Borrar
El Palmero, en acción aquel día sobre la arena y ante la mirada del público.
La memorable tarde en la que Gran Canaria venció a Tenerife en el terrero y en el césped

La memorable tarde en la que Gran Canaria venció a Tenerife en el terrero y en el césped

El 25 de abril de 1954 la selección insular batió a la de la isla vecina en el Campo España... Y la UD ascendió a Primera en el Rodríguez López

PEDRO REYES

Las Palmas de Gran Canaria

Domingo, 6 de junio 2021, 07:54

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El día 25 de abril de 1954 será siempre recordado por los aficionados a los dos deportes mayoritarios en la isla de Gran Canaria, en la década de los cincuenta del siglo pasado, el fútbol y la lucha canaria, pues en la misma tarde se dieron dos acontecimientos que a la postre serían históricos.

Toda la semana anterior, los medios de comunicación se hacían eco del trascendental e importante partido entre la UD Las Palmas y el CD Tenerife, que se iba a disputar en el Heliodoro Rodríguez López, pues a los amarillos le faltaba un punto para lograr su segundo ascenso a la Primera División. Mientras esto ocurría, el ayuntamiento de la ciudad organizaba, con motivo de la incorporación de Canarias a la corona de Castilla, una luchada en la capital grancanaria entre la selección de Tenerife, que por primera vez vendría al completo, con sus mejores bregadores, algo no había pasado hasta la fecha, y la de Gran Canaria, aunque la confusión entre Gran Canaria y Las Palmas era evidente-, también con sus mejores hombres. El periódico Falange escribía en sus páginas dos días antes: «El apoyo de la corporación municipal hará posible esta luchada pues sufraga todos los gastos de la selección de Tenerife. De otra manera sería imposible, pues la empresa privada, económicamente, no puede afrontarlos».

La opción de ver a los mejores luchadores de ambas islas en una apasionante tarde, mientras en Tenerife se jugaba el ascenso en fútbol, lo convirtió en un domingo apasionante e histórico. Los medios de comunicación se centraron en la pelota, a excepción de Falange que seguía apostando también por el vernáculo deporte.

Los días previos ya se anunciaba que con Tenerife vendrían los mejores luchadores de la isla por primera vez, entre los que destacaban su capitán, José Pérez Picar, el Pollo de las Mercedes, quien, además, era el vigente campeón provincial individual y Gregorio Dorta, el subcampeón, además de otros grandes bregadores como Pollo de Valle Guerra, el Chaval o Felipe del Castillo.

Por su parte Gran Canaria, también tendría a su equipo de gala, capitaneado, por Alfredo Martín, El Palmero, con el Pollo de Anzo y Manolín, un tridente de lo mejor de la época, a los que acompañarían los Hermenegildo, Borito, Félix Reyes, Florencio Méndez, Pollo de la Plaza, Vicente Cabrera o el joven, Orlando Sánchez, el Estudiante, entre otros.

Mientras los Pepín, Juanono, Beltrán, Torres, Villota, Beneyto, Gallardo, Peña, Villar, Ricardito y Macario hacían historia en Tenerife, empatando a cero y logrando el punto que les faltaba para el ascenso a la máxima categoría, en el Campo España se desarrollaba el mejor encuentro de lucha que se podía ver en esas fechas y que llenó el recinto capitalino a reventar.

Héroe inesperado

El evento tuvo un giro y a unos luchadores protagonistas inesperados, como fue el caso de Florencio Méndez, Pollo de la Plaza, quien, a la postre, se convertía en el héroe y el hombre que posibilitaba el triunfo de Gran Canaria, cuando ya nadie lo esperaba, pues batía a los mejores bregadores tinerfeños en el instante en el que los puntales locales estaban ya fuera de la luchada.

De todos los numerosos medios escritos que existían en la isla: Falange, Hoja del Lunes, La Provincia, Diario de Las Palmas, Canarias Deportiva y Roque Nublo, solo el primero y el bisemanal Canarias Deportiva, escribieron en sus páginas crónicas la luchada, pues el resto estaba exclusivamente centrado en el ascenso de la UD Las Palmas.

«El domingo fue tarde inolvidable para el deporte netamente canario y el campo España presentó el mayor lleno de la temporada». Así comenzaba la crónica de la luchada de selecciones el periódico Falange.

A la vez que el guardameta Pepín y los suyos aguantaba las embestidas de un Tenerife que intentaba por todos los medios que la UD Las Palmas no ascendiera en su estadio, la luchada tenía tres momentos diferentes importantes y decisivos.

Ritmo trepidante

Los representantes de la selección grancanaria pusieron la directa en las primeras sillas con un contundente 9-3. Falange lo contaba así dos días después: «En la soleada tarde rompen el fuego Gutiérrez por Tenerife y Félix Reyes. La primera es para el canario por burra, la siguiente revuelta y en las dos restantes vence el chicharrero por cango y traspiés. 0-1 Tenerife.

