Más difícil todavía para la UD: sin Sergio Araujo ni Juan Cala

05/01/2019

La Unión Deportiva Las Palmas no podrá contar con dos de sus jugadores más importantes en el estreno de 2019 ante el Rayo Majadahonda y en un compromiso en el que no hay margen de error.

ignacio s. acedo las palmas de gran canaria

Sin Araujo, que no regresará de Argentina hasta la semana que viene, y, también, sin Cala, con molestias que le impedirán llegar a tiempo para la cita inaugural del año ante el Rayo Majadahonda. Con estas dos bajas, que condicionan al equipo de manera mayúscula, al tratarse de dos bajas capitales, afronta la UD la visita al Cerro del Espino, compromiso en el que las urgencias son máximas tras nueve jornadas consecutivas sin ganar y con las distancias que hay en la tabla clasificatoria.

Paco Herrera se verá obligado, por tanto, a variar el once más de lo previsto y por estas contingencias. Si acabó 2018 sabiendo que perdería por largo tiempo a Ruiz de Galarreta y Danny Blum, dos de sus piezas favoritas, ahora se le caen otros titularísimos, acaso de los más importantes por experiencia y prestaciones.

La plantilla ofrece opciones pero Herrera considera que Cala y Araujo están un escalón por encima del resto en sus demarcaciones, por lo que no oculta su preocupación y más en una coyuntura sin margen de error y en la que, por encima de todo, se demandan triunfos. Deivid o Eric Curbelo en el centro de la zaga y Rafa Mir como acompañante de Rubén parecen las alternativas más naturales, aunque no se descartan otras variantes.

Araujo, con permiso del club para arreglar asuntos burocráticos, no volverá antes del 8 de enero, según ha trasladado ya al club, circunstancia que ha causado enorme incomodidad en el cuerpo técnico, que no preveía tanta demora en unas gestiones del todo inoportunas en estos momentos por el perjuicio que puede causar al equipo. Nadie preveía este retraso que, además, repercute para mal en el estado físico de un jugador fuera de la dinámica del grupo con el calendario en curso y que, en su retorno, puede acusar esta anomalía.

En el caso de Cala, los esfuerzos se van a centrar en que pueda estar disponible para lo antes posible, si bien parece complicado que pueda estar ante el Atlético Osasuna, dentro de una semana en el Gran Canaria.