuese una carrera tan sufrida, esperaba una oportunidad de defendernos. Red Bull tenía menos degradación, eran más rápidos en recta, nos han metido mucho por vuelta. Sabe un poco mal después de la pole y estar por delante las dos primeras vueltas», dijo, antes de echar un capote a su equipo calificando de «ejecución perfecta» la actuación del muro de Ferrari.