Salen luego el Pollo de los Reyes por Las Palmas y F. Guillama, ganando el nuestro por cogida de muslo y toque para atrás, aunque el de Tenerife le dio la segunda por un habilidoso desvío echado con la cabeza en el abdomen. 1-1.

Al Pollo de los Reyes se le enfrenta J. Ramón, que es vencido por contra cogida de muslo y cango. 2-1 Las Palmas.

Orlando pisa la arena al compás de los aplausos para contender con M. Gutiérrez. La primera la gana el tinerfeño por traspiés, pero después lo tumba Orlando por burra y cadera. 3-1 Las Palmas.

El ambiente se va animando y Capitanito II, de Tenerife elimina con rapidez al Pollo de los Reyes por pardelera - su lucha favorita- y burra. 3-2.

El Chaval cae a los pies de Orlando por cango y burra, siendo la primera lucha muy celebrada. 4-2.

Lito, con su peculiar estilo y sus no menos peculiares luchas vence a Capitanito por cadera y contrapardelera, aunque cae en la primera por levantada. 5-2.

Orlando tumba a Isaac Ramos por burra girada y contra de toque para atrás. Aplausos en abundancia para el fino luchador. 6-2.

Por el equipo de Tenerife sale mateo Rodríguez al que tira Lito por pardelera y cadera, perdiendo la segunda por burra. 7-2.

Felipe del Castillo se opone a Orlando. La primera es de éste por la contra cogida de muslo, pero cae luego por cogida de muslo en ambas. 7-3.

La artillería pesada ya ha empezado a funcionar. Hermenegildo con su célebre cucharón p' lante tira al Pollo de las Canteras. 8-3.

El Palmero por desvío muy espectacular y empujón con mano a la camisa se desprende de Felipe del Castillo. 9-3».

Reacción

La segunda parte de la luchada comenzaba cuando los tinerfeños reaccionando con sus mejores hombres ante el vendaval que se les había venido encima y así lo contaba el citado rotativo. «Hasta aquí se presentaba la cosa clara, pero veamos cómo se oscureció.

Hermenegildo cae a manos del Pollo de las Mercedes, pero vence en la primera por cucharón. 9-4.

Gregorio Dorta, luchando toscamente, pero con mucho corazón, vence al Palmero por levantada y cango. Muy mal por el Palmero y primer fallo del equipo. 9-5.

Manolín sale al terrero y los anfitriones esperan su victoria airosa para enderezar la luchada, más el Pollo de las Mercedes lo elimina por el contra de pardelera y cogida de muslo. Segundo fallo. 9-6

Gregorio Dorta por contra burra y pardelera, elimina al Pollo de Anzo. Tercer fallo. 9-7».

El final de la luchada fue sorprendente por los contendientes que quedaban y así lo vio el periódico en su información. «Con el trío de fallos, la papeleta se resolvió de la siguiente manera:

Florencio Méndez, con pundonor, serenidad y arte, quita del terrero al Pollo de las Mercedes por sacón de camisa y contra cogida de muslo. El público puesto en pie aplaude emocionado. 10-7.

Vicente Cabrera vence a José Melián, el Estudiante, por desvío y contra de cogida de muslo.11-7.

Gregorio Dorta tira a Vicente Cabrera por el contra de pardelera y cadera, además de al Guajiro, por cadera y burra.11-9.

Florencio Méndez se desprende de Gregorio Dorta por cogida de muslo con cango y contra de cadera. 12-9».

Polémica añadida

El bisemanario Canarias Deportiva resumía la luchada de esta manera: «Florencio dio el triunfo a Las Palmas cuando se presumía una derrota al caer nuestros puntales. Esto nos demuestra que hoy en día poseemos un plantel de luchadores nuevos en los cuales se puede hacer confianza en caso de apuros».

Y de la entrega de trofeos: «La selección de Las Palmas logró el trofeo ciudad de Las Palmas de Gran Canaria como vencedor; Gregorio Dorta, de Tenerife, se adjudicó el trofeo al luchador que más hombres tiro; Orlando Sánchez, Pollo de Las Canteras, al de las luchadas más espectaculares y Juan Rodríguez ganó el trofeo en el desafío de dos aficionados. Arbitro Juan Martín, sin complicaciones».

Por su parte, Falange tiraba de ironía: «La Copa al luchador más espectacular fue entregada a Orlando y nosotros no nos oponemos, teniendo en cuenta que Florencio Méndez fue el que enderezó la luchada, venciendo con vistosidad y elegancia al campeón y subcampeón de Tenerife, que habían eliminado a Hermenegildo, Manolín, Palmero y Pollo de Anzo, era justo que tuviera un premio que se le negó».

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios