Los miembros del Zuleyka, orgullosos en la presentación del nuevo barquillo. / c7

El Zuleyka vuelve a la vida

Un reboso en Las Canteras destrozó su casco, pero el Real Club Victoria ha costeado la construcción de un nuevo barco

PEDRO GARCÍA Las Palmas de Gran Canaria

La flota de barquillos sigue creciendo en Gran Canaria. Esta temporada compartirán campo de regatas en instalaciones con los botes de Vela Latina Canaria. Y el Zuleyka vuelve a navegar, una embarcación cargada de sentimiento y recuerdos, que cuenta con el máximo apoyo y respaldo del Real Club Victoria.

La Escuela de Vela del histórico club de Las Canteras siempre ha apostado por la promoción y divulgación de la vela. En la actualidad cuenta con dos embarcaciones de cinco metros, el Jan Frasco, cedido a la isla de La Palma, y el Zuleyka, que compite con orgullo para el Real Club Victoria en las distintas competiciones, tanto insulares como regionales.

El Zuleyka tiene un amplio palmarés en campeonatos insulares y es considerado un barco de leyenda, puesto que ha sido el único barquillo que logró unir las dos principales capitales del archipiélago: de Las Palmas de Gran Canaria con la de Santa Cruz de Tenerife, con motivo del I Centenario del Real Club Victoria, en agosto de 2010.

Una travesía que fue toda una odisea, debido a las fuertes condiciones climatológicas con olas de más de tres metros y vientos de hasta 30 nudos. Pocos días después, mientras estaba fondeado, un fuerte reboso en la playa de Las Canteras provocó serios desperfectos en la embarcación, pero el club Victoria ha realizado un gran esfuerzo para contar con otro nuevo y flamante barco construido en Lanzarote para seguir recordando la memoria de Zuleyka.

El nuevo Zuleyka fue presentado el pasado miércoles en el Muelle Deportivo en un emotivo acto que contó con la presencia de Bernardo Salom, presidente de la Federación de Vela Latina Canaria, y de Francisco Medina, presidente del Real Club Victoria. José Ortega, padre de Zuleyka, fue el encargado de 'bautizar' la nueva embarcación junto a sus patrones, Jorge Vega, Héctor Acevedo, y José María Ponce, además de los tripulantes; Josué, Fran, Alexander, Héctor y Juan Antonio (Jota) y Narciso, comodoro del club.